Caso sin resolver

Muerte de la familia Espino: la querella sospecha que los mataron por 200 mil dólares

La familia descarta de plano la idea del "pacto suicida". Reconocen que se trata de un caso complejo y tienen esperanzas en los resultados que arroje la recompensa lanzada por el gobierno para quien aporte datos

Martes 30 de Julio de 2019

La medianoche del 24 de octubre de 2018, los investigadores hallaron en una vivienda de Francia al 1100, en el sur de la ciudad dos cuerpos tirados en el piso y en estado de descomposición. Una piedra, un cuchillo y dos televisores encendidos.

A más de nueves meses, todavía no se pudo establecer cómo murieron Rafael Espino (62) y Rita Mónica Rampazzo (57). Como si fuera poco, el hijo del matrimonio, Rodrigo Espino, (que padecía parálisis cerebral) fue encontrado en su habitación con pocos signos de vida y falleció con posterioridad en el hospital José María Cullen.

Mientras se esperan resultados de estudios patológicos que podrían ser claves para saber cómo murieron, este lunes el gobierno provincial publicó en su boletín oficial una recompensa por 500 mil pesos para quien aporte datos a la causa, algo que había solicitado la querella.

•LEER MÁS: Ofrecen $500.000 por datos sobre la muerte del matrimonio de barrio Sur

En diálogo con UNO en la Radio, el abogado de la familia Romeo Díaz Duarte volvió a descartar la teoría de una "muerte pasional" o pacto suicida. En ese sentido, comentó que "la pasión que tenían ellos era por su hijo, vivían para él".

Adelantó que para la querella el matrimonio fue asesinado con la idea de sustraer una suma de dinero en dólares por la venta de un inmueble que habría concretado la pareja. "Nosotros entendemos que fue a los fines de sustraer una suma de dinero. Esa es la hipótesis que nosotros vamos a sostener siempre. Desde ahí no nos vamos a mover", enfatizó.

Más adelante, precisó: "Tenemos datos referenciales de sumas de dinero, por haber percibido dinero. Era una suma importante, superaba los 200 mil dólares. No aparecieron. Esos datos los manejamos como querellantes y sostenemos que es así. No había ninguna cuenta y depósito bancario por esa suma de dinero".

•LEER MÁS: Revelan cómo estaban los cuerpos del matrimonio fallecido en barrio Sur

Romeo Díaz Duarte reconoce que se trata de un caso complejo y de difícil resolución. "Armar todo este rompecabezas es bastante complicado para la querella, por lo menos para nosotros; atento fundamentalmente a los tiempos transcurridos (más de nueves meses). Eso no favorece a la investigación, sino que al contrario".

El profesional insistió con la participación de un factor externo en el hecho: "Mueren dos personas, en el mismo momento; a la misma hora. ¿Vamos a decir que fue una muerte natural?. Es imposible... es imposible. Entonces, evidentemente tenemos que buscar un factor externo o una conducta humana".

En relación a la incógnita por la aparición de la camioneta Renault Duster, propiedad del matrimonio, en barrio Santa Rosa de Lima, comentó: "Tenemos datos de la camioneta, inclusive quien la pudo haber conducido pero justamente, estamos cerrando el círculo de la investigación"

Cabe recordar que en la vivienda no se encontraron signos de violencia, no había ni ventanas, ni puertas rotas o exigidas. "Yo tengo confianza en la recompensa para aquel que aporte datos, confío plenamente. Creo que hay gente que tiene información. Pueden ser personas cercanas o por arrepentimiento", consideró.

Se mostró optimista en relación a los resultados de la investigación que lleva adelante fiscalía. "Me tracé una línea que de acá a un mes, mes y medio, quiero estar de nuevo reunido con la fiscalía para ver cómo seguimos adelante", manifestó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario