Los verdaderos motivos de la salida de Domínguez

Los verdaderos motivos por los cuales Domínguez se fue de Colón

El DT decidió ponerle inesperadamente punto final a su exitoso ciclo en el Sabalero luego del empate ante Estudiantes

Martes 13 de Noviembre de 2018

Eduardo Domínguez decidió ponerle punto final a su exitoso ciclo como entrenador de Colón, que tuvo una duración de casi dos años, luego del empate del pasado sábado frente a Estudiantes, donde su equipo por tercera vez consecutiva no pudo sostener un resultado positivo.

Para muchos fue inesperada su determinación, aunque el entrenador venía masticando esta decisión, según lo reflejó en la charla que mantuvo con Radio Sol 91.5, donde había deslizado que una vez que terminen los compromisos de 2018 se sentaría para hablar de su continuidad con el presidente José Vignatti.

La relación entre el técnico y el presidente había quedado muy resentida por lo sucedido en los dos últimos recesos. En el de verano porque el DT luego de la derrota ante Talleres (último partido de 2017) se fue de vacaciones reclamando la firma de un nuevo vínculo, atendiendo a que si bien tenía seis meses más de relación laboral pretendía un sustancial aumento en sus haberes.

Los dirigentes lo llamaron permanentemente para negociar pero según se conoció Domínguez por un buen tiempo no los atendió, ya que se encontraba de vacaciones fuera del país. Incluso se comenzaron a barajar los nombres de diferentes entrenadores con chances de reemplazarlo.

Finalmente, en los últimos días de ese año estuvo en Santa Fe, se juntó con los dirigentes y se anunció públicamente, en una foto donde se lo ve con Vignatti y el vice Horacio Darrás que no solamente continuaría en sus funciones sino que se le renovaría el vínculo.

Los dirigentes hicieron entonces un gran esfuerzo económico para contratar a Javier Correa y cerrar el retorno de Alan Ruiz, quienes fueron acompañados por las incorporaciones de Gonzalo Escobar y Mariano González, debido a que la idea era que el equipo peleara por un lugar en la Libertadores 2019.

Pero los resultados no acompañaron, y se llegó al final de la temporada con una derrota inesperada ante Vélez que originó que antes del último partido ante Racing, una reunión entre las partes donde se había convenido que el DT dejara su cargo una vez que se cierre la actividad oficial.

Se cuenta que Domínguez le dijo a Vignatti lo siguiente: "Le vamos a ganar a Racing, vamos a clasificar a la Sudamericana y luego me voy". Esto fue tomado como una broma por el presidente, pero los resultados de los partidos de esa fecha le hicieron un guiño a Colón, que dio la nota ante Racing, lo derrotó por 3-1 y se clasificó para disputar otra vez el torneo internacional de 2019.

El DT ya tenía tomada su decisión de marcharse, incluso su nombre comenzó a sonar con fuerza en Barcelona de Ecuador, Belgrano de Córdoba y Estudiantes de La Plata. Pero Vignatti le solicitó casi 400.000 dólares a Domínguez para la rescisión de su contrato, y entonces la decisión fue continuar con la relación laboral.

El Sabalero arrancó con buen suceso la temporada, ya que venció por penales a Deportivo Morón y avanzó en Copa Argentina, mientras que luego logró una de las victorias más importantes de la historia del club, al vencer a San Pablo por 1-0, en el mítico Morumbí. Luego cerraría la serie definiendo desde los 12 pasos su pase a cuartos de final de Sudamericana en Santa Fe.

Pero los resultados luego le dieron la espalda al Sabalero, sumado a que el DT nunca le pudo dar una identidad de juego al equipo, y a pesar de una pequeña levantada los últimos tres resultados precipitaron una decisión que el técnico ya tenía definida.

Incluso el cortocicuito quedó en evidencia entre Domínguez y Vignatti, cuando al entrenador se le preguntó en una conferencia por la falta de los GPS y contestó que era algo que le venía reclamando al presidente desde hacía mucho tiempo.

Estas diferencias quedaron aún más expuestas cuando en el diálogo con Sol 91.5, cuando el DT fue muy duro por la logística empleada por el club en los viajes para jugar ante Zamora de Venezuela, San Pablo de Brasil y Junior de Colombia, al manifestar que le había faltado experiencia a los dirigentes más allá de las participaciones internacionales del equipo en otros años con gran parte de esta CD.

Y la gota que rebalsó el vaso para Domínguez fue la despedida que le dio parte del público sabalero tras el empate ante Estudiantes, donde el equipo por tercera vez consecutiva no pudo cerrar un partido en el que iba ganando.

Se terminó el ciclo de Domínguez como DT sabalero y sus números avalan que su paso por Colón fue altamente positivo, cuestión que seguramente se podrá varlorar más adelante, cuando la urgencia de resultados y de ver al equipo más arriba en la tabla de posiciones cambie el ángulo del análisis.

¿Te gustó la nota?