Santa Fe

Intervención en barrio Yapeyú: ¿cerraron la Seccional 7ª?

De la fachada de la comisaría retiraron el cartel, el escudo y la bandera. Los presos alojados fueron trasladados. La respuesta oficial

Lunes 29 de Octubre de 2018

En la última semana el cartel de la Comisaría Seccional 7ª de barrio Yapeyú fue retirado de la fachada del edificio. Lo mismo ocurrió con el escudo de la fuerza y las banderas. Incluso hace 10 días los 17 presos alojados en ese establecimiento fueron trasladados a la cárcel de Las Flores. Muchos vecinos se alarmaron por la situación.

Lo cierto es que estas acciones se deben a la intervención integral conjunta que anunciaron a principio de octubre el gobierno provincial, la Municipalidad de Santa Fe y el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

A partir del operativo dispuesto, el director provincial de coordinación operativa, Julio Romano, confirmó que "se decretó la inactividad de la Seccional 7ª" para llevar adelante una refuncionalización de las instalaciones donde pasará a funcionar la base de operaciones de la intervención multiagencial.

"Activamos la base de operaciones de todos los recursos policiales que están acompañando la intervención", explicó y agregó que además en el lugar se instalará el despacho del jefe de Inspección Zona 5ª, Leonardo Vitarelli, responsable del distrito noroeste.

De esta manera la "Seccional 7ª, no funciona más administrativamente ni operativamente" mientras continúe la intervención y debieron realizar una "redistribución de los recursos policiales que estaban operando en esa dependencia", indicó Romano. Confirmó entonces que territorialmente esta decisión amplía las jurisdicciones de las otras comisarías de la zona: las Subcomisarías 7ª, 18ª y 12ª.

No obstante, al edificio los vecinos podrán igualmente asistir a realizar denuncias policiales o ante el Ministerio Público de la Acusación.  "Constituimos nuevos recursos policiales para seguir con la toma de denuncias. Y trabaja articuladamente el MPA que también tendrá toma de denuncia", señaló Romano. 

"La idea es ampliar y transferir la confianza a los vecinos. Que sean parte también de esto con los datos, información y denuncias que estamos requiriendo para optimizar el efecto de esta intervención. Consideramos que, más allá de las cuestiones de seguridad, debe estar acompañado también de un efecto de pacificación, tranquilidad y confianza a los vecinos porque si intervenimos ese sector era porque había un nivel de violencia que nos preocupaba", agregó.

¿Te gustó la nota?