Santa Fe

Los cuestionamientos a Degano que se refrendaron en la Justicia

“No puede distinguirse si sus palabras provienen del secretario de Deportes, el presidente de la Fundación Línea Vital, o del organizador de la Santa Fe-Coronda”, ratificó el profesor Raúl Strnad.

Miércoles 07 de Diciembre de 2011

En aquel año 2006, cuando Diario UNO publicó la investigación sobre los manejos irregulares de los subsidios en la Secretaría de Deportes de la provincia, no era el único cuestionamiento que emergía respecto de la gestión del empresario de eventos y campeón de Aguas Abiertas.

El 23 de marzo de ese año, la comisión directiva del Club de Gimnasia y Esgrima de Santa Fe junto al pleno de la subcomisión de Natación, el cuerpo técnico de la entidad y el profesor Raúl Néstor Strnad, daban a conocer un durísimo pronunciamiento público respecto de algunas actitudes e inconductas de Degano, que de alguna manera planteaban la zona gris desde la cual actuaba el nadador y que luego fue puesta en perspectiva por la investigación de Diario UNO.

En virtud de ello, por la claridad de conceptos y el sentido de pertinencia de cada palabra pronunciada, el profesor Raúl Strnad fue propuesto como testigo por Diario UNO en el marco de la querella penal impulsada por el nadador. Strnad ratificó ante el juez Candioti, en su totalidad, aquella solicitada.

“No puede distinguirse si las palabras del señor Diego Degano provienen del subsecretario de Deportes de la Provincia, del presidente de la Fundación Línea Vital, del organizador económico de la Maratón, del comentarista profesional de un canal de televisión local o del ex nadador pero, atento al rol oficial del cargo gubernamental que posee, las mismas adquieren una gravedad manifiesta”.

Aquí no se referían ni a los subsidios que entregó a la Fundación Línea Vital que presidía, ni a la decisión de implementar un plan de enseñanza de natación con recursos del Estado pero contratando las instalaciones que él mismo explotaba en el club Unión, ni los aportes que recibía su socio comercial, Marcelo Micocci en su rol de integrante del Comité Organizador de la Maratón Acuática Santa Fe-Coronda, acciones que en su totalidad coincidirían con el párrafo anterior exhibiendo una inmejorable precisión.

La gente de Gimnasia y Esgrima y entre ellos, el reputadísimo docente de la disciplina Raúl Strnad, le reclamaba a Degano la falta de apoyo a sus colegas y la crítica devastadora que ejercía sobre los nadadores santafesinos, siendo él la máxima autoridad provincial en materia deportiva.

“Nuestros nadadores luchan y entrenan cada día para superarse y dar batalla a una disciplina cada vez más competitiva y de alto nivel –superada ampliamente a la de su época como nadador en esta categoría– no recibiendo de la Secretaría de Deportes de esta provincia ningún tipo de apoyo económico para sufragar los gastos que conlleva la preparación física, ni de respaldo con medios científicos y tecnológicos a los cuales ese organismo del Estado tiene acceso. Tampoco podemos hablar de la colaboración para sufragar gastos de viajes internacionales, ya que este apoyo siempre debe ser buscado en ámbitos ajenos a esa Subsecretaría”, reclamaban en aquel marzo de 2006.

Falta de ética

“El mismo día que nadadores de nuestra Institución se encontraban compitiendo con la selección argentina en Colombia y obtenían medallas (Luciano Sales Rubio y Joaquín Belza) (...) el señor Diego Degano, subsecretario de Deportes de la Provincia de Santa Fe, “triunfaba” en una carrera de natación en la ciudad de Bariloche y se quedaba con un premio de 3.000 dólares, los que fueron entregados por el mismo intendente de dicha ciudad (ver foto en www.elcordillerano.com.ar suplemento día 7 de marzo), donde lo impune y auténtico de su accionar nos exime de mayores comentarios”.

Si algo le faltaba demostrar a Degano, por entonces, era su desapego total a las formalidades que le imponía su rol público. Esto es, la imposibilidad de participar en competencias que tuvieran un rédito económico, no reportar a sus superiores del episodio –ni el haber ganado el premio ya que lo tendría que haber donado– todos estos episodios ganaron en masividad cuando los reportó Diario UNO, en un derrotero que primero generó una amplia repercusión en el ámbito legislativo, luego en el periodístico y terminó con la renuncia del funcionario.

“Sería bueno que el señor subsecretario de Deportes de la Provincia, se mire un poco a sí mismo, pero no en su espejo, sino hacia su interior, y casi seguro encontrará que ha sido un buen nadador, pero muchas materias aparentan haberle quedado pendientes como el de la honorabilidad”, dice el documento en cuya redacción colaboró Strnad y tres años después ratificó en la Justicia.

El profesor Strnad compareció como testigo el 19 de junio de 2009 y en la audiencia dijo conocer a Degano desde el año 1983. Una persona a la que sin duda alguna, le sobraba conocimiento del personaje para ratificar una frase lapidaria en Tribunales: “A diferencia del señor Degano para quien pareciera que el deporte es sinónimo de dinero y negocios, y quien niega sistemáticamente el apoyo a sus deportistas, los nadadores de esta ilustre y centenaria institución que es Gimnasia y Esgrima de Santa Fe, dicen «Sí presente», por la natación, por su ciudad, por su provincia y por su país”. Strnad, volvió a subrayar en su declaración el malestar que le causó la participación de Degano en esa competencia en Bariloche. Era impropia para un funcionario público.

¿Te gustó la nota?