Pandemia en Santa Fe

Qué variante de Covid afectó más a la ciudad en la pandemia

Un estudio de Conicet descubrió que en Santa Fe hubo un buen nivel de defensas al momento en que se registró el pico de contagios desde el inicio de la pandemia

Viernes 20 de Mayo de 2022

Un grupo multidisciplinario de científicos y profesionales realizó un estudio sobre aspectos epidemiológicos de la pandemia de Covid-19 en la ciudad de Santa Fe. Los datos indicaron que los santafesinos tenían un buen nivel de defensas al momento en que ingresó la variante ómicron, y durante la ola quienes contaban con altos niveles de anticuerpos tuvieron menos probabilidad de contagiarse y si se infectaron sus síntomas en general fueron muy leves.

Para ello se analizó el nivel de anticuerpos SARS-CoV-2 de 1.452 voluntarios entre los meses de noviembre y diciembre de 2021, y se realizó un seguimiento de 514 de ellos hasta marzo 2022, para evaluar cómo esos anticuerpos protegían a los participantes ante la llegada de la ola de ómicron.

Ómicron, en palabras de Pablo Beldoménico, investigador del Icivet Litoral (Conicet-UNL) y líder del equipo: “Es una variante con gran número de mutaciones que le confieren mayor capacidad de contagio y un escape parcial a las defensas generadas por infecciones previas o las vacunas” y agregó sobre la pandemia: ”En Santa Fe, la ola desatada luego de la llegada de ómicron fue por lejos la que registró más cantidad de casos, aunque la letalidad observada fue 10 veces menor que en las olas anteriores”.

Los datos

Las muestras se tomaron a 1.452 personas de entre tres meses a 95 años de edad, considerando variables como género, edad, diagnóstico previo de Covid-19 y esquema de vacunación de cada uno. Se trató de ciudadanos cuyas viviendas fueron sorteadas al azar, voluntarios que trabajan en institutos del Conicet y la UNL, o personas que contactaron con el equipo de investigación. De ese conjunto, el 56,9% de las muestras fueron de mujeres, y el promedio de edad de la población muestreada fue de 41 años.

Los participantes que se muestrearon después del 15 de noviembre de 2021 fueron invitados a participar en un seguimiento, para evaluar el impacto de la ola de ómicron de acuerdo al nivel de anticuerpos que tenían. Para ello, 514 de ellos contestaron un cuestionario en marzo de 2022, dando detalles de contactos estrechos, nuevas vacunas, contagios y síntomas durante el período que duró la ola (18 diciembre - 28 de febrero).

covid.jpg

Los resultados

Sobre cómo era el estado inmune de los santafesinos previo a la llegada de ómicron durante la pandemia, el equipo de investigación expresó: "Un 89% de los participantes tenían anticuerpos detectables contra Covid-19, ya sea por haberse infectado o por estar vacunados. Entre el grupo etario de mayores de 60 años, un 65% tenía niveles muy elevados".

En relación a cuál fue la causa de los niveles de anticuerpos registrados, desde Conicet se apuntó: "El nivel de anticuerpos de cada participante dependió de tres factores: 1) si tuvo previamente Covid-19 o no; 2) qué vacunas recibió; 3) cuánto tiempo pasó desde la última dosis. Los que recibieron tres dosis tuvieron niveles de anticuerpos mucho mayores que los que recibieron menos dosis".

"Comparando entre dos dosis de diferentes esquemas de vacunación, los mayores niveles de anticuerpos fueron producidos por dos dosis de Pfizer y la combinación de Sputnik V + Moderna, seguidos por dos Sputnik V o dos AstraZeneca, siendo inferiores los niveles que confirió la administración de dos Sinopharm", agregaron.

Asimismo describieron cómo influyó el esquema de vacunación y los niveles de anticuerpos en el riesgo de infección y la severidad de los síntomas durante la ola de ómicron: "Los que recibieron tres dosis de vacuna y los que recibieron la última dosis recientemente tuvieron menos riesgo de infectarse durante la ola de ómicron. Recibir una dosis vacunal durante la ola, redujo 15 veces la posibilidad de tener Covid-19. Aquellos que previamente a la llegada de ómicron tenían altos niveles de anticuerpos tuvieron 67% menos chances de padecer Covid-19 durante la ola, y los que se infectaron tuvieron síntomas más leves que los que tenían menos niveles de anticuerpos. Una dosis durante la ola también redujo la severidad de la enfermedad".

Conclusiones y recomendaciones

“Los ciudadanos de Santa Fe tenían un buen nivel de defensas al momento de llegar ómicron. Los hallazgos de este estudio sugieren que esas defensas contribuyeron a que la gravedad de la enfermedad sea muy baja, la letalidad fue de tan solo 0,15%, en comparación al 1,5% que se registraba previo a la ola". Por esto, para variantes que evaden la respuesta inmune, como ómicron, se recomienda mantener las defensas altas mediante la aplicación de dosis vacunales adicionales, en especial en situaciones de alerta por incremento del número de casos”, detalla el informe.

Finalmente, destaca el investigador: “Los datos obtenidos son relevantes a la hora de hacer un balance de los esfuerzos realizados en materia de salud pública y además nutren la base necesaria para definir los próximos pasos en este difícil contexto de pandemia que continúa presentando constantes desafíos cambiantes”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario