En vísperas de una medida de protesta

Los kiosqueros que cargan Sube "pierden plata" ante los altos costos del servicio

Un integrante de la Cámara de Kiosqueros y Almaceneros de Santa Fe se comunicó con el móvil de UNO y contó qué reclaman y proponen desde su sector

Viernes 24 de Junio de 2022

Los kiosqueros de todo el país dejarán de cargar la tarjeta Sube por 72 horas como medida de fuerza para reclamar un mayor margen de ganancia en el servicio. En medio de este clima de protesta, Ricardo Mascheroni, integrante de la Cámara de Kiosqueros y Almaceneros de Santa Fe, dialogó con el móvil de UNO y dio a conocer la solución que están proponiendo.

"Este es un reclamo histórico que ya lleva más de seis años que venimos haciendo desde la Unión de Kiosqueros de la República Argentina", arrancó explicando Mascheroni.

•LEER MÁS: Cómo cargar la Sube en la ciudad de Santa Fe

kiosqueros Sube protesta.jpg

El pedido de los kiosqueros tiene dos puntos fundamentales. Por una lado la rentabilidad y por el otro es que "el gobierno nacional ha empezado a cerrar contratos y convenios con los comercios en cadena". A raíz de esto Ricardo Mascheroni manifestó que esto provoca que las tarjetas hoy no se consigan, ya que la disponibilidad de las mismas está sujeta a las ganas de los empresarios, a las empresas monopólicas, tanto como supermercadistas como comercios de cercanía a gran escala.

Desde la Cámara de Kiosqueros y Almaceneros de Santa Fe reclaman que se abra una cuenta entre el comercio y Banco Nación o entre el comercio y los bancos provinciales para que se trabaje por medio de cuentas personales.

"Hay una empresa que está dentro de la órbita del Banco Nación que es Nación Servicios y es las que se lleva la mayor parte de la rentabilidad", contó Mascheroni y apuntó también contra las distribuidoras territoriales locales al momento de hablar de los causantes de la baja rentabilidad.

Cuando los clientes cargan la Sube a los kiosqueros les queda una rentabilidad del 0,5%: "De eso tenés que descontarle que vos tenés que pagar una plataforma para poder llevar adelante el servicio, tenés que pagar el rollo de papel térmico que es importado, carísimo, tenés que pagar el alquiler del posnet", expresó el entrevistado sobre la gran cantidad de gastos que demanda otorgar este servicio a los comerciantes.

tarjeteta sube.jpg
Imagen ilustrativa

Imagen ilustrativa

Y aclaró: "Sí vos no tenés un gran flujo de personas o grandes cantidades de cargas son márgenes negativos en la mayoría de los comercios de cercanía, no es rentable". Como único punto positivo, el miembro de la Cámara de Kiosqueros y Almaceneros de Santa Fe manifestó que cargar la Sube los posiciona ante la vista de la gente.

Ricardo Mascheroni pidió también que la tarjeta tenga un margen digno, un precio uniforme en todo en país y que sea accesible para todos los comercios de cercanía.

•LEER MÁS: Cómo consultar por WhatsApp el saldo de la Sube

El tema de cobrar un adicional al cliente cuando se le brinda el servicio fue descripto por Mascheroni como "complejo", debido a que cargar un adicional sobre el crédito de la tarjeta estaría modificando el boleto de colectivo. "Entonces lo que nosotros planteamos es una solución de cara al futuro que no perjudique ni al comercio, ni al trabajador del comercio, ni a la mayoría de la gente que es trabajadora o estudiante", indicó el kiosquero.

Para finalizar, Ricardo Mascheroni le pidió al Estado Nacional que tome cartas en el asunto para que nadie más cobre lo que cada uno considera que es su margen y que termina perjudicando al trabajador.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario