Unión

Unión en modo standby y un mercado de pases neutro

El plantel de Unión inicia la tercera semana de entrenamientos, pero por ahora los refuerzos no llegan. No hay altas, ni tampoco bajas

Lunes 21 de Junio de 2021

Este lunes 21 el plantel de Unión arrancó su tercera semana de entrenamiento. Y mientras tanto, el técnico Juan Manuel Azconzábal sigue aguardando la llegada de los refuerzos. El Vasco pretende un marcador central, un volante con llegada y un centrodelantero.

Sin embargo, por el momento no hay novedades en relación a las incorporaciones. No se sumó ningún futbolista, pero tampoco se fue nadie. A esta altura, el mercado de pases de Unión es neutro, la balanza no se inclina para ningún lado, pero el técnico aguarda ansioso los refuerzos.

Está claro que el plantel necesita dar un salto de jerarquía, sobre todo en materia ofensiva. A Unión le falta gol y de allí la necesidad imperiosa de contratar un 9. Pero saben que concretar el arribo de un goleador no es fácil. Y es allí donde se realizará la inversión más importante.

LEER MÁS: Un defensor de Unión seguiría su carrera en Luxemburgo

Pero lo cierto es que no son muchas las alternativas para reforzar la delantera. Y de este modo la dirigencia debe apelar al ingenio. Sumado a que hoy no hay un secretario técnico lo que dificulta aún más las gestiones. Antes Martín Zuccarelli se encargaba de la contratación de los jugadores y definía cuestiones futbolísticas junto al DT.

Esa figura ya no está y tampoco la dirigencia aceleró para encontrarle un reemplazante. Así las cosas, Unión parece sumido en un letargo. Sigue sin definir la renovación de Nelson Acevedo y en lo único que avanzó fue en la compra del 50% de Ezequiel Cañete y Mauro Luna Diale. Aunque falta la firma.

Si bien faltan 25 días para el inicio del torneo, lo más aconsejable sería ir sumando los refuerzos con tiempo. Como así también terminar de resolver el tema de Acevedo. La dirigencia debe pisar el acelerador y activarse para darle el gusto al entrenador. Las exigencias son mayores y la vara está más alta.

LEER MÁS: Portillo: "Unión tiene la capacidad para pelear arriba"

El margen de error se achica y los dirigentes lo saben. Por cuestiones propias y ajenas, no caben dudas que el título de Colón presiona y mucho. Todos en el mundo Unión son conscientes que arrancan el torneo con una mochila más pesada que antes y por eso deben acertar en los refuerzos y en el armado del plantel.

La dirigencia que encabeza Luis Spahn debe dar un golpe de escena, intentar asegurarse la llegada de una figura que genere impacto. O por allí de un jugador aceptado por el hincha. Ya se escapó la chance de repatriar a Ignacio Malcorra (jugará en Lanús) y hay que ver si se puede repatriar a Enrique Triverio (lo pretende Huracán).

Mucho se habló siempre de la chance de que estos dos futbolistas retornen, uno de ellos ya no podrá ser y el otro no se sabe si hará el intento formal. Se trata de dos futbolistas que dejaron una huella y que el hincha estaría contento de tenerlos nuevamente con la camiseta rojiblanca.

LEER MÁS: Los motivos por los que Nelson Acevedo continuaría en Unión

En consecuencia, la mira tendrá que apuntar hacia otro lado. Existe un notable hermetismo en las gestiones, de hecho prácticamente no trascendieron nombres. Sería bueno que esa precaución con la que se mueve la dirigencia llegue acompañada del factor sorpresa.

El hincha lo espera, Unión debe sacudir la modorra y despertar. Apostar por un objetivo importante y dejar de lado la medianía constante. El campeonato que obtuvo Colón debe servirle como impulso para dar el salto. La dirigencia tiene la palabra y debe comenzar ya a jugar el campeonato.

Habitualmente se dice que en el mercado de pases se comienza a generar un campeón. Y es allí en donde Unión debe entregar certidumbre. De una vez por todas apostar en grande, no hay dudas que las obras son importantísimas, pero de fútbol vive el hombre y vaya si el hincha tatengue lo sabe.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario