Colón

"Si los dirigentes creen que tiene que venir un técnico ya, doy un paso al costado"

Esteban Fuertes no dudó en expresar que si lo mejor para Colón es alejarse del cargo que asumió hace pocos días lo hará. "Los jugadores quedan y solamente lo pueden sacar ellos"

Sábado 17 de Noviembre de 2018

Apenas pasaron un par de minutos para que salga del camarín local y tal como sucedió en Sunchales, enfrente a la prensa para intentar explicar una nueva derrota, esta más dura que la sufrida en la Fortaleza del Bicho, porque Unión goleó a Colón 3-0 y alzó la Copa Santa Fe.

Esteban Fuertes no dudó en expresar que "la sensación es de mucha bronca, tristeza, a nadie le gusta perder de esta manera, sabemos que hay que seguir metiéndole el pecho porque quedan tres partidos y este equipo tiene que terminar de la mejor manera, cuando jugaba y me pasaba esto también me iba así".

Cuando le tocó meterse en el plano futbolístico con lo sucedido en el Brigadier López, el DT interino dijo que "en los tres goles de ellos cometimos errores puntuales, no habíamos arrancado mal, a este equipo un gol lo afecta y quedó demostrado, no creo que haya tres goles de diferencia, hace dos meses este equipo ganó en el Morumbí".

Y más adelante, enfatizó: "Queríamos ganar este partido y arriesgar un poco más, por eso utilizamos la línea de tres, intenté darle más profundidad con Chancalay y Sandoval, a veces siendo ofensivo eso no te da situaciones de gol, no tuvimos ninguna clara".

Fuertes intentó mantener su entereza y prefirió no mirar para atrás luego de la ida de Eduardo Domínguez. Por eso reconoció: "No voy a hablar del pasado, me hago responsable yo porque sabía a lo que me sometía, traté de darle un golpe de ánimo y más en este momento, no voy a hablar si están bien o mal físicamente los jugadores porque no me corresponde, en los últimos partidos a Colón le hicieron 10 goles y eso tiene que preocupar".

Ni bien Colón pisó el Brigadier López afloraron los aplausos para el goleador histórico, aunque los silbidos matizaron la retirada de sus pupilos. Por eso Bicho admitió que "sentí una sensación de alegría por el recibimiento, me pasó cuando fui jugadores por más que hacía goles y me tenía que ir con el equipo silbado. Quiero lo mejor para el club y los dirigentes si creen que es conveniente que el nuevo técnico tiene que venir ya, daré un paso al costado. Los jugadores siguen quedando y solamente lo pueden sacar ellos".

En la parte final de la charla con la prensa, Fuertes dijo que "seguramente hablaré con Vignatti y con los dirigentes que siempre hablo. Siempre se aprende en el fútbol pero esta derrota fue un cachetazo bastante importante para este plantel":

¿Te gustó la nota?