Colón

El gesto de Alex Vigo que recorre América tras el arribo de Colón a la final de la Sudamericana

En las últimas horas, un grupo de fanáticos hicieron una adaptación de la definición por penales ante Atlético Mineiro con la música de Titanic y en un momento sorprende la reacción del lateral. ¡Miralo!

Sábado 28 de Septiembre de 2019

Colón es finalista de la Copa Sudamericana. Lo hizo posible yendo de menor a mayo y superando a rivales de diferentes países. El último de histórico calibre como Atlético Mineiro y en su propio casa en Belo Horizonte. Un explosión de júbilo que no cesa y que promete tener su punto máximo de adrenalina el próximo 9 de noviembre en la Nueva Olla de Asunción cuando se mida contra Independiente del Valle de Ecuador en busca del soñado título.

La noche en el mítico Mineirao fue mágica. Repleta de calificativos que ya no pueden describirlo. No solo fue algo que emocionó a los hinchas, que volvieron a dar una muestra incondicional de amor, dejando en claro que la pasión va más allá de cualquier comprensión, sino también de los jugadores.

• LEER MÁS: La emocionante película de la noche épica de Colón en Belo Horizonte

Quizás el foco se posó en los más representativas, como Luis Rodríguez y Leonardo Burián, pero los que no pudieron ocultar la emoción a pura lágrimas fueron los chicos salidos de las inferiores: Alex Vigo y Tomás Chancalay.

Alex Vigo.jpg

Por ser formados en el club, sintieron el arraigo y el amor por la camiseta, porque fueron los que contagiaron a aquellos que no entienden de resultados sino solo de sentimientos. Justamente el lateral se quedó solo en el medio envuelto en un llanto interminable de emoción.

• LEER MÁS: Chicco: "Le dije: mirame que te voy a estar haciendo señas adonde te patean"

Sin embargo, en las últimas horas se conoció un video muy ingenioso que rápidamente se volvió viral, con la definición por penales adaptado con la canción que hizo popular a la película Titanic entonada por la canadiense Celine Dion.

Embed

Tras el último penal contenido por Leonardo Burián, los jugadores salieron corriendo a abrazarlo. Gabriel Esparza que estaba de espalda pegó un salto de novela y a los lejos, quedó paralizado Alex Vigo, que estana mirando el piso y de golpe se derrumbo miró al cielo y desató el éxtasis motivacional. ¡Imperdible!

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario