Colón

Colón, entre los caprichos del DT y el bajón futbolístico

En los últimos partidos, el DT de Colón Eduardo Domínguez tomó algunas decisiones que son difíciles de entender, además de flojos rendimientos

Lunes 27 de Septiembre de 2021

Colón atraviesa una crisis futbolística, de los últimos siete partidos, apenas ganó uno, empató tres y perdió los tres restantes. En consecuencia, apenas sumó seis puntos sobre los últimos 21 en disputa y se ubica en la 9ª posición de la tabla, 10 puntos por debajo del puntero que es Talleres.

A cuatro meses de haberse consagrado campeón, Colón bajó y mucho su nivel y más allá de algunos rendimientos individuales muy bajos, también buena parte de este momento se explica en los caprichos de Eduardo Domínguez. En decisiones asumidas por el DT, que son difíciles de entender.

Una de ellas tiene que ver con la inclusión de Bruno Bianchi en lugar de Facundo Garcés. Si bien el defensor de 22 años había evidenciado una baja en su rendimiento, de ninguna manera su nivel es inferior al que ostenta Bruno Bianchi. Por lo cual, asoma ilógica la determinación de excluir a Garcés en detrimento de Bianchi.

LEER MÁS: José Vignatti fue reelecto por una gran mayoría como presidente de Colón

Lo mismo sucede con la insistencia de mantener en el equipo titular a Christian Bernardi quien viene jugando mal y no aporta en ataque. Sería sensato el ingreso de Santiago Pierotti y darle un par de partidos desde el arranque. Al menos cuando jugó demostró estar a la altura.

En ataque, insistir con Facundo Farías como único punta no se entiende. Ya no confía en Lucas Beltrán a quien pidió para reforzar el ataque. Pero tampoco le da minutos a Wilson Morelo, que es el delantero con más goles. Y el que más viene jugando es Nicolás Leguizamón, que no rindió cuando le tocó jugar y que está lejos del gol.

El esquema lo cambia partido a partido y no lograr definir un sistema táctico. Está claro que no le encuentra la vuelta al equipo y en parte tiene que ver con determinaciones que va tomando en cuanto a la conformación del equipo. Daría la sensación de que el DT parece encaprichado con algunas decisiones.

LEER MÁS: Respaldo a Vignatti, pero escasa participación de los socios

Tampoco se entiende que luego de 13 fechas, Domínguez siga expresando públicamente que el equipo extraña al Pulga Rodríguez. Porque habrá que decir que el entrenador fue el que pidió por Mauro Formica, Beltrán y Nahuel Gallardo y ninguno logró meterse en el equipo.

Está claro que no es fácil mantener la motivación y la concentración luego de lograr el histórico campeonato. Por lo cual en parte este momento se explica por el bajón de los jugadores, pero el DT no está ayudando a salir de esta crisis. En cambio, a veces parece profundizarla.

LEER MÁS: Lértora y Delgado encendieron las alarmas en Colón

A futuro deberá meter mano en el equipo y que juegue el que mejor está. Dejar de respetar ciertas jerarquías o nombres propios y pensar en el funcionamiento colectivos. Quizás deba sacar del equipo a algún futbolista de renombre para recuperarlo y no seguir dando ventajas.

Si algo caracterizó a Domínguez fue su condición de líder pensante y analítico. Su calma para tomar decisiones y la sabiduría de entender los momentos de cada jugador. Todo esas virtudes no las está demostrando. Y en contrapartida asoma como un técnico que tropieza con la misma piedra y se empecina en seguir por el mismo camino.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario