Reconquista

El insólito caso del bebé con dos cabezas que conmueve a Reconquista llegó a la Justica

El abogado de la familia denuncia una posible "mala praxis médica" ya que las ecografías no habían advertido la malformación y la "sustitución de un niño por otro", entendiendo que la criatura que nació muerta no le pertenecía

Lunes 03 de Febrero de 2020

Ayelén se internó en el nuevo Hospital de Reconquista el 25 de diciembre. Oriunda de Avellaneda, el seguimiento de su embarazo lo realizó en el Samco de dicha localidad, efector en el cual se le realizó dos ecografías. Según el abogado de la familia, Oscar Vázquez, ninguno de los estudios realizados en el lugar anticiparon alguna anormalidad.

El representante legal recordó que la mujer rompió bolsa e ingresó en trabajo de parto pero que una falla cardíaca, registrada en la beba, obligó a los profesionales a que inicien la correspondiente cesárea.

"Cuando finalizó la cesárea, le dijeron a la madre de la chica (abuela de la criatura) que había nacido muerto", y con bicefalia (la malformación de poseer más de una cabeza). Vázquez agregó que la abuela de la criatura alcanzó a tomar una fotografía del cadáver.

En declaraciones a la emisora LT 10, el abogado contó que "el día 27 (de diciembre) le dieron el alta a la mujer y tuvo que volver tres días después por una infección". Con el transcurrir de los días, el insólito nacimiento despertó dudas e interrogantes.

"Nos presentamos en la fiscalía e hicimos una denuncia por presumible mala praxis médica, sustitución de un niño por otro, supresión de identidad y promovemos la constitución de querellantes", añadió.

15416w720.jpg

Vázquez explicó las particularidades del caso y que activaron las denuncias presentadas: "Yo le tengo que dar la razón al médico que hizo las ecografías de que no había ningún problema, pero también le tengo que dar la razón a la abuela que fotografió el cadáver de su nieto y se observa la malformación de haber nacido con dos cuellos y dos cabezas".

Consultado sobre el resultado de las ecografías, el abogado insistió en que las mismas no arrojan ninguna malformación. Por otro lado, agregó un dato que podría ser relevante en la investigación: "Tengo un certificado, firmado por la obstetra, que dice: nacido vivo, pesa 4,550 kg. Pero a la abuela, le dicen: nació muerto"

Para el profesional pudieron darse dos situaciones. Una vinculada a un error (el especialista que realizó la ecografía no advirtió la malformación) situación que calificó de "lamentable"; y otra relacionada a los bebés, bajo la sospecha de la madre de que hayan sustituido a su hijo (que había nacido vivo) por otro, con la malformación antes mencionada.

Vázquez manifestó que son "tantas las sospechas de todo lo que sucedió, que no sabemos dónde estamos parados, por eso recurrimos a la fiscalía".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario