Bajante del Río 2021

Río Paraná: "La bajante va a irse agravando"

Lo sostuvo el geólogo, docente de la UNL e investigador del Conicet, Carlos Ramonell sobre la bajante del Paraná. "Varios especialistas lo veníamos anunciando"

Sábado 31 de Julio de 2021

El pasado 15 de junio el Instituto Nacional del Agua (INA) publicó un informe que indica que “es alta la probabilidad de un agravamiento de la bajante en el río Paraná”, ya que el registro actual se acerca al peor promedio mensual en más de cincuenta años. El Gobierno formalizó el 26 de julio la declaración del "estado de emergencia hídrica" por 180 días en la región de la cuenca del río Paraná que afecta a las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Misiones y Buenos Aires.

Carlos Ramonell, investigador del Conicet, geólogo y docente de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas de la UNL, celebró la medida pero advirtió que se podría haber planteado con bastante tiempo de anticipación. “Los que trabajamos en el río sabemos que la situación de esta bajante se debe a la ausencia de lluvias suficientes; al déficit hídrico que hubo en la alta cuenca del Paraná durante los meses de primavera y verano pasado. En ese sentido, se conocía que la situación de bajante se iba a ir agravando y de hecho varios especialistas lo veníamos anunciando de esta manera desde hace varios meses”, explicó el experto en Radio Universidad.

LEER MÁS: Impactante: las dos caras de la laguna Setúbal en situaciones extraordinarias

Ramonell precisó que la bajante tiene dos aristas que la hacen tan preocupante: el nivel de agua, y su prolongación en el tiempo. “Con relación a los niveles, precisamente en la bajante de 1944 el río estuvo (respecto de más o menos lo que son las escalas hidrométricas generales en el Paraná Medio y en parte del Paraná Inferior) a un metro en niveles por debajo de los valores actuales”.

“En los ríos lo que se mide ordinariamente son caudales y niveles. La medida más certera es medir caudales, lo que pasa es que medir niveles es más fácil y a veces se hacen interrelaciones. A largo tiempo no significan lo mismo, pero bueno, nos orienta”, contó el investigador. “En el año 1944 el caudal mínimo que circuló por el Paraná medio y el Paraná inferior, juntando tanto cauce principal como toda la serie de riachos que este alimenta, fueron 4.000 metros cúbicos por segundo”.

“Hoy día, según los informes del INA, está en el orden de los 7.500 metros cúbicos por segundo, para dar una idea de cuál sería un escenario más agravado, que lo vamos a tener”, advirtió.

Carlos Ramonell Ciencias Hidricas geologo.jpg
Carlos Ramonell, docente e investigador de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas (FICH) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).

Carlos Ramonell, docente e investigador de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas (FICH) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).

¿Cómo afecta la bajante al país?

La declaración de la "emergencia hídrica", instrumentada a través del Decreto 482/21, faculta al jefe de Gabinete, en su carácter de presidente del Consejo Nacional para la Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil, a "delimitar las áreas afectadas por la emergencia".

Las interrelaciones que mantenemos con el río Paraná son muy diversas. Según explicó el geólogo, la planicie de inundación ordinaria del río Paraná es el humedal más extenso, de mayor diversidad y más importante en términos socioeconómicos de la Argentina.

LEER MÁS: ¿Qué pasa con los peces del Paraná?

“A veces no se tiene en mente la real extensión pero esta planicie, que es transitada por el cauce principal y una vasta red de cauces secundarios, tiene una extensión en la Argentina similar a lo que sería media provincia de San Luis”, detalló Ramonell. “Desde hace bastante tiempo, varias de las actividades de alto impacto económico están comprometidas por la bajante, como puede haber sido el tema de la generación de energía eléctrica en Yaciretá; la navegación; la pesquería comercial y el tema de las tomas de agua urbanas y agrícolas; el tema de la ganadería extensiva; los dragados que se hacen para minería de arena, producción forestal, etcétera”.

Según el especialista, el conocimiento que hay diseminado a lo largo de las distintas provincias ribereñas del Paraná o que tienen su dominio por parte de la comunidad académica es “bastante elevado”, ya que el río a lo largo del siglo pasado contó con numerosos relevamientos.

“El Paraná es uno de los grandes ríos del mundo (el décimo en caudal) más relevados del planeta”, aclaró. Gracias a ello se pudo instrumentar una mesa de trabajo entre ministerios nacionales y provinciales para adoptar medidas y mitigar las consecuencias de la bajante.

LEER MÁS: Aumenta la venta de agua envasada en Santa Fe por el cambio de sabor del agua potable

“Estos proyectos tienden a aglutinar el conocimiento, a compartirlo y hacer una transdisciplina, a hacer algo mayor a lo netamente interdisciplinario, pero a la vez hay que reconocer el esquema demasiado fragmentado para un sistema fluvial que tiene una conectividad en sentido longitudinal y lateral indiscutible”, dijo Ramonell.

Los ministerios de Desarrollo Productivo y de Trabajo buscarán preservar la actividad productiva y puestos de trabajo; Obras Públicas monitoreará la realización de obras de infraestructura; Seguridad planificará la toma de decisiones y asistirá las poblaciones ribereñas. En esa línea, Ambiente y Desarrollo Sustentable mantendrá el control de incendios; el Ministerio de Transporte observará las posibilidades de navegación y acceso a puertos; el Instituto Nacional del Agua brindará sus servicios técnicos; la Secretaría de Energía asegurará el abastecimiento de energía eléctrica y el Ministerio del Interior se encargará de la coordinación con las provincias afectadas".

Carlos Ramonell Ciencias Hidricas FICH laguna setubal.jpg
Carlos Ramonell, experto en Geología, Geomorfología y Suelos e Hidráulica Fluvial de. Trabaja en la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas como docente y al frente del Lab. de Sedimentología.

Carlos Ramonell, experto en Geología, Geomorfología y Suelos e Hidráulica Fluvial de. Trabaja en la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas como docente y al frente del Lab. de Sedimentología.

Las mediciones

El Instituto Nacional del Agua informó que se empieza a transitar en estos meses lo más agudo de la condición de bajante y que podría continuar hasta diciembre. “Las condiciones que se dan en esta bajante y sus impactos en lo que refiere a problemas de fenómenos de erosión con deslizamientos de barranca, fenómenos de sedimentación, oclusión de brazos, pérdida de conexión de laguna y de riachos en el vasto humedal, eran absolutamente predecibles y ya desde desde el año pasado se viene advirtiendo”, se lamentó Ramonell.

LEER MÁS: Advierten sobre el estado de las barrancas del río Paraná en Santa Fe

El río Paraná tiene decenas de miles de años. Sin embargo, lo que se conoce en medición directa histórica del río Paraná en la mayoría de los puertos es un registro de 120 años. En la última medición realizada en el Puerto de Santa Fe, el nivel fue de –0,05 m.

Al respecto, el docente aclaró: “En primer lugar, un error que uno ha escuchado en ambientes que son más ajenos al río, es que los cero metros de las escalas en los diversos puertos del Paraná y localidades no miden profundidad sino que registran fluctuaciones de nivel”, dijo el investigador. “Por otro lado, la mayoría de las escalas hidrométricas fueron colocadas a principios del siglo pasado ubicando el cero de manera arbitraria en cada localidad de acuerdo a lo que los lugareños se acordaban era el nivel más frecuente de aguas mínimas. Ahí se colocaron los ceros; tiempo después se refirieron al nivel del mar pero entre sí no tienen una relación lineal en absoluto, como así también con su posición respecto del nivel del mar”.

Y ejemplificó: “Es como si vos tuvieras un balde de 10 litros y otro de 20 litros y colocaras escalas en el mismo borde del balde y empezaras a hacer fluctuar los niveles: te van a dar lo mismo las escalas pero las profundidades son distintas porque antes tenían distintas capacidades por ejemplo”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario