Santa Fe

El hombre baleado en el bar Morpheus salió de terapia intensiva

Sebastián Méndez evoluciona favorablemente. Recibió un disparo el 16 de marzo y debió ser intervenido en tres oportunidades

Viernes 12 de Abril de 2019

Hace menos de un mes Sebastián Mendez ingresó al Hospital Cullen de nuestra ciudad en grave estado. Fue luego de recibir un balazo en el abdomen cuando se encontraba en el bar céntrico Morpheus, ubicado en la esquina de 4 de Enero y Bulevar.

En 48 horas, Méndez fue intervenido en tres oportunidades y debió permanecer en terapia intensiva hasta el miércoles de esta semana. Finalmente, las buenas noticias comenzaron a llegar.

Sebastián fue evolucionando favorablemente y ahora continúa con su recuperación en una sala de terapia intermedia. Ahora, el hombre de 45 años respira por sus propios medios y se alimenta por la boca.

Juan Pablo Poletti, director del Cullen, dio detalles sobre el estado de salud actual del paciente. "La evolución continuó siendo favorable. Se realizó todo un soporte de terapia intensiva, con la criticidad del caso, para ir sacándolo de ese estado crítico. Por suerte ayer se le retiró la asistencia respiratoria mecánica para que empiece a respirar por sus propios medios a través de la traqueotomía. Ya come por boca y la fístula biliar, que era la única complicación que había quedado, ya prácticamente se cerró, por lo que se decidió el pase a una terapia intermedia".

El titular del nosocomio aclaró que todavía no tiene el alta médica, "sino que ahora comienza la recuperación propiamente dicha, de lo que es su estado general. Para agarrar fuerzas, poder caminar. Todo eso es sin plazos previstos pero con una evolución. Su salida de terapia intensiva hace que estemos muy contentos".

"Se comunica, colabora, es muy buen paciente", describió Poletti en declaraciones a la emisora LT10. "Colabora con el grupo de kinesiología crítica, que es donde se le hace todos los movimientos para que los músculos que estuvieron sin funcionar todo este mes puedan empezar a activarse. Todo para que esos músculos puedan soportar el peso del cuerpo al ponerse de pie, al caminar. Recién se empezó a sentar", agregó.

Recordó que Méndez "estuvo en un estado muy crítico el comienzo, cuando ingresó al hospital por una lesión hepática muy severa, grado cuatro". Señaló que "requirió de una cirugía esa misma noche, a la mañana siguiente y otra a las 48 horas para poder ir controlando las lesiones hepáticas que presentaba".

¿Te gustó la nota?