Santa Fe

Santo Tomé: denuncian maltrato contra dos ancianos en el Samco

Un grupo de profesionales residentes de Salud Mental del Hospital Doctor Ricardo Nanzer realizó la presentación del caso ante Fiscalía. El director del efector público también dio su versión de los hechos.

Viernes 14 de Junio de 2013

“Nos dirigimos a usted para informar acerca de la situación ocurrida con dos pacientes que ingresaron el día 13/06/2013, aproximadamente a las 15 horas, por el servicio de guardia del Hospital Samco Doctor Ricardo Nanzer de Santo Tomé”, comienza la denuncia presentada ayer ante el fiscal de turno en la capital provincial, por parte de profesionales residentes de Salud Mental del efector mencionado.

A continuación, afirman: “Presenciamos una situación de marcada violencia y maltrato institucional, por personal de la Dipaes (107) C.P. y C.V., la enfermera M.A., personal de limpieza G.L. hacia los pacientes Emilio C. e Idelma R., ambos adultos mayores”. Y describen: “Tras su ingreso, el médico de guardia considera necesario que se bañe a ambos pacientes(...), el personal antes mencionado traslada a ambos desde la guardia hasta un baño destinado al uso del personal (50 metros aproximadamente), que no cuenta con el funcionamiento de la ducha ni con agua caliente”.

El minuto a minuto que relatan los trabajadores con detalles es exhaustivo: “La señora es movilizada desde la guardia desnuda y el señor es desnudado en el pasillo, quedando expuestos a ser vistos tanto por el resto del personal, como por todo aquel que circule por el lugar (... ). Idelma es bañada con ollas por el señor C.P. En estas condiciones la señora refiere tener frío en varias oportunidades (...). Se suma el resto del personal mencionado para bañar al señor Emilio, también con ollas (...). El señor fue bañado en contra de su voluntad, siendo burlado, denigrado y violentado en su intimidad, en una situación de permanente agresión por parte de este personal. El señor refiere que el agua lo quema y que por favor lo dejen tranquilo”.

Los residentes citan luego algunas de las expresiones del paciente, tales como: “basta por favor, me muero”, “está caliente, me queman”; y también consignan las respuestas por parte del personal: “qué basta, esto recién empieza”.

Sobre el final de la denuncia presentada, los trabajadores expresan: “Consideramos que la presente constituye una situación de vulneración de derechos por parte de trabajadores del Estado hacia personas altamente vulnerables, en el marco de la institución hospitalaria”. Solicitan que “se arbitren las medidas que sean pertinentes” y se ponen a disposición para ampliar lo expuesto en caso de ser necesario.

En el mismo texto presentado, los residentes manifiestan que se dirigieron “al director del hospital, Sr. Martín Suárez, quien presencia la situación sin intervenir”.

La palabra oficial

Diario UNO consultó al director del Samco, Martín Suárez, acerca de la situación denunciada y al respecto éste señaló: “Son dos personas en estado de abandono, en una situación muy precaria de vivienda que llegaron al hospital y aquí nos movilizamos para resolver su situación de salud, higiene y demás. Nosotros avanzaremos en una investigación y daremos respuesta a la denuncia que se plantea.

—Los trabajadores plantean que usted presenció la situación que denuncian, ¿qué puede decir al respecto?

—Sí, yo no sé si es momento de desmentir todo, pero no comparto lo que vuelcan en la denuncia. A partir de eso vamos a hacer una investigación.

—¿Cuál es su versión de cómo fue la situación mencionada?

—El lunes de esta semana ingresa el hijo de ambos, con una insuficiencia respiratoria y lo derivamos al Hospital Sayago y de ahí fue al Hospital Iturraspe, donde se encuentra en terapia intensiva. El hijo nos informa que él está a cargo de sus padres y que no tiene con quién dejarlos. Hablamos con una amiga de él que aparentemente se hacía cargo.

Suárez continuó: “El martes nos acercamos a la casa con un trabajador social y ya desde afuera se veía que vivían en una situación muy precaria, no de vivienda sino de higiene. Tratamos de comunicarnos a Pami, porque son afiliados los dos, pero la verdad es que no tuvimos mucha respuesta”.

—¿Cómo y cuándo llegan al hospital?

—Este viernes vecinos llamaron para decir que la señora se había caído. La ambulancia del 107 los trae al hospital y realmente era una situación exageradamente precaria, de suciedad, desnutrición. Ahí se movilizó el personal de enfermería y demás para ponerlos en condiciones en cuanto a baño. Estaban desnutridos, deshidratados. La mujer tiene Alzheimer, una situación de demencia. Se los puso en condiciones, se los alimentó y quedaron alojados en el hospital. Dentro de un rato serán derivados al sanatorio privado que les corresponde por Pami.

—¿Qué pasará con las personas denunciadas?

—Todo eso está en proceso de investigarse. Yo estuve y no fue como lo relatan en la denuncia.

¿Te gustó la nota?