Unión

Unión supera a su rivales en el juego pero no en la red

El principal pecado de Unión pasa por su falta de eficacia. Desde el juego se muestra superior a sus adversarios pero no lo traduce en los resultados

Martes 23 de Febrero de 2021

En el fútbol los partidos se ganan con goles. Resulta una verdad de perogrullo pero sirve para graficar el momento que atraviesa Unión. El equipo que conduce Juan Manuel Azconzábal no tiene eficacia en el arco rival y a partir de allí se explica que jugando mejor que su rival no logra ganar. Apenas sumó dos puntos sobre seis en disputa.

Frente a Atlético Tucumán debió conformarse con un empate en el final del partido, gracias a un tiro libre que ejecutó con notable precisión Marcos Borgnino. Pero en los 90' había generado un sinfín de chances como para convertir. Y apenas pudo sumar un punto, cuando mereció de sobremanera alcanzar los tres.

Lo mismo sucedió ante Huracán, una vez más desperdició varias chances y llegó al gol a través de otro tiro libre, aunque en esta ocasión el ejecutante fue Ezequiel Cañete. Superó al rival, sobre todo en el segundo tiempo pero careció de efectividad y sumó un empate, pero claramente perdió dos puntos.

LEER MÁS: Pese a empatar, Unión perdió dos puntos ante Huracán

Ya son varios los partidos en los que esa superioridad no la traduce en la red. Hay que recordar la serie con Bahía por Copa Sudamericana. Fundamentalmente el partido que jugó en Brasil, que lo perdió cuando hizo méritos como para ganarlo. Se fue de la Sudamericana sin ser menos que su rival. Pero a esta altura pasa a ser una anécdota.

También contra Central en Rosario, donde empató, pero debió quedarse con los tres puntos. En la derrota ante Atlético Tucumán como visitante por 3-1, también desperdició muchas chances de gol, como para al menos no perder el partido. Genera mucho en ataque y convierte poco y no le generan tanto, pero cuando le llegan le marcan.

Son muchos los ejemplos en donde Unión se quedó con las manos vacías o se llevó muy poco, evidenciando una superioridad sobre el rival, al menos desde el juego. Impuso las condiciones, pero a la hora de resolver dentro de las áreas falló. Y en el fútbol eso no se perdona.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario