Colón

Colón vendió mejor 284 minutos que Unión 23 goles

El Sabalero vendió a Jonathan Galván a Argentinos, en una operación muy importante para las arcas del club, que superó a la que el Tate hizo de Franco Soldano

Lunes 21 de Enero de 2019

El mercado de pases no deja de sorprender, ya que hay jugadores que con escasos minutos en Primera División son vendidos en cifras siderales, mientras que otros que tuvieron una destacada participación en sus clubes son transferidos en cifras irrelevantes para los valores actuales.

En Santa Fe durante este receso hubo de todos los ejemplos, que fueron desde las ventas de Franco Soldano y Javier Correa, hasta las contrataciones de Maximiliano Cuadra y Luis Miguel Rodríguez.

En el caso de Correa, el cordobés fue el jugador sabalero que mejor se destacó en 2018, ya que con sus goles fue clave para que el Sabalero consiga clasificarse a la Copa Sudamericana, o sumar puntos en momentos donde desde lo futbolístico el equipo no merecía conseguirlos.

Los goles en los mercados es lo que más cotiza, pero a Colón solamente le quedaron 2.000.000 de dólares por el 50% de su ficha, una cifra que no es menor pero que tampoco se ajusta a todo lo que había logrado con la rojinegra. 

Vale tener en cuenta que el jugador ejecutó la cláusula de rescisión para irse a jugar al Santos Laguna, en una alternativa donde el Sabalero no pudo hacer nada para evitar su salida.

Mientras que solo le bastaron 400.000 dólares para contratar a uno de los mejores jugadores de la primera parte de la Superliga como El Pulga Rodríguez, quien no solo era figura sino también ídolo de Atlético Tucumán. Es cierto que el jugador forzó su salida del club, que no puso reparos para que ellos suceda (se habla de una interna política que llevó a tomar esa decisión), pero en circunstancias normales contratar un jugador de esas características hubiese costado un dinero mucho más importante.

En tanto, a Andrés Cadavid, Guillermo Celis y Fernando Zuqui los trajo en calidad de préstamo. Si bien no son contratos bajos, está claro que no hubo que hacer un desembolso importante, como sí pretenden hacerlo por un jugador con el cual seguir haciendo ruido en el mercado de pases.

Por el lado de Unión, quedó un sabor muy amargo por la venta de Soldano al Olympiacos, ya que solo le ingresaron 857.000 dólares por el 60% de su ficha (el club informó que fueron 1.300.000 contando los porcentajes que figuran en el contrato si el jugador consigue determinados objetivos).

Vale recordar que en el receso de invierno del año pasado se llegó a hablar que el club quería que le quedaran 3.000.000 de dólares limpios por el 75% que tenía del jugador (el otro 25% le correspondían al sunchalense y su representante).

En tanto que contrató a un delantero con mucho futuro como Maximiliano Cuadra pero que no tenía lugar en Racing por 250.000 dólares, pero al cabo de un año, salvo que el jugador justifique la contratación cumpliendo objetivos muy importantes, al club no le quedará ningún rédito económico (no se oficializó si hay opción de compra, y de haberla superaría los 10.000.000 de dólares, cifra inaccesible para el Tate).

Y en las últimas horas Colón vendió a Jonathan Galván en 1.100.000 dólares a Argentinos, cuando se lo había comprado en 1.000.000 a Aldosivi, en un momento donde dicha moneda tenía la mitad del valor que ostenta en este momento, lo que habla a las claras de la gran gestión de los dirigentes.

Galván jugó en Colón solo cuatro partidos (fueron 284 minutos), llegó en el mercado de pases de invierno de 2017 para reemplazar a Germán Conti, cuando en ese momento era inminente su traspaso al Zenit de Rusia.

Pero el Flaco se quedó, Galván quedó relegado en la consideración de Eduardo Domínguez aunque cuando comenzó el 2018 lo ubicó como titular. Nuevamente perdió su lugar en el equipo titular y en abril sufrió una grave lesión de rodilla, que lo tuvo varios meses alejado de las canchas. 

Por lo tanto, resulta inevitable la comparación, ya que Soldano, sobre quien el club tenía puestas muchas expectativas en realizar una venta que supere los 3.000.000 de dólares se terminó yendo por una cifra muy menor (857.000 dólares) a lo que Colón vendió a Galván (1.100.000), el cual tuvo escasa participación en el último año y medio.

Una vez más el mercado de pases refleja la gran diferencia de capacidad de gestión de un club, en un receso donde por estas ventas quedó debilitada la figura de Luis Spahn en Unión, y cada vez se potencia más la figura de José Vignatti para realizar importantes negocios a favor de Colón. 

¿Te gustó la nota?