Policiales

“El crimen de Marianela ya lleva dos años de impunidad pero seguiré luchando”

Lo dijo Graciela Brondino, la mamá de la joven de 25 años, que murió por un golpe que sufrió durante un asalto. Habrá una suelta de globos en su memoria.

Miércoles 02 de Mayo de 2012

Dos años pasaron desde el miércoles 28 de abril de 2010, cuando Marianela Brondino, una joven chef de 25 años, volvía a su casa en bicicleta, desde la panadería en la que trabajaba en barrio María Selva, en calle Alvear al 6100. Cuatro cuadras la separaban de reencontrarse con su familia, cuando escuchó que desde atrás se le acercaba una moto. Marianela pedaleaba a toda velocidad por calle Gorostiaga al 1900 cuando uno de los dos motoqueros le tironeó el morral de tela que le cruzaba el pecho y la desequilibró.

La velocidad del impulso la arrojó por sobre la bicicleta. Marianela cayó al asfalto y se golpeó la cabeza. Las consecuencias fueron similares a las que sufre un motociclista en un accidente vial. Estuvo cinco días en coma en el hospital Cullen, le realizaron dos cirugías para disminuir la presión del cerebro en el cráneo, pero no se puedo recuperar.

Marianela falleció el lunes 3 de mayo de 2010. Mañana, al cumplirse el segundo aniversario de su muerte y que no haya avances en la investigación judicial, sus familiares realizarán una suelta de globos, le rendirán homenaje y renovarán su reclamo de justicia y contra la impunidad.

“Con la muerte de Marianela, se terminó su vida y también una parte de la nuestra. Pero, los asesinos de mi hija siguen libres. Cada vez que camino por el barrio, cuando estoy esperando el colectivo, cuando voy a hacer un mandado, cuando estoy paseando al perro y veo a dos hombres en moto, me pregunto si no serán ellos los asesinos de Marianela. Sentimos una desazón absoluta de que no haya avances en la causa y de saber que cualquier otra chica puede convertirse en una nueva víctima. Cada domingo, cuando voy al cementerio y veo el pasto verde del lugar donde está enterrada mi hija, no puede dejar de pensar en la impunidad de los delincuentes”, expresó ayer Graciela Brondino, la mamá de Marianela e insistió en la importancia de que todos los santafesinos se sumen al reclamo.

Que la violencia no sea natural

“Aveces pienso que estamos todos como en un bolillero, que cada uno tiene su número y que en algún momento la inseguridad te va a tocar de cerca. No importa cuantos recaudos tomes”, agregó la mujer, y contó que Marianela había optado por no trabajar en restoranes u hoteles justamente para no salir de madrugada y evitar volverse sola en horarios más peligrosos.

“Cuando voy a organismos oficiales a hablar por el tema de mi hija, veo planos de la ciudad con pinches que marcan los lugares donde ocurrieron los crímenes. Yo no quiero que mi hija sea sólo un pinche. Quiero que se encuentre a los responsables de su muerte y que sean juzgados. Quiero que su asesinato no sea olvidado y que la violencia no sea naturalizada”, sostuvo Graciela.

Y se refirió al caso de la joven abusada en un asalto en un comercio de la peatonal santafesina: “con el paso de los días, la gente deja de ir a las marchas. Eso no puede ser, un caso no deja de ser terrible porque pasaron 15 o 20 días. El único consuelo que tengo para esa familia es que, a pesar de todo, su hija está viva. Y con mucha ayuda de profesionales va a poder recuperarse y rearmar su vida. Marianela no tuvo ninguna oportunidad. Pero yo voy a seguir luchando por ella, por su memoria, y para que sus asesinos vayan presos”, concluyó.

¿Te gustó la nota?