Secciones
Fútbol

Los refuerzos de Colón que por ahora no reforzaron

Para este 2020 llegaron seis futbolistas al plantel sabalero, pero hasta aquí ninguno de ellos fue solución, más allá de que tienen el crédito abierto teniendo en cuenta que jugaron pocos partidos

Martes 24 de Marzo de 2020

Para afrontar el 2020, la dirigencia que encabeza José Vignatti logró sumar seis refuerzos, la mayoría de ellos con el visto bueno del ex-entrenador Diego Osella. Nombres que a priori nadie podía en duda teniendo en cuenta su trayectoria y jerarquía, con alguna excepción.

Los futbolistas que se incorporaron al plantel sabalero para afrontar el primer semestre de este año fueron los defensores Rafael García, Bruno Bianchi y Rafael Delgado. El volante ofensivo Agustín Doffo y los delanteros Brian Fernández y Lucas Viatri. De los seis, el único que generaba interrogantes era Doffo de corto paso por el fútbol argentino con la camiseta de Vélez y otros equipos del exterior.

El resto llegaba con buenos antecedentes, en el caso de Fernández sus estadísticas daban cuenta de un promedio de gol notable, pero es cierto que las dudas estaban dadas en sus problemas personales. Algo que finalmente conspiró para que pueda tener continuidad.

image.png

Viatri venía de jugar con buen suceso en Peñarol de Uruguay y García de ser campeón con Nacional de Uruguay, en el caso de Bianchi era el capitán de Atlético Tucumán acostumbrado en elos últimos tiempos a jugar copas internacionales y ser protagonista. Y Delgado era titular inamovible en el Defensa y Justicia que fue subcampéon y antes había tenido un paso por Atlético Nacional de Medellín.

El único que no llegaba con antecedentes era precisamente Doffo (venía de jugar en el O’Higgins de Chile) que se trataba de una apuesta, ya que en el plantel no había un jugador de esas características, volante creativo y zurdo. Por ese motivo es que decidieron incorporarlo sabiendo que no significaba una erogación importante.

LEER MÁS: Superliga y una postura que va en contra de Colón

Lo cierto es que a la hora de hacer un balance de los siete partidos de Superliga que se disputaron este año y el restante de Copa de la Superliga, está claro que por ahora ninguno de los refuerzos aprobó en cuanto a su rendimiento. Fueron más los errores que los aciertos.

El que más continuidad tuvo fue Delgado que jugó los ocho partidos como titular y recién contra Rosario Central pudo convertir, aunque en el aspecto defensivo a lo largo de todas sus presentaciones evidenció muchos problemas en la marca, al punto tal que varios de los goles que sufrió Colón llegaron por su sector.

En el caso de García, arrancó como titular, pero sus bajos rendimientos lo confinaron al banco de relevos, nunca dio muestras de solidez y en algunos partidos directamente su desempeño fue muy flojo como ante Newell's. Ese partido le hizo perder el puesto. Jugó cinco encuentros.

LEER MÁS: El futuro incierto de Tomás Sandoval en Colón

Bruno Bianchi protagonizó apenas tres partidos, ante Boca y Talleres su nivel fue muy bajo, sobre todo ante la T y recién en el cotejo ante Rosario Central tuvo una participación aceptable. Lo cierto es que sumó pocos minutos, aunque todavía no demostró lo que había rendido con la camiseta de Atlético Tucumán.

A Lucas Viatri se lo trajo para ser referente de área y aportar goles, pero nada de eso ocurrió, aún no marcó y lo mejor que hizo en algunos pasajes de los partidos fue tirarse atrás para asociarse al juego. Su mejor rendimiento fue ante Defensa y Justicia, pero igual dada sus condiciones está en deuda.

image.png

Por su parte, Fernández apenas pudo sumar algunos minutos en el partido ante Banfield y luego por sus problemas personales no pudo ser tenido en cuenta. Recién estuvo concentrado para el partido con Central, pero quedó fuera del banco de relevos y la idea es recuperarlo. Mientras que Doffo directamente no debutó con la camiseta rojinegra.

Así las cosas, está claro que por ahora los refuerzos que llegaron a Colón no cumplieron con el objetivo de reforzar al equipo, ya que sus rendimientos no convencieron. De todos modos, tienen el crédito abierto ya que apenas se jugaron ocho partidos y varios de ellos ni siquiera jugaron esa cantidad como para evaluarlos con más detenimiento.

Será tarea de Eduardo Domínguez y el resto de sus colaboradores potenciar a estos jugadores que condiciones tienen, pero que hasta aquí no lograron explotarlas. Los antecedentes juegan a su favor, pero deben revertir la imagen inicial.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

Santa Fé

paraná

Policiales

Ovación