Bajante histórica

El "vado" que une el Salado con el río Santa Fe quedó completamente seco

El hilo de agua del humedal que fue escenario de la maratón Santa Fe - Coronda a orillas del puente Carretero no tiene agua, con un panorama crítico por los 53 centímetros que registra el Salado

Domingo 01 de Agosto de 2021

El famoso "vado" que circunda las aguas lindantes a Santa Fe y Santo Tomé se encuentra totalmente seco a causa de los continuos episodios de bajante sucedidos este año y durante todo 2020. El afluente del Paraná ubicado en el humedal debajo del puente Carretero comenzó a secarse a fines de 2019 y nunca pudo retomar su caudal normal y pasados dos años solo quedan pastizales y bancos de arena en el lugar.

Los registros hidrométricos marcan que el río Salado marcó 53 centímetros frente a la costa santotomesina, mientras que el Paraná registra los históricos 6 centímetros en el Puerto de Santa Fe, habiendo registrado marcas por debajo del cero días atrás.

El hilo de agua que une el río Salado con el río Santa Fe fue testigo de numerosas batallas de nadadores compitiendo en la maratón Santa Fe - Coronda, seguidos por la cantidad de embarcaciones que se convocaban para este acontecimiento deportivo y social.

bado santo tome bajante rio salado.jpg
Desembocadura del vado con el río Salado frente a la costa de Santo Tomé.

Desembocadura del vado con el río Salado frente a la costa de Santo Tomé.

UNO Santa Fe dialogó con el secretario de Servicios Públicos de la ciudad de Santo Tomé, Ricardo Méndez, quien afirmó: "El vado está totalmente seco. Pasando por el puente Carretero se nota que en el curso del vado y la vegetación ya ha empezado a ocupar su lugar. Desde la costa de Santo Tomé directamente no se ve, está tapado de maleza".

El curso de agua que circunda el humedal entre la capital santafesina y Santo Tomé tiene como particularidad que la dirección de su corriente depende directamente de la altura del Salado. Cuando el río Salado está alto corre hacia el sur y cuando está bajo corre hacia el norte, lo que beneficia o perjudica a los nadadores participantes en el multitudinario evento.

Méndez afirmó a UNO que "desde mediados de los años 60 no se veía una bajante así en el Salado". Y agregó: "Yo recuerdo que en aquella época el Salado era un curso de agua que tenía 5 metros de ancho. Ahora está quedando solo el curso propio del río Salado y los contactos que tiene cuando finaliza su curso cerca de Coronda están desapareciendo".

vado rio salado bajante santo tome.jpg
Bajante del Salado desde febrero a la actualidad a la altura de Santo Tomé.

Bajante del Salado desde febrero a la actualidad a la altura de Santo Tomé.

Al norte del puente Carretero hay una columna de energía que funciona como soporte de cables de alta tensión que a causa de la bajante su base quedó al desnudo, cuando previamente estaba unos 15 metros adentro del río. Según lo manifestó Méndez, "se derrumbó la ribera del río y la columna está al borde de caerse, lo que traerá aparejado problemas con el suministro eléctrico".

Por último no se debe dejar de nombrar la problemática que conlleva a la fauna la seca en el vado que circunda el humedal santotomesino. Esto no solo afecta al curso migratorio de los peces que habitan el sistema Saladillo - Setúbal, afectando su reproducción y supervivencia, sino también a los animales silvestres que habitan el humedal. Al desaparecer los límites naturales que enmarcaba el curso de agua estos especímenes están a un alcance cercano del accionar de los vecinos, lo que supone un riesgo añadido.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario