Santa Fe

Identificaron la los dos hombres cuyos cuerpos aparecieron en contenedores

Los restos de las víctimas fueron hallados en la jornada del martes en distintos contenedores de residuos en la zona sur de la ciudad de Rosario

Miércoles 23 de Diciembre de 2020

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) confirmó las identidades de los dos hombres asesinados y descuartizados y cuyos miembros aparecieron ayer en contendedores de residuos en la zona sur de Rosario. Se trata de Jorge David Giménez de 29 años y Victor Martin Baralis de 44 años.

La novedad sobre la identidad de las víctimas implica un avance importante en la investigación que lleva adelante el fiscal Patricio Saldutti junto a la Agencia de Investigación Criminal para tratar de desentrañar este doble homicidio que conmueve a la ciudad. Las hipótesis que más firmes por el momento señalan una brutal venganza o un mensaje mafioso.

LEER MÁS: Hallaron dos cabezas y dos brazos en un contenedor de residuos en Rosario

"En horas de la noche mediante pericia de Dactiloscopia se identificó a los restos hallados ayer como Jorge David Giménez de 29 años y Victor Martin Baralis de 44 años", consignó esta mañana el MPA en un escueto comunicado de prensa.

El caso tomó trascendencia pública ayer, alrededor de las 8.30, cuando un indigente buscaba algo de valor en un contenedor de basura ubicado en Lituania al 5600, en barrio Saladillo. El terror invadió al hombre cuando se encontró dos cabezas y dos brazos que estaban envueltos con papel film. El macabro hallazgo fue informado de inmediato a la policía y se le dio intervención al fiscal Saldutti, de la Unidad de Homicidios Dolosos.

Con el correr de las horas se fueron confirmando que se estaba ante un doble homicidio con muy pocos antecedentes en Rosario. Pocas horas después de hallazgo en calle Lituania, se confirmó que más restos humano se hallaban en el interior de otro volquete para residuos en Anchorena y Pirani y unos minutos más tarde en otro en Anchorena y Castro Barros. Se trataban de dos piernas y dos brazos.

Y para cerrar el círculo macabro, poco después de las 18 los policías que rastreaban la zona para armar el rompecabezas, hallaron un torso al borde del arroyo Saladillo, detrás del frigorífico Sugarosa.

Un avance

Ahora, con los nombres de las víctimas confirmados, el fiscal Saldutti y los investigadores de la AIC podrán avanzar en la pesquisa para tratar de determinar los últimos momentos de vida de Giménez y Baralis. Por el momento, las dos hipótesis más firmes se inclinan por una brutal venganza o mensaje mafioso. Se piensa que el o los autores del doble homicidio no habrían tenido intenciones de ocultar los cuerpos, sino todo lo contrario.

De acuerdo a los primeros datos que trascendieron, los cortes de los cadáveres fueron realizados con "prolijidad" y a primera vista y por el rigor cadevérico que presentaban los restos, la hora de las muertes dataría de entre 10 y 12 horas antes del hallazgo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario