monumento histórico

En Santa Fe el convento de Santo Domingo seguirá abierto

Los frailes de Santa Fe no vivirán en el convento pero el templo seguirá abierto como lugar de culto, celebrando misas y administrando los sacramentos

Jueves 29 de Abril de 2021

En un documento oficial firmado por fray Juan José Baldini OP, prior provincial de la Orden de los frailes dominicanos, anunciaron que se dio marcha atrás con el cierre del convento de Santo Domingo ubicado en 9 de Julio y 3 de Febrero, el sur de la ciudad de Santa Fe.

En un principio desde las altas cúpulas de la orden habían decidido cerrar el convento debido a reconfiguraciones internas de la Orden que llevaron a “repensar el modo de organizar la vida y la misión en comunidad, muy especialmente en los conventos y casas”. El prior dominico aseguró que, inspirados por el trabajo generoso de muchos labradores, anticipan un nuevo modo de predicación del Evangelio para el Pueblo de Dios en Santa Fe.

“Cada tiempo tiene sus desafíos, ahora el Señor nos conduce hacia un camino de redefinición, pero de ningún modo a un final u olvido de nuestra misión en la provincia santafesina”, dijo el fray Juan José Baldini.

Un monumento histórico

El convento también lleva el nombre de Iglesia de Nuestra Señora del Rosario y es uno de los santuarios más tradicionales de esta capital. El lugar es conocido como el "Vaticano de Santa Fe" por su particular y singular cúpula y fue declarado monumento histórico provincial y nacional. Además, en ese mismo lugar estaba el convento que cobijó a Manuel Belgrano desde el 1 al 8 de octubre de 1810 en el marco de su expedición por "La campaña del Paraguay".

En la ciudad de Santa Fe, la Orden de Predicadores está presente desde 1601. “Fue protagonista y testigo de acontecimientos importantes para el país y para la vida de la ciudad. A lo largo de tanto tiempo, generación tras generación, muchos frailes y laicos han entregado sus vidas al servicio del Evangelio y de las almas”, expresa el comunicado.

convento 02.jpg
El convento de Santo Domingo, también conocido como Iglesia de la Virgen del Rosario, está en la ciudad de Santa Fe hace más de 400 años.

El convento de Santo Domingo, también conocido como Iglesia de la Virgen del Rosario, está en la ciudad de Santa Fe hace más de 400 años.

Los cambios

En lo que respecta a la misión en la ciudad santafesina el titular de la Orden aseguró que “se modificará la presencia de los frailes, pero se abre una nueva posibilidad, un camino de labor conjunta, en el que codo a codo arquidiócesis, Orden, frailes y laicos, seguirán adelante en la misión común de anunciar la Buena Noticia de Jesús muerto y resucitado”.

El templo continuará abierto como lugar de culto los fieles y los miembros cercanos a la Orden. Se podrá seguir celebrando allí la eucaristía y el sacramento de la reconciliación. Desde Santiago de Chile el prior manifestó que “este es un momento de memoria agradecida, aunque también es tiempo de siembra”.

Junto a Sergio Fenoy, arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, se decidió el nombramiento de un rector del templo para la continuidad de los servicios sacramentales y la actividad pastoral en el convento. Los frailes apoyarán y acompañarán a los miembros de las instituciones propias aunque ya no residan allí.

El edificio dedicado al convento albergará un Centro de Espiritualidad, abierto a toda la provincia de Santa Fe. Los laicos tendrán sus reuniones regulares de formación y sus actividades y los frailes acompañarán el cuidado del templo, especialmente en la conservación edilicia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario