Santa Fe

En la ciudad de Santa Fe hay entre 70 y 100 casos de Tuberculosis por año

Esta semana cobró relevancia un caso que obligó a realizar tareas de prevención en una escuela secundaria local. La provincia lleva adelante tareas de control y prevención. Es una enfermedad que tiene 100% de tratamiento efectivo.

Miércoles 24 de Junio de 2015

La tuberculosis (TBC o TB) es una infección bacteriana contagiosa que compromete en primer lugar los pulmones, pero puede propagarse a otros órganos. La especie de bacteria causante de la tuberculosis es el bacilo de Koch. Es una de las enfermedades infecciosas más prevalentes en el mundo.Esta semana cobró notoriedad una vez más en la ciudad de Santa Fe tras conocerse un caso ocurrido en la Escuela de Educación Media Nº 256 Juan Bautista Bustos, que obligó a las autoridades del Ministerio de Salud de la provincia a desarrollar tareas de control y prevención con los compañeros de la paciente.

En diálogo con Diario UNO, Bernardo Salvadores, jefe del Programa de Control de Enfermedades Respiratorias y Tuberculosis de la provincia, aclaró, en primer lugar, que “todos los años hay entre 70 y 100 casos positivos en la ciudad de Santa Fe”, por lo cual lo llamativo de la situación antes mencionada fue solo el trabajo desarrollado en la institución educativa.

Al respecto, describió: “Tuvimos que trabajar con la escuela, hubo que controlar a los compañeros, realizar una reunión de padres en forma previa explicando qué es la tuberculosis, cómo se contagia, las medidas de prevención y que se cura, que tiene un tratamiento ciento por ciento efectivo”.

Luego de ese encuentro con los tutores de cada chico, ante las posibilidades de que se hubiera producido el contagio, se les efectuó a los alumnos de ese curso la prueba tuberculínica o de Mantoux. En los casos en los que dio positiva, se hicieron radiografías y se entregó medicamento preventivo. De todas maneras, el funcionario enfatizó que “era un solo enfermo, en los demás casos el trabajo fue preventivo”.

Con relación a los síntomas, Salvadores explicó que “se produce una tos persistente –muchas consultas médicas se producen cuando la persona lleva más de uno o dos meses de esa afección–, pérdida de peso y apetito, febrícula, sudoración. Pero aparecen todos lentamente, no como en la gripe, que se suman todos los síntomas de una sola vez”.

Sobre los que manifiestan dichos síntomas se identifican “como sintomáticos respiratorios y se les debe hacer un análisis del catarro donde si se encuentra el bacilo productor de la TB se indica el tratamiento con antibióticos específicos que son provistos en forma gratuita por el Ministerio de Salud”, indicó Salvatore.

“Una vez que se produjo el contacto con el bacilo, el 90 por ciento de las personas que tienen en buen estado sus defensas, no se enferman, eliminan el bacilo y se curan solas. En los que desarrollan la enfermedad, pueden pasar años hasta que la detectan. Por eso es importante que se conozca la forma de prevención y, si en unos años hay síntomas de estas características (en el caso de chicos de la escuela Bustos que estuvieron en contacto con la paciente), le comenten al médico este antecedente”, indicó el jefe del Programa de Control de Enfermedades Respiratorias y Tuberculosis.

En cuanto a la vacunación específica, Salvadores expresó que “la vacuna BCG no evita enfermarse, sino que previene la meningitis tuberculosa en los niños y aumenta las defensas, pero no es ciento por ciento efectiva”.Con relación a los tratamientos, sostuvo que “lo que se tiene que lograr es que el enfermo complete su curación, que tiene un tiempo de tratamiento de aproximadamente seis meses”. 

El año pasado

Durante 2014 se notificaron al Programa de Control de Enfermedades Respiratorias y Tuberculosis del Ministerio de Salud santafesino un total de 575 enfermos nuevos de tuberculosis (incluye pacientes que nunca antes realizaron tratamiento y los que habiendo realizado y terminado un tratamiento tienen una recaída). 

Con residencia en La Capital hubo 95 enfermos (tasa 17,2/100.000); en el departamento Rosario se notificaron 341 (tasa 29/100.000); en General Obligado, 29 enfermos (tasa 15/100.000); y General López con 22 enfermos (tasa de 11,3/100.000 habitantes)

El 66 por ciento (380) son enfermos con tuberculosis pulmonar con baciloscopía positiva (bacilíferos) que contagian la enfermedad; el resto son enfermos no contagiantes.

Además que la TB afecta más a los hombres que a las mujeres, el 64 por ciento son de sexo masculino, solo el 36 por ciento son mujeres. En tanto que 100 de los enfermos notificados son menores de 20 años, y 447 (78 por ciento) son personas entre 18 y 65 años de vida, es decir en etapas productivas de la vida, y 49 de los enfermos tienen TB con VIH (+) (8,5 por ciento del total).

Respecto de la tendencia en los últimos cinco años ha sido estable: en 2009, 613 enfermos (tasa 19,4) significando un descenso del 9,3 por ciento en la tasa en los cinco años (- 1,86 por ciento).

Es una enfermedad que tiene un tratamiento 100% efectivo

Este año, el Ministerio de Salud, a través del Programa de Control de Enfermedades Respiratorias y Tuberculosis, adhirió al Día Mundial de la Tuberculosis que se conmemoró el 24 de marzo. La Organización Mundial de la Salud propuso para este año el lema “Detectar, tratar y curar es la clave para lograr el fin de la TB”. La fecha hace referencia al día que el doctor Roberto Koch dio a conocer su descubrimiento del bacilo productor de la enfermedad en 1882.

Al respecto, el titular del programa provincial, Bernardo Salvadores, indicó: “Para lograr la erradicación de la tuberculosis todos tenemos que colaborar para detectar personas que puedan estar padeciendo la enfermedad que se manifiesta por tos persistente, catarro, pérdida de apetito, pérdida de peso y decaimiento”.

La tuberculosis es un problema actual de la sociedad y todos podemos padecerla. Si presenta tos y catarro que se prolonga durante más de 15 días debe concurrir al médico para realizar diagnóstico y en caso de padecer tuberculosis, hay tratamiento que si se efectúa de forma completa durante el tiempo prescripto, los enfermos pueden curarse y evitar el contagio a otras personas.

Salvadores resaltó que es fundamental que “todos los niños recién nacidos sean vacunados con la BCG antes del alta de la maternidad, para evitar una enfermedad grave que ocurre en el niño que se contagia sin estar previamente inmunizado”.

Recordó además que la mortalidad por tuberculosis se debe, generalmente, “a un diagnóstico tardío o a un tratamiento incorrectamente realizado por abandono o resistencia a los medicamentos. También influye el VIH, ya que la asociación de ambas enfermedades, genera frecuentes complicaciones”.

En este sentido, el titular del programa provincial sostuvo que el control de la tuberculosis se basa “en el diagnóstico, tratamiento temprano y completo, especialmente de los pacientes que eliminan bacilos en el catarro (bacilíferos) ya que son quienes contagian”.

¿Te gustó la nota?