Santa Fe

Los vecinos quieren realzar a la avenida Facundo Zuviría

Impulsan la idea de transformar la pujante zona en un centro comercial a cielo abierto y por ello, siguen muy atentos las tramitaciones para lograr la infraestructura que haga realidad su sueño.

Jueves 06 de Junio de 2013

La avenida Facundo Zuviría se encuentra en un proceso de franca expansión comercial desde hace años. El crecimiento se genera en gran parte por las comodidades a la hora de estacionar o incluso para el tránsito peatonal, en contraposición con el abrumador microcentro santafesino, que requiere de cierta paciencia y de tiempo para efectuar una compra.

Ante este escenario, el centro comercial a cielo abierto precisa de un entorno acorde desde la infraestructura y de una planificación que acompañe desde el punto de vista urbanístico esa mayor afluencia de público.

En ese marco, este viernes se conocerán las ofertas para el concurso público para una propuesta integral de recalificación del espacio público en una cuadra testigo de ese corredor. La intención es intervenir las veredas este y oeste de la misma entre las calles Regis Martínez y Martín Zapata. El acto será en Facundo Zuviría 5.263, donde funciona el club Centro Castellano.

En diálogo con Diario UNO, Raúl Vacou, presidente de la Asociación de Comerciantes, Industriales, Profesionales y Amigos de la Avenida Facundo Zuviría, se refirió a estos trabajos y manifestó: “Nos genera las mejores ganas para seguir trabajando, porque es ir concretando utopías. Esto es producto de la sinergia de trabajar juntos entre lo público y lo privado, ya que es también un esfuerzo por parte de los comerciantes”.

“Venimos trabajando en una remodelación de la avenida para ponerla en valor, adaptarla a las nuevas modalidades comerciales de Santa Fe y brindarle mejores condiciones al cliente para que venga al centro comercial. Eso implica, por ejemplo, veredas más anchas y uniformes, unificando materiales, y mejor iluminación, que es una de las debilidades de la avenida”, explicó.

Acerca de esto último, Vacou aclaró que, a las luminarias ubicadas en las elevadas columnas del centro de la avenida, se sumarán farolas a las veredas. “Esto nos va a permitir tener mayor seguridad en el horario nocturno”, agregó.

—¿Se habilitaron nuevos comercios en la zona en los últimos meses?

—Sí, ha crecido el número de locales. En estos últimos tiempos vimos que hay viviendas que se han ido transformando en locales, producto de la demanda del sector comercial.

—¿A qué atribuyen ese crecimiento?

—El casco histórico está complicado para el tránsito vehicular y es por eso que la gente del municipio ha entendido que es necesario poner en valor otros centros comerciales, como las avenidas.

En relación al estacionamiento de quienes arriban al centro comercial de Facundo Zuviría, Vacou resaltó que la asociación se encuentra expectante ante la posibilidad de que el Concejo Municipal apruebe un proyecto ingresado para un mejor ordenamiento en la zona.

“Estamos trabajando para que se permita estacionar en ambos cordones en todas las transversales mayores que cuenten con el ancho reglamentario de ocho metros. Eso está en discusión en el Concejo y creemos que una vez aprobado habrá un acceso más fácil al sector”, destacó.

En cuanto a la importancia de contar con una cuadra testigo, Vacou manifestó que “una vez terminada, se podrán sumar obras en un plan de varias cuadras, en distintas etapas, de acuerdo a los comercios que decidan adherir a esta iniciativa y darle continuidad”.

Y concluyó: “Esta remodelación dará mejor vista para el comercio y logrará que se genere una mayor actividad económica. A partir de esa situación seguramente muchos comerciantes más se sumarán. Ver la obra terminada será un impulso para los demás”.

Habrá otras

La avenida Facundo Zuviría será la primera en ser intervenida en el marco de la Propuesta Integral de Recalificación del Espacio Público en Avenidas Comerciales, impulsado por el municipio.

La ejecución de una cuadra testigo sobre Facundo Zuviría permitirá evaluar la utilización de equipamiento y dispositivos arquitectónicos para así establecer un protocolo de intervención aplicable a mayor escala y en todos los casos. Para ello, se recurre a una serie de concursos públicos y privados (según los montos correspondientes) que abarcan los rubros de: materiales de construcción y mano de obra, solados, iluminación y arbolado.

¿Te gustó la nota?