Colón

Erik Godoy volvió a pegar el faltazo y Colón podría tomar medidas

El defensor manifestó sus deseos de irse por una oferta que tiene de la MLS, aunque la dirigencia todavía no acordó nada. ¿Conflicto en puerta?

Miércoles 30 de Enero de 2019

Este miércoles se escribió un nuevo capítulo en la nueva novela de Erik Godoy y Colón. El defensor manifestó abiertamente sus intenciones de alejarse y hasta se despidió del plantel y del entrenador Julio Comesaña. Cuenta con una oferta firme de Vancouver Whitecaps de Canadá, que participa en la Mejor League Soccer de los Estados Unidos, quien abonaría un cargo y estipuló una opción de compra.

Hasta ahí "todo muy lindo", pero la dirigencia no determinó si aceptaba o no la propuesta y, hasta que no haya una resolución, el jugador no puede firmar su nuevo contrato. Pero esto pareció no importarle demasiado y presionó ausentándose de un nuevo entrenamiento. ¿Podrían tomarse medidas?

Una acción sería intimarlo a que regrese. La comisión directiva aún no tomó esta decisión, ya que mantiene charlas con su representante, aunque no se sabe cómo terminará esto, más que nada, porque hay que ver si finalmente el club está de acuerdo con los términos más allá de las pretensiones del marcador central.

Pero se abre otro escenario si es que todas las partes no se ponen de acuerdo. Sobre todo si esto no prospera y el jugador debe integrarse nuevamente a los entrenamientos. Quedaría relegado, ya que el DT no lo tendría en cuenta al saber que no quiere estar. En pocas palabras. Sería colgado, aunque en el terreno de lo hipotético.

Godoy, de 25 años (16 de agosto de 1993),  llegó con buenos antecedentes de Belgrano, aunque su pase le pertenecía a Tigre, con quien se cristalizó un trueque con Diego Vera. Fue titular en el comienzo de la era Eduardo Domínguez, pero luego no pudo mantener la solidez y perdió el lugar con un revitalizado Emmanuel Olivera. 

Como se sabe, el presidente José Vignatti no da por perdida ni una batalla, máxime si por delante están las intereses de Colón. Aunque lo más sano en este caso sería liberar al jugador. Lo que quizás se quiere renegociar son los términos para que todos queden contentos. Aunque no sería raro que haya un conflicto en puerta. Veremos...

¿Te gustó la nota?