Colón

Un técnico que no se casa con nadie y toma decisiones

A lo largo de su estadía como DT sabalero, Eduardo Domínguez no mostró reparos en asumir su responsabilidad definiendo cuestiones de peso

Miércoles 24 de Octubre de 2018

Lejos de los gestos tribuneros y de ciertas posturas que adoptan algunos técnicos para demostrar firmeza, Eduardo Domínguez confirmó desde su llegada a Colón que no le tiembla el pulso para tomar decisiones más allá de los nombres en cuestión.

En su momento excluyó a un referente como Diego Vera, aun cuando no tenía demasiado recambio. Hizo lo mismo con Alan Ruiz a quien relegó al banco de suplentes. Y también a Pablo Ledesma. Es decir todos jugadores de trayectoria y personalidades muy fuertes.

Esperó y no se apuró para incluir a un jugador de trayectoria internacional como Franco Zuculini y ahora cuando todos descontaban que Guillermo Ortiz sería titular, frente a River fue suplente y es factible que ante Huracán nuevamente esté en el banco.

Emanuel Olivera y Erik Godoy jugaron su mejor partido ante el Millonario y es por eso que el entrenador tendría decidido respaldarlos aun cuando esa decisión atente contra la titularidad de un referente y capitán como Ortiz.

Cultor del presente del futbolista y no del nombre, Domínguez fue cambiando de manera permanente, muchas veces de forma exagerada pero salvo excepciones nadie se sintió titular y a la mayoría les tocó salir.

En este último caso llama la atención dado que Ortiz venía siendo el defensor más confiable del equipo, además de la ascendencia que tiene sobre sus compañeros.

Por lo cual en caso de confirmar a Olivera-Godoy para jugar ante Huracán se tratará de una nueva apuesta fuerte que toma ante un rival de cuidado como lo es el Globo. 

Con River le salió muy bien y por eso nadie criticó la decisión, lo que antes del partido asomaba arriesgado y hasta ilógico lo convirtió en un gran acierto. Pero como se sabe, el análisis se hace con el resultado puesto.

Si Colón pierde con el Globo y los marcadores centrales no tienen un buen partido no faltarán quienes digan que Ortiz debía jugar. Pero más allá de eso Domínguez se mantiene en su estilo de conducción y como técnico debe tomar decisiones. Con aciertos y errores, pero asumiendo su rol.

En todo caso nadie podrá aducir que no asume riesgos, hoy su intuición y conocimiento en el día a día le permiten inclinarse por mantener la dupla central. Los 90' frente a Huracán entregarán el veredicto y juzgarán su determinación. 

¿Te gustó la nota?