Santa Fe

Por los precios, los comedores solidarios redujeron a la mitad la carne y las frutas

Dan más arroz, fideos y harinas en las viandas, ya que denuncian que aumentó 70 por ciento la carne de diciembre a enero. Alertan que se suman cada vez más familias por mes para recibir la comida

Martes 26 de Enero de 2021

El encarecimiento de la carne vacuna en la Argentina fue del 74,8 por ciento desde diciembre del 2020 al mismo mes del año anterior, según un relevamiento de precios minoristas realizado por el IPCVA (Instituto de Promoción de Carne Vacuna Argentina), lo que en los últimos meses se sintió todavía más en las mesas familiares. El sector más afectado es el empobrecido, con un acceso a la alimentación que carece de productos frescos y saludables como, en este caso la carne, pero también de verduras y frutas. Realidad que reflejan desde comedores y merenderos comunitarios y solidarios en los barrios del cordón oeste, norte y zona costera de la ciudad de Santa Fe.

A la crisis económica se le sumó la emergencia sanitaria por el coronavirus y trabajos informales y changas decayeron sustancialmente durante marzo, abril y mayo del año pasado. En esa época creció casi un 40 por ciento la asistencia a comedores y merenderos de la ciudad. Con la liberación de algunas restricciones, y la demanda de trabajadores de la economía popular hacia el Estado por las partidas, se mantuvo estable hasta diciembre. Sin embargo durante enero, según señalan las organizaciones sociales a UNO Santa Fe, crece nuevamente la presencia de familias enteras que buscan asistencia alimentaria.

• LEER MÁS: Con pandemia y ola de calor 700 familias de barrio Santo Domingo no tienen agua potable

La Corriente Clasista y Combativa (CCC) tiene 22 comedores y 25 copas de leche en los barrios Arenal, San Lorenzo, Santa Rosa de Lima, Villa del Parque (es el más grande y van vecinos de Barranquitas oeste, Barranquitas sur y Villa Oculta), La Lona (en Candioti Norte sobre la vía y Luciano Torrent), Guadalupe oeste, Coronel Dorrego, Pompeya, 29 de abril, La Ranita, Cabaña Leiva, Loyola, Colastiné (en Vía muerta), y en Villa Adelina de Santo Tomé. En los comedores se hacen 4.600 raciones por semana, 18.400 raciones por mes. Sebastián Saldaña, referente del espacio señaló: "Veníamos comprando a un frigorífico, que es lo más económico, y entre la compra de diciembre y la de enero gastamos más de un 70 por ciento más. Carne para cinco semanas la habíamos pagado 120 mil pesos, y ahora nos costó 207 mil pesos".

"Le reclamamos tanto a Nación como a provincia y municipio un refuerzo excepcional. Antes hacíamos un solo menú de pollo por semana, ahora dos o tres. Y carne hicimos un solo menú al mes", dijo a UNO. Además explicó sobre productos de verdulería que si bien cuentan con papa, cebolla, zapallo y calabaza, dejaron de consumir verduras y aromáticas que dan sabor a las comidas como morrón, tomate, ajo, limón, especias y condimentos. "Fruta damos una vez al mes, la reemplazamos con gelatina. En otras ciudades eso se suple con el Banco de Alimentos, pero en Santa Fe nosotros nunca entramos", agregó Saldaña.

• LEER MÁS: Crece la demanda de familias completas en comedores y merenderos sociales de la ciudad

"Provincia ahora tiene un incremento de un 30 por ciento en enero o febrero. Y municipio pagó hasta diciembre y todavía estamos esperando que paguen enero. Nos comunicamos con la Municipalidad pero no tienen novedades de ese pago. A todos les pedimos un aumento de entre el 50 y el 60 por ciento. Además hay que tener en cuenta que en enero se sumaron familias, como en marzo, abril y mayo", indicó el referente de la CCC.

La Unión de Trabajadores de la Economía Popular (Utep) está compuesta por siete movimientos populares y nuclea a más de 1.500 trabajadores informales. Forman parte el Movimiento Popular La Dignidad, el Movimiento de Trabajadores Excluidos, la Corriente Clasista Combativa, el Movimiento de Organizaciones Barriales y el Movimiento Evita, que en conjunto tienen unidades productivas, y más de 110 merenderos y comedores que son atendidos por trabajadores comunitarios y que atienden aproximadamente a 20.000 santafesinos.

Carlos Abad, referente de la Utep, sostuvo: "La situación de ahora está en la misma línea de reclamos de todo 2020. Fue un año excepcional por la pandemia pero también por la visibilidad que obtuvimos desde la red de movimientos populares que sostenemos los barrios cotidianamente. Los comedores son el único sostén de los sectores postergados. Venimos en la discusión acerca de los aumentos correspondientes a las partidas alimentarias desde hace tiempo. En ese sentido nosotros cerramos diciembre exigiendo tanto al gobierno provincial como al municipal un aumento nominal del mismo porcentaje de inflación interanual. Estamos hablando de un 45 por ciento. Son negociaciones que aún no se han cerrado. Lo que proponen desde el Estado es que haya un aumento del 30 por ciento. Nosotros creemos que quedaría desactualizado, por supuesto".

•LEER MÁS: La carne aumentó 19,9% en diciembre y casi 75% durante 2020

"Los comedores comunitarios todos los días funcionan con carne, entonces las partidas están quedando muy atrás, incluso más que el año pasado. Repercute en la cuestión nutricional porque la olla se hace igual, pero se paga cara. Armamos las porciones con lo que tengamos a mano: alimentos secos, legumbres y salsa de tomate. No queremos discutir si se come o no, sino la calidad de la comida. En su mayoría atendemos a chicos, por eso es importante discutir con qué llenamos la olla. La carne se redujo casi a la mitad, la fruta es carísima, directamente no se puede. La situación es una cuestión a discutir urgente", sostuvo Abad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario