Educación

Así es la Educación Sexual Integral en Jardines de Infantes de Santa Fe

UNO Santa Fe visitó una conocida institución de la ciudad para ver los contenidos que se trabajan con los más chicos

Lunes 19 de Noviembre de 2018

La sanción de la Ley 26.150, en 2006, creó el Programa de Educación Sexual Integral (ESI) a través del Ministerio de Educación de la Nación. Allí, se dicta que todos tienen derecho a recibir ESI "en los establecimientos educativos públicos, de gestión estatal y privada de las jurisdicciones nacional, provincial, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y municipal" y se entiende que "articula aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos".

En Santa Fe se implementó a partir del 2008 con el Ministerio de Educación de la provincia, "que capacita permanentemente a los docentes de todos los niveles para que estos contenidos lleguen porque la ESI no es una materia, sino que tiene contenidos en toda la currícula", explicó el subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual, Esteban Paulón a UNO Santa Fe.

En esta línea, Paulón describió sobre la flamante resistencia de grupos conservadores ante este tipo de educación: "Estamos viendo con mucha preocupación algunos movimientos que se activaron durante los debates sobre la legalización del aborto. Evidentemente, en una apreciación política que hacen vieron que les alcanzó para que no se aprobara esa ley, y ahora intentan replantear otras leyes ya vigentes como la ESI, el matrimonio igualitario y la identidad de género".

"Por eso –continuó– desde el gobierno provincial se seguirá apostando a una ESI que no adoctrina a nadie, ni obliga a nadie a hacer nada, que no enseña a los chicos cosas que no corresponden sino que va acompañando de acuerdo a cada edad de los niños y las niñas con los conocimientos y la posibilidad que tienen de ir aprendiendo. Se trata de brindar herramientas para detectar, prevenir o denunciar el abuso sexual infantil, para conocer que hay otras identidades y orientaciones sexuales y que todas son igualmente válidas y que merecen respeto".

Así, UNO Santa Fe visitó el jardín estatal de infantes Coronel Pringles, que tiene Educación Sexual Integral en su currícula, para hacer una radiografía sobre los contenidos que reciben los más pequeños, cómo se preparan los docentes y cómo son los vínculos con las familias.

Rosana Cencha, la directora de la institución, aclaró en primer lugar que "en el nivel inicial no ​hay clases de ESI", sino que "en el marco regulatorio de la normativa tenemos contenidos para la ESI que son transversales y afectan a todas las disciplinas".

En este sentido describió que los chicos aprenden a través del juego, del arte y de rondas de conversación​. En este contexto "es fundamental habilitar la palabra de los niños y niñas para que puedan participar contando para la escucha atenta del adulto".

En el recreo los niños ocupan –bajo la supervisión de las maestras– todos los espacios ​del edificio de grandes puertas azules en Balcarce 1855​. Llegar en ese momento hace que la espera para la autorización del ingreso de UNO Santa Fe permita que con los sonidos de decenas de risas se anticipe un escenario de aprendizaje en el respeto.

Al llegar al patio, ya con los infantes en clases, se puede ver un arco de fútbol en el ala este, unos tubos coloridos en al oeste con los que se construyen túneles o miniescondites, vaya uno a saber con qué fines narrativos. En el medio, dos cajas enormes, sin distinción de género, lleno de todo tipo de juguetes: muñecas, autos, formas de comida, pelotas y mucho más.

En uno de los pasillos las directivas desplegaron el tablero con forma de colchoneta del juego "Yo pienso que" –implementado en 2015–, una propuesta lúdica que habilita, con el uso de dados y tarjetas dibujadas, el diálogo y preguntas en torno a las partes del cuerpo, el concepto de pudor, de secreto, de las distintas familias, del cuidado, del respeto por uno mismo y los demás, la no discriminación, entre otros temas.

"Buscamos desaprender esa cultura de que hay cosas que no se pueden decir. Que a lo mejor hay cosas que no se pueden decir en ciertos espacios y momentos, pero no hay nada que no se pueda trabajar con los niños y niñas. Los materiales pedagógicos y curriculares son los mismos que utilizamos para todas las áreas, lo que pasa es que se utilizan con otra mirada y desde otra posibilidad", argumentó.

"Este juego es lo más específico para ESI que tenemos. Es un diseño del Ministerio de Educación de la provincia, de hecho creo que a las alfombras –por el tablero– las confeccionaron las mujeres que están detenidas detrás del Centro Cívico en conjunto con especialistas que son quienes desarrollaron los contenidos. Después tenemos láminas donde se trabajan las diferentes partes del cuerpo, pero eso es muy relativo de acuerdo a lo que se va dando en el momento"​, explicó ​​​Cencha.

Y agregó sobre las propuestas en las distintas clases: "Además ​tenemos las tertulias dialógica​s​ que se dan en rondas de conversación, por ejemplo, con libros en la clase de literatura donde allí saltan preguntas de los chicos que dan cuenta de que tienen dudas o tienen algo para decir y uno lo puede enmarcar en ESI porque no se trata solo de sexualidad, no tiene que ver únicamente con eso. Tiene que ver con la expresión de sentimientos, de emociones, de ideas, de dudas, de miedos y eso lo podemos trabajar con diferentes materiales curriculares".

"​Hay un cambio de paradigma en relación a los juegos. Antes, en lo que era el preescolar se hacían juegos para niñas y juegos para niños. Hoy, en la educación para las primeras infancias, hacemos juegos para que ellos puedan transitarlos libremente. La propuesta es para todos los niños y niñas y hay posibilidades de elección", aseguró.

"Estamos tratando de deconstruir, por ejemplo, la casita de la mamá que solo la habitaban las niñas donde cocinaban o limpiaban hasta que llegaba el papá cansado de trabajar. Hoy, tenemos niños que son chefs ​y niñas que patean penales", dijo y agregó: "En eso está la propuesta del docente, en habilitar la posibilidad de elección. Lo que entendemos es el inicio de construcción de ciudadanía y del derecho a la emancipación y esto es poder elegir​.​ No hace falta más que un pedido o una decisión, eso se trabaja con los chicos, habitar cualquier espacio lúdico del jardín más allá del género"​.

En este mismo sentido relató que es durante las "rondas de conversación ​que se ​habilitan voces donde los niños pueden dar cuenta de algunas situaciones que tienen que ver con la vulneración de derechos, si vamos a lo más profundo de la ESI".

"Pero también se da lugar a voces para el inicio de un pensamiento crítico en niñas y niños en esto de trabajar con consignas que apunten a la inclusión. Tenemos tres ejes en la política educativa provincial que es la inclusión socioeducativa, la calidad educativa, y la escuela como institución social. En torno a esos tres ejes se planifican todas las disciplinas. Hoy lo que sabemos los docentes es que tenemos que leer y estudiar los contenidos de la ​ESI porque tienen que estar implícitos en las propuestas pedagógicas y didácticas".

​Sobre la respuesta de los pequeños al adquirir estos conocimientos, ​​Cencha describió que "es lo más fantástico de ser docente en las primeras infancias" porque "los prejuicios y estereotipos son construcciones sociales que vienen de los adultos, del afuera. Eso va en crecimiento en la medida en que no se trabaja en políticas de inclusión, pero los niños naturalmente aceptan la propuesta de diferentes juegos y literaturas".

"Obviamente la intencionalidad pedagógica de deconstruir ciertas cuestiones muy estructuradas en lo social, en el pensamiento adulto, está en el adulto. Entonces los docentes nos preparamos para el cómo, el para qué, el cuándo y la evaluación de esto", explicó.

​En cuanto a otros contenidos brindados desde la perspectiva docente, la directora indicó que actualmente "a los chicos se les pide permiso hasta para limpiarles la nariz".

"Hasta le pedimos permiso si los tenemos que cambiar, nosotros recibimos niños que inclusive usan pañales. Creemos que este es un derecho que claramente mejora la calidad de vida de los niños, los pone en un estado de mayor protección y creo que va a continuar de la mejor manera", dijo.

Luego continuó: "Lo importante es que cada uno de los profesionales que trabajamos con ESI tenemos que poder reflexionar hacia el adentro, poder mirarnos, pensarnos como educadores hoy y poder ver qué cuestiones de nosotros mismos hace que esto sea más dificultoso a veces. Si tengo que hablar por esta institución en particular la verdad es que se trabaja muy bien y los padres apoyan este proyecto en conjunto con la cooperadora, la región IV y los capacitadores".

"Al mismo tiempo –prosiguió–, también hay que ser autodidacta en el conocimiento, en el aprendizaje y saber qué es lo que intentamos hacer con las familias. Cuando uno tiene dudas hay que informarse, leer y pensar que esto es garantía de derechos. En la plataforma educativa del Ministerio de Educación tenemos dentro de ESI una caja de herramientas con materiales curriculares y didácticos a los que cualquier docente puede acceder. Son propuestas pedagógicas pertinentes para cada nivel".

​Al ser consultada sobre las herramientas educativas a las que pueden acceder padres y madres para trabajar en sus casas, la vicedirectora, Candelaria Benvenutti, apuntó que "cada año en las reuniones de padres se trabaja con las familias y se explica cómo se aplica la ESI".

"También hacemos talleres, tenemos jornadas donde mostramos los videos –de canal Encuentro o Paka Paka– que les vamos a pasar después a los niños para que ellos vean y haya una ronda de intercambio. Continuamente les damos herramientas a los papás. También son los niños los que cuentan en sus casas lo que hacen en el jardín", afirmó.

Y Cencha sumó que "los padres son parte del proyecto institucional generando los espacios de participación, pero la escuela es la escuela, y la familia es otra cosa. Entonces entendemos, por ejemplo, que la educación es laica". Asimismo, uno de esos videos se puede ver a continuación:

Embed

"Es una ley, por lo tanto es una normativa que está anclada a tratados internacionales donde la centralidad de la tarea y el fin superior son los derechos de los niños y niñas. Además creemos que estamos viviendo un proceso. Por ahí hace falta ajustar algunos mecanismos. Los chicos no ofrecen resistencias para aprender", contempló Cencha.

Cabe destacar que en el territorio provincial se trabaja con la ley nacional ya que en Santa Fe la ESI solo tiene media sanción en Diputados. Cientos de educadores, centros de estudiantes, exalumnos, padres, madres, universitarios, comunicadores, trabajadores sociales, artistas, científicos, activistas populares, por nombrar solo algunos, han reclamado durante años la implementación de una ley local.

Este año se realizaron numerosas actividades para que los senadores provinciales atiendan el tema y reciban a los especialistas en la materia y a docentes que solicitaron reuniones en varias ocasiones, sin éxito.

En este sentido, Cencha señaló que una ley provincial de ESI "es sumamente necesaria que se le dé curso, para que nosotros tengamos nuestra propia regulación."

"Si bien tenemos marcados los tres ejes en la política provincial, daría un marco de regulación y autonomía. También el proyecto habla de acompañamiento. Hay un marco normativo y un diseño curricular que dicta cuáles son las prácticas más favorables para, en este caso, las primeras infancias", sostuvo.

"Hoy hay mucha confusión y se piensa que cada docente decide lo que va a dar, se habla de enseñar a masturbarse, esto no es así. Los padres vienen preocupados a preguntar, y esto surge del temor porque estas cuestiones no están enmarcadas en una normativa educativa", añadió.

Por último concluyó: "Y también tiene que ver con la salud, porque cuando trabajamos desde distintos ejes el cuidado del cuerpo hablamos de las campañas de vacunación y los derechos a la salud que tenemos todos. Esa es otra herramienta de la ESI, porque si hay chicos que no están vacunados en este territorio, la institución educativa puede ser ocasionalmente el espacio donde se realice, acompañados de los adultos responsables con enfermeras y psicólogas. Se trata de reconocer que los niños y niñas son sujetos de derechos".

¿Te gustó la nota?