Coronavirus en Santa Fe

Kinesiología, clave para recuperar a pacientes que padecieron coronavirus

Martín Larramendi, especialista en kinesiología cardiorrespiratoria, integrante del equipo del Cullen aseguró lo complejo que es recobrarse del coronavirus

Domingo 30 de Mayo de 2021

En el programa de La Mañana de UNO, que se emite de lunes a viernes por FM 106.3, La Radio De UNO, entrevistaron al kinesiólogo Martín Larramendi, especialista en kinesiología cardiorrespiratoria e integrante del equipo del Hospital Cullen, para que cuente cómo se aborda a un paciente que ha padecido el coronavirus.

Si bien hay muchos enfermos y algunos de ellos fallece, también hay un porcentaje muy alto que se recupera del Covid-19, y en particular la kinesiología tiene un papel importante para la vuelta a la actividad de la vida diaria. Al respecto, el profesional de la salud afirmó: "Si bien el kinesiólogo se renombra y sobre todo tiene una actuación en la terapia intensiva, yo de manera particular trabajo en el Hospital Cullen, somos un equipo de 11 kinesiólogos, para unas 60 camas o un poco más y la mayoría de los pacientes que atendemos están asistidos por una ventilación mecánica invasiva, es decir, entubados, hasta el destete de los pacientes".

LEER MÁS: Palo Oliver dijo que al salir del Covid "parecía un sobreviviente de un campo de concentración nazi"

Por otro lado, al explicar los tiempos de la realización de su terapia, Larramendi aclaró: "Desde el momento uno de la internación somos los encargados de controlar los parámetros ventilatorios, movilizarlos, aspiración de secreciones, evitar las escaras, entre otras cosas. Todo esto se hace en conjunto con el trabajo de enfermeros y del entorno médico".

Asimismo destacó: "El Covid, hoy ya está estudiado, deja muchas secuelas, a los que estuvieron internados y hasta aquellos que solo estuvieron aislados en su casa. Las secuelas son a nivel motor-muscular o cardiorrespiratorio, por lo que es importante una evaluación o chequeo kinésico para tratar de volver a las actividades de la vida diaria".

Por otra parte remarcó: "Las personas generalmente al realizar la consulta médica es por la disnea, es decir, la falta de aire sin importar la edad o la condición física en la que estuvo la persona. Muchas veces nos toca atender a una persona joven que realizaba actividad física de manera diaria y hoy camina unos pocos pasos y se agita. La otra es la taquicardia y también lo importante es la desaturación, la caída de presión arterial de oxígeno y es peligroso realizar actividades con esa cantidad de oxígeno. Por eso es necesario un pequeño entrenamiento para poder readquirirlo".

Recuperar el cuerpo pos-Covid

Cuando se le preguntó por la condición física de una persona que cursó la enfermedad el especialista expresó: "Un paciente que está internado un solo día, ya pierde masa muscular y capacidad funcional, así que imagínense cómo impacta esto en aquellos que están un mes. Además muchos terminan traqueotomizados, que es una vía aérea artificial en la tráquea y requieren durante mucho tiempo drogas sedantes y bloqueadores neuromusculares y esto no es gratis, el cuerpo lo paga teniendo polineuropatía del paciente crítico. El porcentaje que sale y que estuvo muy grave genera estas condiciones. Al principio en silla de ruedas, con incapacidad funcional, con incapacidad para deglutir y para revertirlo se debe de dar un trabajo interdisciplinario desde el día uno, en la parte nutricional, clínica médica, neumonología, kinesiología con varias sesiones al día para la parte motora y también en la parte respiratoria para el manejo de secreciones, para el trabajo de expansión pulmonar y toráxico".

Respecto a la interacción con otros profesionales médicos que asisten a los pacientes, el kinesiólogo explicó: "Más que nunca esta pandemia nos hermanó con el equipo médico porque lo que se define como rehabilitación, se trata de un trabajo interdisciplinario y si una de las patas de la silla falla, el tratamiento no es el óptimo. Hay un porcentaje de pacientes que son muy complejos y el tratamiento tarda. Es algo nuevo y se está estudiando y si bien se respetan las bases de una rehabilitación respiratoria, avalada por evidencia científica, hay que tener en cuenta el tiempo que estuvo internado, por lo menos, multiplicarlo por cuatro o cinco, para tratar en todo caso de volverlo a la actividad de la vida diaria. Realmente lleva un tiempo de planificación y pasos a seguir, sin saltarse ninguna etapa. Por ejemplo de una silla de ruedas se pasa a un andador, luego a un bastón y así sucesivamente hasta retomar la marcha".

LEER MÁS: Cómo son los tests para saber si se tuvo Covid y si la vacuna produjo anticuerpos

Cambios necesarios

Y se explayó sobre ese ítem: "Hoy en día, al tener más estudios, la sobrevida va a aumentar al igual que tendremos, como trabajadores, replantear nuestro trabajo como profesionales de la salud. Además debería cambiar el estamento de las obras sociales y reconocer los tratamientos a largo plazo, ya que la gente lo necesita o lo va a necesitar. Para aquellos que transitaron la enfermedad en casa, además de la realización de análisis de laboratorio, la parte clínica y neumonológica, también son necesarias".

Sobre la convalecencia de los pacientes Martín Larramendi expuso: "En el Hospital Cullen se está llevando a cabo un trabajo interdisciplinario que es digno de admiración en donde se pone de manifiesto la cardiología, la neumonología, la clínica médica y se hace el famoso estudio pos-Covid, que a través de evaluaciones objetivas analiza cómo está una persona hoy en día y en base a eso la decisión se deriva a kinesiólogo, siempre que se necesite. La gran mayoría, –resaltó–, independientemente de cómo y dónde transitó la enfermedad, debería hacerse el chequeo y también saber si generó o no anticuerpos".

Y por último, el profesional concluyó: "Antes de que a todos les llegue la vacuna se debería de hacer un chequeo médico, saber si generó o no anticuerpos, es lo más recomendable".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario