Semana bajo cero

Frío en Santa Fe: recomendaciones por la calefacción a gas

El riesgo de inhalación de monóxido de carbono se intensifica en el invierno y el uso de calefactores a gas. Subrayan que el color de la llama debe ser azul

Martes 29 de Junio de 2021

Con la llegada del invierno y las temperaturas heladas a la capital santafesina, el uso de la calefacción para calentar los ambientes se vuelve una cuestión estrictamente necesaria. Pero a su vez, por imprudencia o descuido, comienzan a sucederse lamentables hechos de intoxicaciones por inhalación de monóxido de carbono en hogares que utilizan la calefacción a gas para ambientar el hogar.

Frente a esta situación, desde la asociación que nuclea a los gasistas y desde Litoral Gas ya comienzan a dictar recomendaciones para un uso seguro de las estufas. Entre las principales recomendaciones a tener en cuenta a la hora de poner en funcionamiento la calefacción a gas, de las más simples y no menos importantes es la de revisar el color de la llama.

En este sentido el gasista matriculado Jorge Cribb, quien es referente de la Asociación de Profesionales Gasistas Sanitaristas, en diálogo con La Capital indicó que “la llama de gas siempre tiene que ser azul. Cuando se ven destellos amarillos o naranja, significa que se está produciendo una mala combustión y el artefacto está produciendo una cantidad de monóxido de carbono por encima de lo calculado”.

El monóxido de carbono es una sustancia tóxica altamente peligrosa ya que no es detectable a través de los sentidos. Pero ingresa al cuerpo a través de la respiración y puede provocar dolor de cabeza, náuseas, vómitos, desmayos e incluso desencadenar consecuencias fatales, por lo que se deben seguir las recomendaciones de los especialistas.

Litoral Gas llamó a no obstruir las rejillas de ventilación

Desde Litoral Gas lanzaron este invierno la campaña #NosCuidamosJuntos. En este sentido, para que la calefacción de los hogares no se convierta en un problema, recomiendan no obstruir las rejillas de ventilación que por normas nacionales deben existir en los ambientes.

Además, desde la compañía proveedora del servicio indicaron que la población debe asegurarse que los conductos y chimeneas para evacuación de gases estén libres y bien conectados, estar atentos a la aparición de manchas negras en paredes o cielorrasos cercanos, síntoma de mal funcionamiento de los aparatos, y controlar que la llama de gas sea siempre azul.

Para el gerente de Relaciones Institucionales de la proveedora de gas, José María González, el punto más importante es “realizar una inspección anual de las instalaciones por parte de un gasista matriculado. Nosotros hablamos de una vez al año, pero hay que tener especial cuidado cuando se alquila una propiedad o se compra” para revisar no solo las instalaciones internas sino también el gabinete de medición.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario