Santa Fe

35 años de democracia: “Había mucha esperanza y una gran expectativa”

El 30 de octubre de 1983 fue elegido Raúl Alfonsín como presidente de los argentinos. Luis Changui Cáceres, referente político de aquellos años, recuerda del retorno a la vida democrática

Martes 30 de Octubre de 2018

Al igual que a nivel nacional, el 30 de octubre de 1983 se llevaron a cabo en Santa Fe las elecciones generales de la provincia. Era el comienzo de la restauración democrática en Argentina en todos los niveles de gobierno. Ese día, el país eligió a Raúl Ricardo Alfonsín como presidente y a José María Vernet como gobernador en medio de denuncias de fraude por parte de Aníbal Reinaldo, el candidato de la UCR que quedó a 16.000 votos de su contrincante.

Uno de los referentes políticos de la Unión Cívica Radical de esos años en la provincia era Luis Changui Cáceres, fundador de la Coordinadora y futuro candidato a gobernador en 1987. En el recuerdo de ese momento histórico, en diálogo con UNO Santa Fe, Cáceres recordó aquel octubre como un día de “mucha esperanza y una gran expectativa”. Algo lógico, dijo, de “una sociedad que salía de una página negra de la historia del país”.

“Que se estaba planteando ya lo que después fue el Nunca Más. Al menos, mentalmente en ese momento. Era un proceso electoral en donde nosotros planteábamos el Juicio a las Juntas y del otro lado planteaban la continuidad de la autoamnistía que se habían dado los mismos militares”, expresó.

En ese sentido, resaltó que aún no estaba consolidada la democracia en Argentina y que eran “muchas las cosas que se jugaban en esa elección”. “No solo si fulano o mengano iba a ser presidente, sino la apertura de un camino a transitar y un modelo de sociedad a construir”, enfatizó.

En su relato, Cáceres hizo hincapié en valorar lo conseguido en esos años y escapar a la descontextualización o las rápidas comparaciones de situaciones que hoy suceden con la dictadura militar del 76 al 83. En ese sentido recordó “dirigencias sindicales que en los actos estaban al lado de los militares”. “Es decir, hubo muchas cosas en una sociedad que a veces tiene una memoria frágil. Yo creo que, sobre todo en estos tiempos, donde además se confunden algunas situaciones por gente que no la vivió y leyó sobre la dictadura militar y por ahí no se da cuenta que podemos terminar en un proceso de involución. Es importante haber recuperado la democracia, y aún en coincidencia o disidencia con las políticas que eventualmente puedan tener los gobiernos de turno, la defensa de las instituciones es uno de los legados que nos dejó este proceso de 35 años que debe ser cuidado”, manifestó.

“Yo tengo grandes diferencias con el gobierno actual, pero no cometo la torpeza de decir que esto es la dictadura militar. El que plantea eso no la vivió porque lo que se está dando en el mundo es un corrimiento y no precisamente hacia el progresismo, sino hacia la derecha dura en la construcción de una sociedad que apunta a esa cuestión que se denomina neoliberalismo. Y si no entendemos eso, con lo que está pasando en Europa, con las balas que ya nos están picando cerca en la frontera argentina con lo que pasa en otros países de Latinoamérica vamos a terminar rifando aquellas cosas que a generaciones como la mía, nos costó mucho esfuerzo, mucho tiempo, mucho dolor, mucho sufrimiento poder generar”, advirtió el dirigente radical.

¿Te gustó la nota?