en descenso

El río Paraná en Santa Fe se mantuvo solo un mes por encima de los dos metros

El INA pronostica un paulatino descenso del río Paraná para las próximas semanas, descendiendo hasta niveles cercanos a los 1,70 metros hacia fines de mayo.

Sábado 21 de Mayo de 2022

Luego de un escenario favorable en torno a la creciente sostenida del río Paraná en toda la cuenca, hace dos semanas que el río ha vuelto a una tendencia de bajante. Con un nivel actual de 1,92 metros frente a la costa santafesina, el Paraná descendió 58 centímetros en dos semanas y el Instituto Nacional del Agua pronostica que la bajante de las aguas se mantendría las próximas semanas.

El nivel máximo que alcanzaron las aguas del Paraná en Santa Fe durante 2022 ocurrió en el pasado 22 de abril, cuando el hidrómetro marco 2,74 m frente al puerto santafesino. Ahora, un mes después el mismo hidrómetro marca 1,92 y con tendencia descendente.

bajante setubal laguna.jpg

Entre las proyecciones realizadas por el INA, en todos los escenarios se mantiene la tendencia a la baja, aunque con distintos matices. En el escenario de mayor gravedad en la bajante, el nivel del río en Santa Fe llegaría a los 1,39 hacia el 31 de mayo, aunque el panorama más probable plantea una altura esperada en 1,73 metros sobre el 0.

Desde el organismo indican que no se registra una mejora general en la condición hidrométrica del río Paraná. Si se espera que para mediados de la primavera las condiciones normales comiencen a retornar a toda la cuenca del Paraná incluido Santa Fe, aunque dependerá del lugar donde ocurran las lluvias que sostengan una crecida como la que se dio desde comienzos de año, cuando el río estaba en los mínimos históricos por debajo del 0.

Tendencias a largo plazo

A propósito de esto, el subgerente de Alerta Hidrológico del INA, Juan Borus, sostuvo que "desde que empezó este escenario complicado siempre hemos dicho que un solo evento puede ser suficiente como para volver a la normalidad plena. Concretamente lo que sucedió es que se han sucedido lluvias en las últimas semanas de marzo, sin duda muy bienvenidas. Llovió donde la respuesta hidrológica es más rápida, que es donde reacciona mas rápidamente el suelo", manifestó Borús.

"Para mitad de primavera estimamos que podremos volver a una condición normal, en el orden de los 3,60 metros. Estamos mejor que el año pasado y vamos a continuar mejor. No esperamos un cambio brusco sino que de acá a la mitad de la primavera tengamos una evolución gradual, con oscilaciones”, concluyó el referente del INA.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario