Secciones
Antonio Bonfatti

Juró Miguel Lifschitz como diputado y ya hay algunos movimientos políticos

El gobernador saliente fue electo por sus pares como presidente de la Cámara de Diputados. Prometió contribuir al buen gobierno y celebró el ingreso de más jóvenes y mujeres al cuerpo legislativo. Cambiemos, la segunda minoría, no reclamó la segunda vicepresidencia

Jueves 05 de Diciembre de 2019

El gobernador saliente, Miguel Lifschitz, juró como diputado provincial y fue electo por sus pares como presidente del cuerpo. En su discurso, Lifschitz agradeció el apoyo unánime de todos los bloques y dijo que eso significa un compromiso para trabajar en conjunto, "más allá de las diferencias políticas", y en "proyectos comunes para construir una mejor provincia de Santa Fe".

Lifschitz mencionó, también, el hecho de que por segunda vez consecutiva –la primera fue la de Antonio Bonfatti– un gobernador tiene "la enorme responsabilidad" de conducir la Cámara de Diputados de la provincia. "Seguramente una Constitución provincial que no admite reelecciones, nuestro sistema electoral o tal vez la necesidad de jerarquizar los cuerpos legislativos hizo que esto suceda por segunda vez consecutiva. Esto tiene un plus que permite incorporar a la Cámara, no solo en mi caso, si no muchos legisladores que participaron de nuestra gestión de gobierno y otros de mucha experiencia en el territorio y legislativa", argumentó.

Por otra parte, celebró que bajó notablemente la edad promedio de la Cámara en virtud de la incorporación de muchísimos legisladores jóvenes. En el mismo sentido destacó que, a pesar de que la ley de paridad no tuvo sanción definitiva en la Legislatura, la composición que se logró en la Cámara baja es prácticamente paritaria. "Esto habla de la conciencia en relación a la igualdad de género de todos los partidos, de todos los frentes. Acabamos de votar una impugnación con ese mismo criterio –en relación a que el cuerpo decidió el reemplazo de Sebastián Julierac por Cesira Arcando para que se cumpla el cupo en el bloque de Cambiemos– y creo que este es otro tema para celebrar porque no es una cuestión numérica o el logro de un objetivo o de una meta, si no también incorporar nuevas visiones al debate parlamentario", sostuvo.

· LEER MÁS: La banca de la polémica: Arcando será diputada y Julierac denunció un "complot"

Por otra parte, se comprometió a respetar la identidad de cada uno de los bloques políticos y a buscar permanentemente el diálogo y el consenso de los bloques como representaciones políticas. Luego agregó: "Pero también considerando que cada uno de los 50 diputados son una individualidad, que cada uno tiene posiciones, visiones y que no son totalmente coincidentes. Así que mi compromiso es escucharlos a todos, establecer un diálogo y un vínculo que nos permita lograr acuerdos y consensos porque ese es el objetivo de la política".

En otro tramo de su discurso se refirió a la particularidad de que habrá un gobierno del justicialismo y una Cámara de diputados con mayoría del Frente Progresista. Sin embargo, Lifschitz consideró que esa experiencia, que ya se vivió a la inversa, "permitió jerarquizar la tarea legislativa y permitió profundizar el diálogo entre el gobierno y la Legislatura y entre el gobierno y la oposición".

También reconoció que en su intento de reformar la Constitución provincial "probablemente faltó diálogo, faltó consenso, faltaron acuerdos necesarios" y se mostró dispuesto a dar ese debate "si hay voluntad política del gobierno y de la mayoría de esta Cámara".

· LEER MÁS: Cámara de diputados: 1 de cada 5 bancas será ocupada por una mujer joven

Además, dijo que desea "poder cumplir con lo que debe ser el cometido de un cuerpo legislativo que es contribuir al buen gobierno" y añadió: "Más allá del rol de oposición o de oficialismo de cada bloque nos vemos como un órgano de gobierno, uno de los tres poderes del Estado cuya obligación es tratar de cooperar con los otros dos poderes para cumplir los objetivos superiores de lograr una mejora en la calidad de vida de los santafesinos, la resolución de los problemas que nos preocupan a todos y también encontrar caminos de calidad institucional para el futuro de la provincia de Santa Fe. Cuenten conmigo para seguir haciendo grande a Santa Fe".

Por otra parte, la Cámara de Diputados rechazó las impugnaciones de José Bonacci contra los diputados electos Nicolás Mayoraz (por incompatibilidad debido a que tenía adjudicada una radio de Frecuencia Modulada), Walter Ghione, Juan Argañaraz y Natalia Armas Belavi (por ir en contra de los principios del partido Unite) y procedió a que juren. Mientras que, por otra parte, dio lugar al pedido de Cesira Arcando quien había solicitado asumir la quinta banca de Cambiemos en lugar de Sebastián Julierac Pinasco para que se cumpla con la ley de cupo femenino.

La atomización de la oposición

La elección de las autoridades de la Cámara dejó entrever lo que se podría tomar como un adelanto de algunos movimientos políticos. La vicepresidencia primera quedó en manos del PJ, en la figura de Lucila De Ponti. Mientras que la vicepresidencia segunda siempre queda para la tercera fuerza. En este punto hubo cambios notorios luego de las elecciones del 16 de junio.

El Frente de Unite por la Familia y la Vida que había conseguido seis bancas se quebró en dos bloques, uno de cuatro y otro de dos. Pero lo llamativo fue que Cambiemos, que consiguió cinco diputados, dos radicales, dos del PRO y una del partido Fe, no pujó por ese lugar. Eso hizo que el radicalismo, que tiene 11 diputados dentro del Frente Progresista y dos en Cambiemos, proponga a Jimena Senn como vicepresidenta segunda.

Además, este miércoles el radicalismo renovó sus autoridades provinciales y luego de un par de años de turbulencias y divisiones internas pudo mostrarse en unidad. Todos esos elementos abren un signo de interrogación sobre el futuro del bloque de Cambiemos. Más allá de la pertenencia de cada uno de esos diputados al Frente Progresista o a la coalición que tuvo como máximo referente al presidente Mauricio Macri, el radicalismo empezará a sentar posición como partido en algunos temas.

El resto de las fuerzas tiene a Igualdad y Participación, con dos diputados (Rubén Giustiniani y Agustina Donnet) y el bloque del Frente Social y Popular y Unidad Ciudadana, con Carlos del Frade y Damaris Pacchiotti.

Esta gran división de los 22 diputados de la oposición hace que todo parezca más simple para la conducción de la Cámara por parte de Lifschitz, que puso de su puño y letra a cada uno de los 27 diputados que lo acompañan. El resto de las autoridades de la Cámara son: Gustavo Puccini, secretario Parlamentario; Mariano Cuvertino, secretario Administrativo; y Horacio Ghirardi, subsecretario Parlamentario.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

Santa Fé

paraná

Policiales

Ovación