Unión mereció el empate en su despedida de local

El Tate perdió en el 15 de Abril frente al Granate por 1 a 0. El gol fue de Matías Fritzler a los 15 minutos del primer tiempo.

Martes 06 de Diciembre de 2011

Claudio Cáplan

ovacion@unosantafe.com.ar

Unión quiso cerrar un año glorioso festejando con sus hinchas, con esos que lo acompañaron durante ocho años en la “B” y, en este 2011, estuvieron en el ascenso y en la victoria ante Colón, en el clásico santafesino. Pero no todo se puede tener y eso hay que aceptarlo, como lo hizo el público que, pese a la caída por 1 a 0 ante Lanús, despidió al equipo con una ovación hasta el año que viene.

Matías Fritzler, a los 15’ de la primera parte, metió un bombazo y puso en ventaja al Granate. Después controló bien el partido, aunque sufrió sobre el final. El Tate, con uno menos por la infantil expulsión de Jerónimo Barrales al minuto del complemento, fue con mucha dignidad en busca de un gol que nunca llegó.

En los primeros minutos, el local se plantó inmediatamente en campo granate pero el que tuvo la primera aproximación fue la visita. Por la banda izquierda, con la subida de Mario Regueiro, a los 2’, llegó el centro pasado y salvó Cárdenas al tiro de esquina.

Baldazo de agua fría

Cuando no pasaba nada en los arcos de Bologna y Marchesín, el visitante jugó el balón de izquierda hacia el centro. La pelota la tomó Fritzler, nadie lo marcó, apuntó y su remate se metió prácticamente en el ángulo superior izquierdo del uno local y marcó el sorpresivo 1 a 0 en la Avenida. Cuando Unión y Lanús no hacían méritos para sacarse ventajas llegó la conquista del Grana.

Después del tanto, Lanús se mostró mucho más inteligente que el local para dominar el trámite del encuentro. En lo que respecta al juego de los hombres de FDK, una vez más careció de claridad y de juego asociado para generar peligro sobre la valla de Marchesín. Y, nuevamente, ante la falta de profundidad y de manejo de la bola por momentos apostó a pelotazos innecesarios que terminaron afuera en los pies de futbolistas visitantes. Fue pobre la actuación del Tate en donde todo resultó un manojo de imprecisiones. Es más, tan paupérrimo fue lo del Rojiblanco que hasta los 40’ la única aproximación de peligro fue a los 22’, cuando Quinteros remató desde la oreja derecha, pero su disparo se fue afuera y sin peligro para la visita.

En el inicio del segundo tiempo, FDK dejó en los vestuarios a Ronald Quinteros, quien repitió una floja actuación y entró Matías Soto Torres para asociarse con Rosales. Sin embargo, al minuto y medio de juego del segundo tiempo se cambiaron algunos planes para el local ya que se fue expulsado Barrales, después que cometiera una mano infantil e innecesaria en el área Granate y viera su segunda amarilla.

Actitud tatengue

Después de los 15’, y a pesar de tener un hombre menos en cancha, el Tate comenzó la etapa inicial decidido a buscar la igualdad. Fernández y Bruna se adelantaron ante los volantes de Lanús para recuperar la bocha en campo adversario y desde atrás acompañado por el ímpetu de Correa como el estandarte anímico y de marca en el fondo.

Pese las ganas, Unión recién tuvo su primera chance a los 20’ y tras un cabezazo de Rosales, a la salida de un tiro de esquina de Soto Torres, quien tuvo una buena insinuación en el juego. En la siguiente, el local dispuso de la más peligrosa de la noche. El Pichi recuperó una pelota que había perdido y se juntó con sus socios en ofensiva: Soto Torres y Quiroga. La jugada, que había comenzado por izquierda, derivó nuevamente en ese sector y llegó a quien la había iniciado —Rosales—, que remató muy débil a las manos del uno granate. Con uno menos, pero con mucha entrega y sacrificio, Unión era superior a Lanús y merecía el empate, pese a que tuvo algunos contrataques para liquidar el encuentro.

En los minutos finales del partido, los santafesinos quemaron las naves y se jugaron el todo por el todo. En un envío aéreo que cruzó toda el área, se lo perdió Soto Torres entrando por el fondo. Ya en tiempo de descuento, hasta Bologna fue a buscar el cabezazo que traiga el empate. Se iba el partido, se iba el año y Unión quería cerrarlo de otra manera ante su gente. Unión quiso, pero se acordó demasiado tarde.

¿Te gustó la nota?