Santa Fe

Planifican en Arroyo Leyes el primer ecobarrio de Santa Fe

Hoy se trabaja en el loteo y, mientras tanto, se hacen talleres para construcciones con adobe. Las viviendas de barro son sustentables y, además, tienen beneficios para la salud, por ejemplo, de los asmáticos.

Sábado 20 de Junio de 2015

En la comuna de Arroyo Leyes, en el kilómetro 12 de la ruta provincial Nº 1, se planifica La Comarca ELS (Eco Lodge & Spa), el primer ecobarrio que tendrá Santa Fe. La idea comenzó a gestarse hace unos años cuando los dueños de un terreno de 16 hectáreas pretendían lotearlo, pero sin perder el entorno natural.Se trata de una zona de humedales, con numerosos espejos de agua y frondosa arboleda. Es por eso que, para no competir con el lugar y mantener su virtudes, los impulsores de la iniciativa pretenden construir viviendas sustentables, utilizando como material el barro.

Para que este emprendimiento se ponga en marcha, primero se tiene que resolver la demarcación de los terrenos, dado que pretenden que no sea en forma de cuadrícula, es decir como el tradicional loteo y, al no estar establecido de esta manera, demora el proceso. Para que esto suceda se están definiendo algunas reglas estándares distintas a lo común. Es decir que hoy se está definiendo el tema inmobiliario para luego comenzar las primeras construcciones, cuya única condición que van a tener es que el material utilizado sea la tierra.

Mientras, se llevan a cabo talleres de formación y capacitación, vivenciales y prácticos para conocer la técnica de construcción con adobe. El experto Jorge Belanko fue el responsable de brindar los detalles y conocimientos pero a su vez se hizo una pequeña casa para que los interesados en este tipo de edificaciones puedan tocar y observar de cerca cómo se hace y, sobre todo, entrar en contacto con este material que a veces genera algunas dudas. Ya hay interesados en adquirir un espacio en este lugar, atraídos por el tipo de construcciones planteadas.

Características y beneficios

La arquitecta Caro Lazzarini vive en Arroyo Leyes y se construyó su casa con adobe, por lo cual es referente en este tipo de edificaciones. Hace siete años dejó su profesión –al menos en la concepción más tradicional–, decidió edificar su vivienda con barro y, desde entonces, desborda de consultas por los beneficios de esta técnica.

De esta manera retomó la actividad y comenzó a capacitarse sobre este tipo de construcciones sustentables. “Tengo una llamada por día de personas que se quieren construir su casa con tierra. Hasta hay viviendas en el marco del Procrear (el Programa de Crédito Argentino para la vivienda única)”, dijo a Diario UNO.

En la mayoría de los barrios y las localidades de la costa, como Colastiné Norte, San José del Rincón y Arroyo Leyes, ya hay unas 30 viviendas que se construyeron con tierra y ahora se suma el proyecto del ecobarrio La Comarca. “La medianera, en la ciudad es un tema que hay que tener en cuenta porque uno puede estar convencido de lo que hace, pero el vecino no y esto puede ser un problema. Es por eso que la idea, en este caso, es tener retiros. Eso solo lo permiten los terrenos grandes, son construcciones para ecobarrios o barrios privados o lugares con lotes grandes de 15 metros de frente como para dejar dos metros de retiro a los costados para que la casita de tierra no afecte al vecino”, resaltó Lazzarini.

Sobre las ventajas de estas construcciones, la arquitecta enumeró varias: “La más notable está vinculada a la salud. El barrio tiene una particularidad que se llama higroscopicidad, que es la capacidad de absorber la humedad atmosférica todo el tiempo. En un lugar con tanta humedad como Santa Fe es muy bueno porque estas casas son secas y para las personas con dificultades respiratorias es ideal. Y la otra importante para destacar es la inercia térmica, que es mantener las temperaturas apropiadas en cada época del año”.

Además, sumó el aspecto económico “porque no sale lo mismo dos camionadas de tierra que 80 bolsas de cemento”; la posibilidad de utilizar los elementos del lugar que provee la naturaleza como paja, cañas, madera y otros elementos; y la ventaja de emplear la autoconstrucción porque es muy amistosa la técnica y se trabaja con las manos.

“En definitiva tiene infinitas virtudes. También hay una cuestión que tiene que ver con la historia, con recuperar la emancipación, la libertad. Por la autoconstrucción, cualquiera puede tener una casa de tierra”, dijo la arquitecta.

Vale destacar que muchos santafesinos eligieron este tipo de construcciones para levantar sus casas en el marco del Procrear. La mayoría está ubicada en la costa.

“Tengo uno totalmente terminado y por ejemplo ahora están construyendo dos habitaciones más con la plata que les sobra del crédito. Eso demuestra la ventaja que tiene en cuanto a lo económico, no solo por los materiales sino también por la mano de obra”, detalló esta vecina de Arroyo Leyes.

Por lo pronto, el grupo de personas que trabaja para que La Comarca sea una realidad, continúa en la búsqueda de conocimientos específicos para aplicar no solo en la construcción de las viviendas sino también en la definición de una reglamentación interna para el ecobarrio.

Luciana Dall´Agata / ldallagata@uno.com.ar

¿Te gustó la nota?