En conflicto

Paros, internas gremiales y deudas: el Concejo pone la lupa en la recolección de residuos

Los concejales quieren saber a cuánto asciende la deuda municipal con las empresas Cliba y Urbafé. El servicio, que se lleva casi el 15% del presupuesto de todo un año, registró inconvenientes durante toda la semana

Jueves 05 de Septiembre de 2019

Los problemas que registra el servicio de recolección de residuos en la ciudad estuvo en la agenda del Concejo este jueves. Los inconvenientes, que comenzaron a principios de esta semana, se agudizaron miércoles y jueves, cuando los trabajadores de uno de los turnos de la empresa Cliba iniciaron un paro por no tener acreditado el salario de agosto.

El escenario es complejo y presenta varias aristas. Por un lado el económico; las empresas prestatarias (Cliba y Urbafé) le reclaman al municipio una deuda (que según versiones extraoficiales de concejales de la oposición) superaría los 200 millones de pesos.

En ese sentido, el propio intendente José Corral planteó que el cumplimiento de los gastos corrientes se demora debido a la retención de recursos que realiza el gobierno provincial; deuda que según el ministro de Economía de la provincia, Gonzalo Saglione, no existe.

La cuestión gremial es otro punto; diferentes facciones sindicales dentro de las compañías generan confusión y desinformación. La calidad del servicio es otro aspecto a tener en cuenta; son los propios vecinos quienes advierten que el mismo es deficiente.

Los recursos anuales que se lleva este servicio grafican de algún modo su importancia. El gobierno municipal destina por año 981 millones de pesos, ese fue el presupuesto de este año para la recolección de residuos. Representa casi el 15 por ciento del presupuesto municipal, estimado (a finales del 2018) en 6.929 millones de pesos.

Según Mariano Cejas, secretario de Ambiente Municipal, "el municipio viene haciendo pagos", aunque advirtió: "Son públicas y notorias las dificultades que hay en todos los ámbitos de gobierno, desde lo nacional, provincial, local". Luego insistió: "El municipio viene haciendo esfuerzos".

"Entendemos que la empresa (por Cliba) tiene buena voluntad y parte de los trabajadores también lo han entendido así. Por eso apelamos a la razonabilidad. La empresa ha dado garantías de que tendrán depositado el sueldo (para este viernes). Así que esperamos que se pueda restablecer el servicio en lo que queda del día o mañana", expresó en declaraciones a la emisora LT10.

La complejidad económica-financiera planteada por Cejas se da en un contexto particular: el de una transición de un gobierno de un color político a otro. Mientras la actual gestión le reclama a la provincia una deuda por 500 millones de pesos (que la casa Gris desconoce) concejales de la actual oposición, que serán oficialistas a partir del 10 diciembre, piden cuentas claras.

El concejal Leandro González presentó un pedido de informes, acompañado por sus pares del Frente Progresista, para conocer el estado actual del contrato del municipio con las empresas que prestan el servicio de recolección de residuos ante “reiteradas irregularidades denunciadas por usuarios y trabajadores”.

"Es uno de los temas más complejos, desde el punto de vista social. Un buen o mal sistema de recolección genera una situación relevante en los distintos barrios de la ciudad", subrayó el edil.

Y agregó: "Sabemos que cuando la situación es negativa, las consecuencias son importantes. En este caso también, desde el punto de vista económico. Porque son más de 980 millones de pesos que la ciudad invierte en el sistema de recolección de residuos"

Comento que "desde hace un tiempo vemos y nos llegan a las oficinas del Concejo, también desde diferentes medios de comunicación, relatos en relación al decaimiento que ha tenido el sistema en general en los distintos barrios".

"Hemos planteado un pedido de informe, acompañado por las distintas bancadas, para que el Ejecutivo informe sobre el estado de situación actual, que informe si hay deudas con la empresa prestataria del servicio", continuó.

También pidió que el municipio brinde detalles "acerque de la vinculación jurídica. Es decir, el contrato existente entre las empresas prestatarias y el Ejecutivo municipal". Y finalizó: "Es de público conocimiento las situaciones de conflicto que periódicamente se viven entre las empresas y el municipio. Por información extraoficial que tenemos hay una deuda que holgadamente supera los 200 millones de pesos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario