Pandemia

Diferentes sectores de trabajadores de salud advierten sobre la situación del personal

Siprus exige un decreto para garantizar la licencia anual ordinaria. Amra advierte que no hay terapistas suficientes en el centro y norte provincial. Enfermeros reclaman el reconocimiento profesional

Miércoles 25 de Noviembre de 2020

El Sindicato de Médicos de la República Argentina (Amra) Seccional Santa Fe espera definiciones de parte del gobierno provincial ante la advertencia sobre pocos terapistas en todo el centro y norte de la provincia. Asimismo el Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (Siprus), exhortó al Ejecutivo a que inmediatamente garantice el pago de los reemplazos para poder hacer efectivo el cumplimiento de las licencias anuales ordinarias para el personal de salud. El Colegio de Enfermeros se movilizará este jueves para reclamar que se cumpla la Ley 13.968. Todos insisten en el agotamiento y cansancio del personal.

Carlos Azoge, presidente del Colegio de Enfermeros de Santa Fe, adelantó en UNO Santa Fe: "Se van a movilizar distintas organizaciones, como el Colegio de Radiólogos, Siprus y nosotros como Colegio de Enfermeros estaremos presentes. Vamos a hacer una caravana que va a llegar a la Legislatura y el reclamo es que en la ley de presupuesto se incorpore la partida para la Ley 13.968 que se sancionó y se promulgó el año pasado que incorporaba a los licenciados en enfermería en el escalafón profesional. El famoso reconocimiento profesional. Tenemos ley pero no se está haciendo efectiva, no se cumple".

"La realidad es que hay un gran agotamiento físico, mental y emocional. Hay también una decepción en cuanto a dos reclamos históricos de los enfermeros que es el reconocimiento de los profesionales con título de grado, y el reclamo del artículo 25 de nuestra ley que no se reglamentó que es que la enfermería es de alto riesgo. Básicamente hay un gran cansancio y es una decepción porque el reclamo de enfermería no está siendo escuchados. Cuando un enfermero tiene que aislarse, salir fuera del circuito laboral los reemplazos no son automáticos. Es algo que se esta viendo en varios lugares. Cuando se debe aislar por ser paciente Covid-19 positivo o ser contacto estrecho los recambios no son automáticos. No llega al otro día. Esa es una situación que puede complejizar las licencias en un futuro", relató sobre la actualidad de los trabajadores.

Y agregó: "Recursos humanos para enfermería hay, el tema es que no se da abasto para cubrir los diferentes lugares. Si el incentivo fuese otro, económico, habría enfermeros que se sentirían motivados para trabajar. Enfermeros que están en la parte privada para ir a la pública. Pero si en lo público ingresan como monotributistas, no hay incentivo. Están trabajando como monotributistas los enfermeros que no tienen trabajo en otro lado".

Por su parte, Néstor Rossi, representante de Amra aclaró que no habrá movilización este jueves ni medida de fuerzas programadas hasta que se defina en reuniones lo que han solicitado al gobierno provincial. Dijo a UNO Santa Fe: "Solicitamos mayor cantidad de recursos humanos en las terapias, terapistas o algún idóneo, que sean especialistas en terapia. Cuando el Covid-19 ingresó hace ocho meses, en marzo, reclamamos al gobierno de Santa Fe elementos de seguridad de las personas. Se comprometieron y cumplió con esos requerimientos que es fundamental porque es para protección personal y también con los elementos para poder trabajar como respiradores, equipamientos, camas".

"Cuando viene la pandemia que empezó por el sur, Rufino y Venado Tuerto hasta que llega a Rosario, hubo un cuello de botella importantísimo donde tuvieron que recurrir a inventivas y extremar medidas por sobrecarga de personal. No había tanta cantidad de médicos especialistas en terapia que no es cualquiera, es quien responde a distintas patologías (accidentes de tránsito, cirugías de alta complejidad, etc.) y aparece el Covid que tiene su mayor repercusión en la parte respiratoria. Cuando hay un paciente con estas características debe ser intubado para generar la entrada de aire por la tráquea y manejar una máquina que tiene unas especificaciones muy particulares. A eso hay que agregarle la sapiencia del especialistas en el manejo de ciertas drogas para compensar al paciente. Esto se vio desbordado en Venado Tuerto y Rosario hasta el punto de requerir profesionales de otros lugares", describió Rossi.

En esta línea apuntó: "Tanto es así que el coronavirus está subiendo hacia el norte. Ya está en la ciudad de Santa Fe hace 15 o 20 días, se instaló, todavía estamos en el pico y genera que la cantidad de personas especialistas terapistas no den abasto porque hay cada vez mas camas. La Sociedad Argentina de Terapia Intensiva por recomendaciones mundiales habla de que precisa un médico terapista especialista por cada seis pacientes. Que ese médico tiene que ser acompañado por enfermería especializada. La gente especialista en toda esta historia dice que es una enfermera cada dos pacientes. Invito a que cualquiera lo vaya a ver a cómo queda patinando la cosa. Salta la historia cuando en el hospital de Rafaela había un solo terapista para muchas camas , solicitamos con una nota al Ministerio de Salud y a Rafaela para que se pongan a tono y así fue que renunció la directora del Hospital Ferré".

"Ahora el cuello de botella está en Hospital Iturraspe, una de las terapias tiene 24 camas y después hay dos terapias alternativas más que tienen seis camas cada una. Lo que da que debería haber seis terapistas y solo tienen cuatro. Estamos pidiendo a gritos esto para que el personal sea reforzado. Estamos trabajando desde hace ocho meses, no nos corrimos de la trinchera, no pedimos licencia. Aceptamos cosas económicas que nos impuso el gobierno en negro, que el dinero no participa para la obra social ni la cobertura jubilatoria; todas estas cosas llevan a un desgaste muy importante", advirtió el representante de Amra.

Al ser consultado por el estado de los trabajadores de la salud a esta altura del año, Rossi respondió: "Al desgaste puntual de estos médicos terapistas, que están absolutamente agotados, se suma una decisión del Ministerio de Economía de imponer la incompatibilidad horaria de no poder trabajar más de 48 horas. Hay gente que se ha ofrecido a hacer 72 pero, por disposición de gobierno, se dice que eso no puede ser. Entonces se agotan los recursos, no nos dan respuesta de incorporar más gente, no usan la cabeza, no usan el cerebro, si ya pasó en Venado Tuerto y Rosario le podrían preguntar a la gente si está dispuesta a venir a trabajar acá. La gente de esas localidades, ya pensando en esa posibilidad, se podría tomar licencias para poder descansar antes, para poder rotar con la gente que en este momento ya está muy cansada".

"Se hace un trabajo en conjunto, mancomunado, con seriedad y respeto para el profesional que está poniendo el lomo. Porque una cosa es estar sentado en un escritorio y otra estar vestido con toda la ropa que tenemos que tener, con el tiempo lleva vestirse y no saber cuándo te vas a desvestir, tener las marcas en la cara de las antiparras, el barbijo, la máscara de acrílico y poder respirar. Todo con doble guante, y demás. Es muy fácil estar con aire acondicionado en una salita firmando y dando órdenes. Que el gobierno se ponga las botas, las alpargatas, lo que quieran, pero que definan lo que van a hacer y que pongan plata. Que no sean miserables. Esto pasa por plata, y no nos dan ni una caricia", concluyó.

Embed

Desde Siprus consideraron que no firmar el decreto que ponga fin a la suspensión de las licencias se debe a la apuesta de evitar la inversión estatal en el pago de los reemplazos necesarios para que quienes se desempeñan en el sistema público puedan acceder a las vacaciones. En el mapa actual, personas sometidas a un desgaste inédito, que hace ocho meses no pueden tomar siquiera licencias reconocidas por ley, tampoco pueden planificar su descanso anual. Llama la atención que tampoco se lo haga en este momento en que la situación epidemiológica es un poco más favorable para garantizar el descanso a los profesionales, señalan desde el gremio.

“Es inconcebible que luego del esfuerzo que los trabajadores de la salud vienen realizando durante la pandemia, el gobierno provincial se niegue a destinar el presupuesto para garantizar las licencias de vacaciones y se cuestione el usufructo de las mismas, que además de ser un derecho son hoy fundamentales por el desgaste físico y psíquico que el personal viene sufriendo en esta crisis sanitaria. No solo nos negaron un aumento digno de nuestros salarios sino que ni siquiera permiten nuestro descanso", apuntan desde Siprus. Se están definiendo acciones para esta semana en caso de no tener un respuesta.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario