Santa Fe

Farías le avisa a Perotti que para pagar el aguinaldo necesitará ayuda nacional

El ministro de Gobierno aseguró que si Nación paga la deuda por la Caja de Jubilaciones se resuelven todos los problemas. Dijo que no sería la primera vez que Santa Fe recurre a herramientas financieras para hacer frente a salarios y aguinaldos

Martes 29 de Octubre de 2019

El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, advirtió que por la situación económica nacional y el impacto en los recursos provinciales el próximo gobierno deberá apelar a herramientas financieras para poder pagar el aguinaldo de fin de año y los sueldos de diciembre, que se pagan en enero. También dijo que se sentarán con los gremios a evaluar la situación y reconoció que será muy difícil pagar con cláusula gatillo los salarios correspondientes a noviembre porque en septiembre –la cláusula gatillo se paga dos meses después– la inflación fue de 5,7%.

Farías hizo una descripción del escenario económico nacional al que lo calificó como muy complicado. Pero, además, la caída de la actividad económica tiene un impacto directo en la recaudación provincial y eso genera una merma de recursos muy importante.

En ese marco, UNO Santa Fe lo consultó sobre si luego del 10 de diciembre quedará dinero en la caja para que el gobierno de Omar Perotti pueda garantizar el pago del aguinaldo en diciembre y los sueldos de diciembre –que se pagan en enero– de los agentes provinciales. Al respecto, el funcionario respondió: "Nosotros mes a mes vamos trabajando sobre las dificultades económicas que tiene la provincia. Hasta ahora hemos podido garantizar el pago de salarios, obviamente recurriendo a herramientas financieras y a lo que tenemos disponible, siempre dentro de la ley y sin generar ningún inconveniente a la economía de la provincia".

"Nuestra aspiración de aquí a cuando nos vayamos el 10 de diciembre es que el próximo gobernador no tenga inconveniente en el pago de aguinaldo ni en el pago de los sueldos de diciembre que se pagan en enero", dijo y aclaró: "Pero seguramente también va a depender mucho del rol del gobierno nacional".

En ese sentido, el funcionario ejemplificó: "Hubo varias ocasiones donde este gobierno para poder pagar los sueldos de diciembre, que se pagan en enero, tuvo que recurrir a adelantos de coparticipación federal y el gobierno nacional nos los ha brindado y eso nos permitió ese pago".

"Las fluctuaciones entre los ingresos que tiene la provincia, y más en una situación de crisis y de caída de la actividad económica que hacen que los ingresos hayan mermado muy fuerte, cubrir los gastos permanentes que no bajan nunca, todo lo contrario, sino que aumentan todos los gastos corrientes y los salarios fundamentalmente, nos hace recurrir a distintas herramientas financieras o adelantos de la coparticipación nacional para poder cubrir esa situación en determinados períodos. El período de diciembre y enero es particularmente crítico", aseguró Farías.

"Por eso –continuó– nosotros decimos que si la Nación nos diera solamente lo que nos debe por este año, los 5.800 millones de pesos que nos corresponden por la Caja de Jubilaciones, una compensación más razonable que esto que es realmente irrisorio por lo que es la baja de IVA y Ganancias, lo del reperfilamiento de las Letes. Si algo de eso se diese no habría ningún inconveniente para este gobierno que se va el 10 de diciembre para pagar sueldos inclusive con cláusula gatillo, ni para ayudar a los municipios y comunas a resolver su situación, ni para el próximo gobierno para pagar el aguinaldo y atender correctamente los sueldos de diciembre que se pagan en enero".

"Pero la deuda por la Caja de jubilaciones no se resolvió en todo el año. ¿Qué va a pasar si esa situación se mantiene?", insistió UNO.

"Sí, eso no sucedió. Este es el problema que tenemos. Vamos a ser muy cautos y por eso no vamos a esperar hasta el 10 de diciembre para tomar medidas preventivas. Vamos a sentarnos este mes, vamos a analizar el panorama junto a los gremios y vamos a ver cómo seguimos".

Cláusula gatillo, difícil

En otro tramo de la conversación con la prensa, el ministro fue consultado sobre el último índice inflacionario, el correspondiente a septiembre que fue de 5,7%, y si eso se va a trasladar al salario de noviembre (que se paga en diciembre). En ese sentido Farías respondió: "Todavía no está decidido eso. Tal cual lo planteamos en agosto cuando nos reunimos con las entidades sindicales y les dijimos las dificultades económicas que enfrentábamos en estos meses vamos a ir viendo mes a mes la situación".

"Este mes tenemos un índice muy importante para incorporar al salario por cláusula gatillo, tenemos muchas dificultades económicas, Nación no cumplió con los 5.800 millones de pesos que nos debe por la Caja de Jubilaciones, lo que esperábamos la compensación por la baja de IVA y Ganancia es realmente insignificante y mucho menos lo que nos va a tocar en este período", dijo Farías, que en el encuentro con la prensa había afirmado que hasta el 10 de diciembre se espera que lleguen 300 millones de pesos de los 3.500 millones de pesos que dejaron de venir por las medidas nacionales.

"No sabemos con certeza si vamos a poder aplicar este mes ese índice a los salarios. Vamos a conversarlo con las entidades sindicales y con los municipios y comunas que están en una situación desesperante", advirtió y añadió: "Seremos lo más responsables posible tratando de cuidar los recursos y garantizar los pagos de salarios con todas las condiciones legales establecidas e inclusive, si lo permite la economía, con la cláusula gatillo. Pero la verdad es que al día de hoy lo vemos con mucha dificultad".

Los contratados

Luego Farías se refirió a la situación de los contratados y dijo que el propio gobernador Miguel Lifschitz dijo que ya se está "muy sobre el final de la gestión para hacer un pase a planta de tanta importancia". Los números que maneja el gobierno provincial es de 1.500 trabajadores que estarían en condiciones de pasar a planta permanente.

Por ese motivo, Farías dijo que el gobierno provincial está tratando de avanzar junto a los gremios en el cierre de un acta paritaria que "tiene un valor importante" porque define los criterios de cuáles son las personas que están en condiciones de pasar a planta permanente.

"Eso permite a posteriori armar un listado en cada uno de los ministerios del personal contratado que está en esas condiciones. Luego quedará el acto definitivo del pase a planta que, como lo dijimos en su momento, respetando las reglas del fin de mandato algunos podían pasar en este período y otros, seguramente la mayoría, en el período siguiente", definió.

Lo que preocupa a los funcionarios de la actual gestión es que si no se acuerdan pronto esas actas y si no se trabaja rápidamente con los ministerios va a ser muy difícil lograr antes del 10 de diciembre el pase a planta. "Pero también nos parece que si dejamos firmadas esas actas, dejamos establecidos esos criterios y armamos los listados eso ya va a ser una garantía para los trabajadores y que la próxima gestión va a tener gran parte del trabajo resuelto", sostuvo.

"Si no, quien asume va a tener muchísimas dificultades como las que tuvimos nosotros en diciembre de 2007. En ese momento tuvimos muchísimas dificultades en la planta de personal, no solo había contratados sino que había gente en el Estado que cobraba con planes de empleo, con ayudas sociales. Acomodar todo eso nos llevó mucho tiempo y con mucho conflicto con el personal", concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario