Santa Fe

Llegaron las máquinas y empezó el arreglo de las calles en San Lorenzo

En el marco del Plan Abre se ejecutará cordón cuneta, pavimento y desagües en casi todo el barrio. Este miércoles la empresa comenzó las tareas. También se intervendrá en la vecinal. Los vecinos aseguran que “será un gran avance para todo el sector”.

Miércoles 17 de Junio de 2015

Hace 20 días los gobiernos provincial y municipal firmaron el contrato con la empresa Coemyc SA, que resultó adjudicataria para la realización de obras de mejorado integral de San Lorenzo. Este miércoles desembarcaron las máquinas y comenzaron las demarcaciones, los movimientos de suelo y todo indica que por varios días las tareas no se detendrán. Los vecinos no salen del asombro y están seguros de que significará un gran progreso para el barrio. Las tareas comenzaron por Pasaje Galisteo  al 1.300, con las demarcaciones y la excavación de la zanja para luego concretar la obra. Esta será la primera calle donde se hará el cordón cuneta y el ripiado. De todas maneras se llevarán a cabo distintas tareas en forma simultánea.“Se hace difícil explicar con palabras lo que sentimos en este momento. Esperamos y luchamos durante mucho tiempo por estas obras, básicas y tan necesarias para el barrio. Ya conocemos a la supervisora de la provincia, y al encargado de la obra de la empresa Coemyc. Estamos enloquecidos, salimos a la calle y no lo podemos creer”, manifestó Gisela Martínez Galiano, presidenta de la vecinal San Lorenzo.

En relación a los trabajos previstos en este proyecto se pueden detallar la pavimentación, cordón cuneta y desagües pluviales en calle Entre Ríos desde Juan Díaz de Solís y Europa y todas en las perpendiculares hacia el norte hasta Amenábar. La obra incluye la continuidad del sistema de desagüe pluvial existente por medio de la ejecución de conductos de hormigón armado, bocas de tormenta, bocas de registro que complementan la obra en marcha del colector principal de calle Entre Ríos, hoy en ejecución, en el tramo comprendido entre Dr. Zavalla y Juan Díaz de Solís.

Además se intervendrá en las instalaciones de la vecinal ubicada en Amenábar 4.050 donde está prevista la construcción de un playón polideportivo en el patio de la institución, que trae aparejado también la refuncionalización de los núcleos sanitarios y la creación de un acceso público al nuevo espacio de recreación. Según la presidenta de la entidad, también se intervendrá en la fachada, en el salón y se recuperará la oficina de atención al público. Las tareas demandarán una inversión del Gobierno de la Provincia de más de 14 millones de pesos, y el plazo de ejecución según el pliego es de 4 meses. Esto se realiza en el marco del Plan Abre.

“Estamos en el ingreso  de grandes cambios con estas obras que comenzaron y con las que también comenzarán en pocos días sobre calle Solís y licitadas por el municipio, y le sumamos las obras de agua potable que se llevan a cabo  que son 1.200 metros de red, solo para nombrar algunos. Son algunos porque se vendrán más, nosotros desde la institución seguiremos adelante por lo que aún queda por hacer”, manifestó la presidenta de la vecinal.

Dejó un párrafo aparte para referirse a la intervención que se hará en la vecinal: “Tuvimos una institución cerrada por mucho tiempo, acéfala, donde no se podía gestionar nada, hoy haber logrado esto es un paso muy importante no solo para los vecinalistas sino también para la gente del barrio. Nuestra intención ahora es que se llene de chicos, no queremos ver más chicos en la calle”.

Priorizar el transporte público

Por otro lado, la semana pasada se abrieron los sobres para pavimentar Juan Díaz de Solís entre 3 de Febrero y J. J. Paso. El presupuesto oficial es de 13.249.900 pesos y el plazo es de 120 días. La obra consiste en la ejecución del pavimento de hormigón y los desagües pluviales necesarios. Por esta calle también circula el transporte público, en este caso es la línea 5, es por eso que lo que se pretende es generar un recorrido seguro no solo para los colectivos sino también para el tránsito vehicular.

De esta manera se reemplazará el pavimento existente por una calzada de hormigón. Se realizarán tareas de corrimiento de toda infraestructura que interfiera con la traza de la calzada proyectada, como así también el de los servicios subterráneos que obstaculicen la ejecución de las obras. El ancho de la calle entre cordones será de 8 metros. Acá también se harán los desagües necesarios enmarcados dentro del Plan Director de Desagües. Varios son los objetivos que persiguen estas obras. Uno de ellos es descongestionar las arterias del barrio que hoy se encuentran pavimentadas precariamente.

¿Te gustó la nota?