Ambiente

Río Paraná: el acuarismo de Brasil amenaza especies nativas

El incremento de la acuicultura en embalses de Brasil pone en peligro la biodiversidad del río Paraná y amenaza a las especies argentinas

Domingo 26 de Septiembre de 2021

Una letter publicada en enero en la revista Science señala que el cultivo de especies no nativas en embalses de Brasil, sobre el río Paraná, acarreará importantes consecuencias sociales, económicas y ecológicas si esta práctica se potencia sin la fiscalización de los órganos estatales pertinentes.

En diálogo con el programa Ahí Vamos (de 9 a 12 por FM 106.3 La Radio de UNO) Luis Espínola, doctor en Ciencias Ambientales e Investigador del Inali (Conicet - UNL), explicó que con la intención de aumentar la productividad y el desarrollo, el presidente Jair Bolsonaro le quitó los atributos de control al Ibam, la entidad que otorga los permisos de cultivo, “facilitando con menos requisitos que se haga esta práctica”.

• LEER MÁS: Bajante extraordinaria: ¿Qué pasa con los peces del Paraná?

“La acuicultura es una práctica que se viene dando hace bastante tiempo”, dijo el experto. “Acá en Argentina también hay varios proyectos de acuicultura de diferentes especies, principalmente no nativas, y hay que tener en cuenta que la introducción de especies a través de la acuicultura o de prácticas de pesca deportiva o acuarismo es la segunda causa de extinción de especies”.

rio parana biodiversidad amazonas peces fauna.jpg
Algunas de las especies introducidas en los embalses de Brasil a través de la acuicultura.

Algunas de las especies introducidas en los embalses de Brasil a través de la acuicultura.

Según el especialista, la introducción de especies exóticas afecta de diferentes maneras al río. “Dependiendo de si la especie es piscívora o herbívora, va a causar mayor o menor impacto sobre las especies nativas del río donde se introduzcan, también causando un efecto al ecosistema”.

“Teniendo en cuenta que estas especies pueden competir y desplazar las especies locales, también pueden producir una disminución importante e incluso la extinción a largo plazo”, advirtió.

¿Cómo afecta a Argentina?

Según numerosas publicaciones científicas, la acuicultura es uno de los principales vectores de introducción de especies, ya que el cultivo de peces en embalses es “difícil de controlar”. “Generalmente, a menos que estés en el medio del campo y estés trayendo agua que no sea del río, es probable que no pase nada, pero hay que tener en cuenta que estos ambientes, cuando uno practica la agricultura, está cerca de un río para tomar esa agua y el río en algún momento crece y se producen estos escapes. De por sí de los tanques redes también se producen escapes”.

El investigador explicó que existen diferentes formas de acuicultura, pero la que se utiliza en Brasil y Argentina es la de “tanques redes”. “La red es un tanque de malla cuadriculada de acero que se instala en el embalse y los peces son cultivados ahí mismo. Obviamente de esa forma tiene un menor costo que transportar el agua del río”.

“Estas especies que son introducidas en estos embalses en algún momento pueden llegar a la Argentina a través del río Paraná”, dijo Espíndola. “Eso se está viendo en la Patagonia con la introducción del salmón a principios del siglo pasado, donde ya hay informes que demuestran que la fauna nativa ha disminuido, principalmente la diversidad”.

Y alertó: “Todos estos impactos no se ven de forma inmediata sino lleva un tiempo. Como total abajo del agua no se ve lo que pasa, cuando uno se da cuenta ya es tarde”.

rio parana biodiversidad amazonas.jpg
Río Paraná. Áreas marcadas en rojo: a) embalse de Itaipú (Río Paraná) y b) embalses que se encuentran en el Río Iguazú. Gentileza del entrevistado.

Río Paraná. Áreas marcadas en rojo: a) embalse de Itaipú (Río Paraná) y b) embalses que se encuentran en el Río Iguazú. Gentileza del entrevistado.

En esta línea, el especialista recordó que en dos ocasiones, una en 2007 y otra en febrero de 2021, se pescó un tambaquí en el río Paraná, una especie parecida al pacú que se cultiva en Brasil. “Eso está indicando que pueden llegar especies como también ocurrió en 2020 y en 2018, con salmones que cruzaron todo el Atlántico y fueron pescados en el río Paraná”.

“Los salmones son especies no nativas que se escaparon de la acuicultura chilena; lo mismo ocurre con los esturiones de la acuicultura de Uruguay, que ya se han pescado varios en el río Paraná”, precisó.

Finalmente, Espínola expresó que es necesario entablar relaciones para que haya grandes medidas de control, tanto del gobierno brasileño como del gobierno argentino. Sin embargo, “teniendo en cuenta que el gobierno brasileño excluyó al órgano competidor, ya no hay un organismo que esté controlando el aumento de la acuicultura en estos reservatorios” brasileños.

• LEER MÁS: Luego de tres meses, el río Paraná volvería a medir un metro en Santa Fe

Diversos artículos científicos realizados por especialistas brasileños –además de denuncias de organizaciones sociales y ambientales–, advierten que el desarrollo de negocios empresariales en detrimento de la naturaleza y los pueblos originarios se ha incrementado durante el gobierno de Jair Bolsonaro.

Si las actuales decisiones del gobierno de Brasil se mantienen generarán daños ecológicos irremediables en la biodiversidad acuática de todos los países que integran la Cuenca del Plata.

Escuchá la nota completa acá:

AHI VAMOS 21.09.2021 LUIS ESPINOLA - CONICET - INCREMENTO ACUICULTURA.mp3

Luis Espinola, Doctor en Ciencias Ambientales e Investigador del INALI (Conicet - UNL).

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario