Santa Fe

Conflicto con Cliba: Corral despejó dudas sobre una rescisión de contrato y dijo que el servicio es normal

Se trata de una de las empresas que brinda la recoleccón de residuos y que estaba en conflicto con sus empleados

Martes 24 de Septiembre de 2019

El sistema de recolección de residuos sigue siendo motivo de polémica en Santa Fe. Esta semana, trascendió que la empresa Cliba retiró siete camiones nuevos y los envió a Buenos Aires. En su reemplazo, llegaron cinco, más antiguos y en otras condiciones.

Dicha decisión empresaria provocó la reacción de los trabajadores, quienes iniciaron asambleas informativas. Cabe recordar que una facción de los trabajadores vienen de realizar medidas de acción directa, entre ellas paros que afectaron directamente la recolección. Según los propios delegados, la empresa garantizó el pago del salario hasta diciembre de este año.

El contexto es engorroso y tiene varias interpretaciones. Por un lado el económico; las empresas a cargo (Cliba y Urbafé) le reclaman al gobierno local una deuda (que según algunas versiones) rondaría los 250 millones de pesos. Otro punto es la cuestión gremial, ya que existen diferentes facciones sindicales dentro de las compañías que suelen generar muchas veces desinformación.

•LEER MÁS: Paros, internas gremiales y deudas: el Concejo pone la lupa en la recolección de residuos

Es en este escenario que durante esta semana corrió un fuerte rumor de una posible rescisión del contrato con la empresa Cliba, algo que el propio intendente José Corral descartó.

“Cliba tiene que cumplir con sus servicios, igual que Urbafé, igual que el resto de las empresas. No hay ningún motivo de incumplimiento que justifique en los términos de contrato, ni rescisión, ni una cosa parecida”, dijo el mandatario en diálogo con la prensa.

Y continuó: “La empresa tiene que brindar su servicio y nosotros estamos controlándola día a día para que los vecinos que pagan la tasa, que cumplen con sus obligaciones, se les levante la basura como corresponde y se limpie”

Reconoció que en la empresa Cliba “hubo un cambio de equipamiento”, pero afirmó: “Lo importante es que el servicio se preste. Estamos muy cerca, controlando. Además, tenemos un sistema nuevo de control satelital de movimiento de los camiones, de manera que tengamos la certeza de que se está prestando el servicio y que ningún vecino quede sin que le junten la basura”

Y finalizó: “A nosotros lo que nos interesa es que el servicio se preste. Está hoy la cantidad de camiones y el equipamiento necesario para prestarlo y de hecho está funcionando normalmente”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario