El conflicto en Colón

Darrás y Paniagua condenados por encubrir a barras: quedaron en libertad e inhabilitados

Los dos dirigentes de Colón aceptaron los cargos que les imputaron, firmaron un juicio abreviado, quedaron en libertad con multas económicas y suspensiones para ejercer como directivos.

Jueves 29 de Septiembre de 2022

Condenaron este jueves por la tarde en los Tribunales santafesinos a los dos dirigentes del Club Atlético Colón por haber facilitado la formación de grupos que delinquían en espectáculos deportivos y por encubrimiento. Se trata del vicepresidente tercero de la institución, Horacio Rodolfo Darrás, de 66 años, y el vocal de la comisión directiva, Lucas Alejandro Paniagua de 35 años.

A ambos dirigentes se les impusieron penas de ejecución condicional e inhabilitación para concurrir a espectáculos deportivos y para desempeñarse en entidades deportivas. Además, Darrás deberá pagar una multa de 700.000 pesos, y Paniagua una multa de 100.000 pesos.

LEER MÁS: Colón: Horacio Darrás, mientras "medita" su renuncia, buscará mañana quedar en libertad

El vicepresidente tercero y uno de los vocales de la comisión directiva del Club Atlético Colón fueron condenados por haber facilitado la formación de grupos que delinquían en espectáculos deportivos y por ser autores del delito de encubrimiento. Se trata de Horacio Rodolfo Darrás de 66 años y Lucas Alejandro Paniagua de 35, respectivamente, a quienes se les impusieron penas de ejecución condicional; multas económicas e inhabilitación para concurrir a espectáculos deportivos y para desempeñarse en instituciones deportivas.

Las sentencias fueron impuestas en un juicio en el que se abreviaron los procedimientos que se llevó a cabo esta tarde en los tribunales de la ciudad de Santa Fe. El juez Leandro Lazarini estuvo a cargo de la conducción de la audiencia de juicio.

La Unidad Fiscal Especial de Delitos Complejos condujo la investigación que permitió llegar a las condenas. En tanto, el Organismo de Investigaciones (OI) del MPA fue el encargado de realizar todas las diligencias ordenadas por la Fiscalía.

LEER MÁS: En detalle: revelan cómo era la relación entre la barra y la dirigencia de Colón

Responsabilidad penal

Darrás y Paniagua reconocieron su responsabilidad penal como coautores de facilitamiento de la formación de grupos dedicados a cometer delitos en espectáculos deportivos (artículos 5 y 11 de la Ley Nacional de espectáculos deportivos 23.184) y por la autoría del delito de encubrimiento.

La defensa de ambos condenados aceptó la atribución delictiva realizada por la Fiscalía, el monto y el modo de ejecución de las penas impuestas y la decisión de abreviar los procedimientos del juicio.

Calificaciones penales

Por los delitos atribuidos, a Darrás se le impuso una condena de dos años y seis meses de prisión de cumplimiento condicional y una multa de 700.000 pesos. Además, se lo inhabilitó por cinco años para concurrir a espectáculos deportivos y también fue inhabilitado por cinco años para desempeñarse como colaborador, dirigente, concesionario, miembro de comisiones o subcomisiones de entidades deportivas o contratado por cualquier título por ese tipo de organizaciones.

Paniagua, por su parte, fue condenado a un año y seis meses de prisión de cumplimiento condicional y deberá pagar una multa de 100.000 pesos. Además, se lo inhabilitó por tres años para concurrir a espectáculos deportivos y también fue inhabilitado por tres años para desempeñarse como colaborador, dirigente, concesionario, miembro de comisiones o subcomisiones de entidades deportivas o contratado por cualquier título por ese tipo de organizaciones.

Medios económicos

De acuerdo con lo planteado por la Fiscalía, los delitos atribuidos a Darrás y a Paniagua fueron cometidos de forma continua desde, al menos, octubre del año pasado y hasta el lunes de esta semana.

“En función de sus cargos, los dos dirigentes facilitaron la formación y mantenimiento de grupos destinados a cometer delitos, lo cual está penado por la Ley Nacional de espectáculos deportivos 23.184”, planteó el MPA. “Paniagua mantuvo comunicación y trato directo permanente con los líderes de las dos facciones de la hinchada de Colón (Los de Siempre y La Negrada), relación que era conocida y aprobada por Darrás”, se agregó en la audiencia.

La Fiscalía sostuvo que “los dos dirigentes proveyeron de indumentaria deportiva oficial del club para su reventa; carné de socios y entradas para los miembros de las facciones y entradas para la reventa previa a los partidos”. En tal sentido, se indicó que “de esta manera, Darrás y Paniagua pusieron a disposición medios económicos que permitieron la formación, mantenimiento y financiamiento de actividades delictivas”.

En la audiencia también se indicó que “al líder de Los de Siempre se le pagaban periódicamente 150.000 pesos en concepto de «sueldo» sin que hubiere contraprestación alguna”.

No identificar a nadie

En relación a la condena por encubrimiento, tanto en el caso de Darrás como en el de Paniagua, fue por su accionar a raíz de las citaciones a declarar que hizo la Fiscalía a víctimas y testigos de las amenazas sufridas por el plantel profesional de fútbol de Colón el martes de la semana pasada en el predio “4 de Junio”.

“Darrás le indicó al mánager del fútbol profesional de la institución que debía concurrir a declarar, pero que de ninguna manera podía identificar a las personas que habían estado presentes y que tampoco podía dar cuenta de haber escuchado amenazas”, sostuvo la Fiscalía. “Además, el dirigente hizo hincapié en que, puntualmente, no se mencione al líder de Los de Siempre”, se agregó.

Por su parte, Paniagua “se comunicó telefónicamente con el otro líder de Los de Siempre, quien está detenido en el establecimiento penitenciario de Coronda”.

Según expuso la Fiscalía, “en ese contacto, el detenido le dijo al dirigente que hable con los jugadores y personas citadas a declarar y les manifieste que si no identificaban a los presentes en el apriete a los jugadores, Los de Siempre los dejarían tranquilos. También se le planteó que si los citados a declarar sí identificaba a los autores de las amenazas, Los de Siempre se encargarían de tirar bombas en cada uno de los partidos para que Colón no juegue más de local. Asimismo, le dijo que sabían dónde viven las familias de los jugadores y a qué escuelas van sus hijos”.

Finalmente, según relató la Fiscalía en la audiencia, “se contactó con el capitán del plantel profesional de fútbol con el objetivo de ayudar a los autores de las amenazas coactivas”.

Otros nueve investigados

En relación a las otras nueve personas imputadas este miércoles, se debatirá este viernes su situación procesal en una audiencia que fue programada para las 10 en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario