Colón

Las secuelas de la derrota ante Huracán traerán varios cambios en Colón

Colón retoma los trabajos este lunes después de la increíble caída del viernes pasado enfocándose ya en el partido del sábado ante Rosario Central

Domingo 28 de Octubre de 2018

Foto: Prensa Colón

En Colón todavía muchos no puede entender qué pasó en el partido del viernes pasado ante Huracán. Tenía todo a su favor: gana 2-0, era efectivo, no pasaba sobresaltos y, por si fuera poco, tenía un jugador más por la expulsión de Carlos Auzqui en bien arrancó el segundo tiempo.

Era como si el destino le estuviera haciendo un guiño para que golee o, por lo menos, cerrar el resultado en una cancha en la que no perdía hace 22 años. Sin embargo, la estantería de desmoronó radicalmente y en 20' le marcaron tres goles de manera inexplicable.

Embed

En un fútbol que muchas veces se define por detalles, acá fueron un cúmulo de errores y un quedo colectivo alarmante. Hace rato que al Sabalero le cuesta un montón mantener un resultado. Salvo contra Godoy Cruz, al que goleó 3-0, después tuvo que sufrir para ganarle a Newell's (1-0) y River (1-0). El recuerdo más firme es ante San Lorenzo por la Copa Argentina, cuando lo ganaba 2-0 y después se relajó, terminó empatando y cayó por penales. No lo perdió en los 90' porque Leonardo Burián atajó un penal.

No obstante, lo que pasó ante el Globo es diferente, porque acá todo estaba dado para alcanzar una victoria que lo acercara al lote de los 10 de arriba. Pero la realidad es que la formación fue una sombra a la que pasaron –literalmente– por arriba.

El enojo del entrenador, Eduardo Domínguez, fue un fiel reflejo de lo que pasó. Siempre fue un técnico con compostura y perfil bajo, pero lo que sucedió dentro de la cancha lo hizo explotar. Lo que si está claro es que a partir de este lunes, cuando el grupo retome las tareas en el predio Ciudad Fútbol, el estratega sabalero comenzará a diagramar el plan para intentar buscar la recuperación rápida visitando el sábado, desde las 15.30, a Rosario Central que perdió y un necesita los puntos como el agua.

Se presume que habrá variantes, aunque no necesariamente serían tantas. ¿El retorno del capitán Guillermo Ortiz? Es una firme posibilidad. Hace dos semanas que ya está a disposición después de superar una ruptura fibrilar, pero a raíz del buen nivel que venían teniendo Erik Godoy y Emmanuel Olivera, el DT optó por no tocar lo que funcionaba bien. Ahora que la estructura se fracturó, la vuelta del zaguero rosarino es inminente.

Luego, es complicado pensar en otras opciones cuando hace tres partidos que se venía repitiendo la formación. Esta vez el ingreso de Gonzalo Bueno no le aportó nada bueno al equipo, que sintió mucho la salida de Franco Zuculini. Después, se nota que mermó de manera sustancial el nivel de Javier Correa, que prácticamente no tiene situaciones de gol. Es verdad que ante River sacudió uno de los palos, pero después, casi nada.

Foto: Prensa Huracán

Vienen entrenando diferenciado Alan Ruiz y Nicolás Leguizamón a raíz de diferentes molestias físicas. Si es que evolucionan, ¿podrán tener su chance? Está más que claro que sí, máxime si se tiene en cuenta que Domínguez demostró que no le tiembla el pulso para accionar en pos de encontrar los mejores resultados.

¿Se mantendrá el 4-5-1? No necesariamente, porque dependiendo quiénes sean los titulares puede variar al 4-2-3-1 o el tradicional 4-4-2. Por qué no otra vez la línea de cinco que tan bien funcionó en la Copa Sudamericana. Por eso será una semana muy picante y tensa por las esquirlas que dejó la caída ante el Globo y las palabras de Domínguez que retumbaron por todos lados.

¿Qué cambios se vienen en Colón?

¿Te gustó la nota?