Policiales

Asegura que a su madre la asesinó su pareja por haber comenzado a recibir la AUH

Así lo declaró el hijo menor de Romina Saavedra, prendida fuego y asesinada de 25 puñaladas en 2013. La hija de Saavedra declaró que vio cuando el agresor atacó a su madre hasta producirle la muerte. Momentos tensos en los Tribunales santafesinos

Miércoles 23 de Agosto de 2017

Uno de los hijos de Romina Saavedra, la mujer prendida fuego y asesinada de 25 puñaladas en 2013 en la localidad santafesina de San Lorenzo, declaró hoy en el juicio contra la ex pareja de la víctima. Dijo que su madre era maltratada en forma permanente y que la situación recrudeció cuando ella obtuvo la Asignación Universal por Hijo, ya que a él lo enojaba que ella contara con dinero.

En tanto, el acusado Miguel Ángel Pastorutti (64), dijo en la primera audiencia ante la Sala 2 de los Tribunales de Rosario que "nunca" hubiera cometido este asesinato "si estaba bien".

El juicio oral por el femicidio de Saavedra (32) comenzó con el alegato de apertura de la fiscal Cristina Herrera, quien aseguró que el imputado "cometió la acción porque creía que Romina Saavedra era de su propiedad". "Pastorutti, ejerció presión aprovechando la situación de vulnerabilidad económica para manipular, para amenazar y cosificó a Romina", señaló la funcionaria judicial.

La fiscal adelantó que pedirá la pena de "prisión perpetua por homicidio calificado por alevosía y por el contexto de violencia de género, en concurso real por amenazas coactivas". Además, Herrera recordó en la audiencia que Pastorutti fue denunciado el 10 de abril y el 28 de mayo de 2012 por Romina y criticó al Estado por "la falta de tutela". "Hay como prueba una prohibición de acercamiento que curiosamente salió cuatro meses después de que la matara porque el acusado nunca se presentaba a declarar", denunció la fiscal.

A su turno, la defensora pública Liliana Herrera adelantó que pedirá la "absolución" por considerar que el acusado, "no realizó sus actos en forma voluntaria".

Sebastián Piazza, uno de los hijos de la víctima que tenía 14 años cuando se registró el femicidio, declaró frente a los jueces Ismael Manfrini, Julio Kesuani y Edgardo Fertita, y acusó a Pastorutti de "golpear, agredir y maltratar permanentemente" a su madre.

El joven contó que no iba seguido a la escuela porque se quedaba en la casa para proteger a su madre ya que el sospechoso "le pegaba y amenazaba permanentemente". "Una vez le tiró con una pava con agua hirviendo y (su hermana) Gisela se quemó porque se interpuso para defenderla", relató el muchacho.

Según el hijo, en reiteradas oportunidades junto a su madre fueron "a la comisaría a denunciarlo" pero aclaró que "todo quedaba en la nada". "(La situación) se puso peor cuando ella lo dejó después de que lograra el pago de la Asignación Universal por Hijo. Se enojaba porque ella nos compraba ropa con esa plata", indicó.

En tanto, Gisela, que tenía 15 años cuando mataron a su madre, declaró: "Yo vi cuándo ese hombre -señalando a Pastorutti- apuñalaba una y otra vez a mi mamá", tras lo cual quebró en llanto al punto en que el tribunal aconsejó interrumpir el testimonio para retomarlo luego.

Por su parte, Pastorutti se mostró calmo y permaneció inmutable mientras escuchaba los testimonios de estos dos de los cuatro hijos de Saavedra. Antes, el imputado había declarado ante el tribunal que a Saavedra "la amaba con toda el alma" y pidió "perdón" por lo sucedido.

"Nunca lo hubiera hecho si estaba bien. La amaba con toda el alma. Pido perdón, lo que no pasa en toda una vida pasa en un segundo", afirmó.

El hecho por el que es juzgado Pastorutti se registró en la mañana del 9 de diciembre de 2013 en una casa ubicada en la calle Neuquén al 900 de San Lorenzo. Ese día Romina, salió de la casa de su padre donde se fue a vivir luego de dejar a Pastorutti y fue interceptada por el hombre que la obligó a ir a la casa donde convivían bajo amenazas.

Según la investigación, Pastorutti la encerró, abrió el gas, le prendió fuego y cuando los vecinos acudieron para salvar a Romina, él se abalanzó sobre ella y le asestó delante de todos 25 puñaladas con una cuchilla que hoy fue reconocida por otros testigos. El juicio continuará mañana con los testimonios ofrecido por la Fiscalía y en días posteriores lo harán 12 testigos ofrecidos por la defensa.

Télam

¿Te gustó la nota?