Salud

El tratamiento kinesiológico de la bronquiolitis

El informe del Colegio de Kinesiólogos de Santa Fe

Jueves 22 de Agosto de 2019

En un primer estadio la intervención del kinesiólogo se basa en la evaluación precisa del estadio clínico de gravedad de la bronquiolitis tanto en consultorio kinésico como a domicilio según criterio médico.

En lo posible el kinesiólogo debe estar formado y que se dedique a pediatría, la cual consta de técnicas de higiene bronquial precisas.

Tener cuidado con técnicas de percusión ya que la misma ocasiona broncoespasmo, hiperemia y por consiguiente desaturación de oxígeno, lo cual el niño empeoraría y se llevaría a cabo una intervención hospitalaria.

La importancia del kinesiólogo en estos casos es evitar la obstrucción bronquial (posibles atelectasias), broncoespasmos (aerosolterapia), y mantener las vías aéreas permeable para que el niño pueda respirar con comodidad y alimentarse. Así como también es fundamental el aprendizaje de los padres en hidratación y cambios posicionales para que el niño tenga un mejor descanso.

En un segundo estadio de gravedad el kinesiólogo puede realizar con periodicidad de dos sesiones diarias, asegurando el seguimiento clínico del paciente, en el curso del cual se debe conseguir una mejora de la auscultación pulmonar y un mantenimiento o una mejora de la saturación de oxígeno. Si después de las dos primeras sesiones no se obtiene ninguna mejoría conviene remitir sin demora al médico tratante.

En un tercer estadio de suma gravedad el niño será tratado junto al conjunto interdisciplinario del hospital correspondiente.

Complicaciones:

Mayor severidad, con insuficiencia respiratoria, que obligue a ARM (Asistencia Respiratoria Mecánica). Se atribuye mayor gravedad, al adenovirus.

Reinfección, con otro agente viral o bacteriano.

Lesión pulmonar, en caso de la bronquiolitis obliterante, con secuelas a largo plazo.

Conclusión:

Tener en cuenta que la bronquiolitis no es un proceso menor y antes los primeros síntomas del niño consultar a su médico. Mantener siempre la buena hidratación y limpias las vías aéreas para que el paciente pueda respirar y comer, en caso de no poder hacerlo inmediatamente no perder el tiempo y realizar la consulta.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario