Información General

Murió Capitán Optimista, el médico que recetaba sonrisas

Su fallecimiento causó gran conmoción, sobre todo en su ciudad, Albacete, en España

Jueves 11 de Abril de 2019

El "Capitán Optimista" era Antonio Javier Cepillo Boluda, quien recetaba "altas dosis de optimismo" a sus pacientes. Contó su experiencia con el cáncer en el discurso de despedida a los residentes, en 2016, cuando confesaba que había aprendido en primera persona cómo un médico no debe tratar a un paciente, pues durante su tercer año de formación como residente en el Hospital Universitario de Albacete, se detectó un bulto y, de la noche a la mañana, se convirtió en un enfermo de cáncer más tratando de contener la tristeza en una sala de espera de Oncología, cuenta ABC.

Un año después de aquel emotivo acto de despedida a los residentes, en junio de 2017, el pediatra albaceteño se confirmaba como "Capitán Optimista", un reconocimiento nacional recibido por su vocación, valentía, sensibilidad y formación.

El Colegio de Médicos de España confirmó "la gran pérdida de un amigo" que se iba a incorporar en cuanto acabara el tratamiento. Sus compañeros han querido trasladar su más sentido pésame "a la familia de quien ha sentado las bases de la humanización desde la doble óptica, la del médico y la del paciente".

Capitán Optimista y flautista de Los Guachis (un equipo de pacientes, familiares, personal sanitario y voluntarios que se enfrenta a la adversidad cantando), deja un vacío que llenarán las lecciones que dio con su ejemplo.

En cuatro horas, se lograron más de 5.000 firmas para que el hospital de Albacete pase a llamarse Hospital Universitario Antonio Cepillo, en honor al fallecido pediatra. La petición, formulada en la página change.org y recogida por Europa Press, va dirigida al Complejo Hospitalario Universitario de Albacete y busca que el hospital lleve "el nombre de una persona que lo ha dado todo por la medicina, que ha puesto su corazón y su ejemplo para una buena praxis".

"Cepi" ha sido Capitán y pediatra, pero, sobre todo, ha sido Guachi, miembro de ese equipo de pacientes, familiares, personal sanitario y voluntarios que se enfrenta a la adversidad cantando. Capaz de pasarles un balón a los pequeños pacientes en pleno pasillo, quien fuera compañero de vestuario del futbolista Andrés Iniesta le ha empatado a fama en el ámbito sanitario, agrega la publicación española ABC.

¿Te gustó la nota?