Unión

Bogado vuelve a estar en el radar de Madelón

El volante, quien se encuentra relegado en Huracán, es una de las prioridades del DT para reforzar el equipo de cara a un 2019 histórico.

Martes 18 de Diciembre de 2018

A diferencia de otros mercados de pases, Unión ya no solo pondrá todas sus energías en los torneos locales (Superliga y Copa Argentina), sino que por primera vez en su historia deberá prepararse también para disputar un torneo internacional, como lo es la Copa Sudamericana 2019, donde en primera instancia se cruzará con Independiente del Valle de Ecuador.

Leonardo Madelón se fue de vacaciones con la gran preocupación que generaron las cuatro derrotas en los cinco últimos partidos (las últimas tres fueron consecutivas), que llevaron al equipo de pelear por quedar como líder transitorio a estar marginado de los equipos que se clasificarán para los torneos internacionales de 2020.

Por eso su frase de "reinventar" al equipo. Está claro que en las últimas fechas modificó nombres y estructuras tácticas, aunque los resultados no aparecieron y el Tate terminó con una imagen muy desfigurada desde lo futbolístico.

De aquel equipo intenso y vertiginosos, que lastimaba con los laterales por afuera y con el despliegue y juego que le brindaban sus laterales externos, pasó a ser frágil en el fondo e irresoluto en ofensiva.

Por este motivo Madelón decidió una vez que terminó la actividad oficial de 2018 quedarse en Santa Fe para consensuar con los directivos y el manager Martín Zuccarelli los pasos a seguir en el mercado de pases.

Está claro que el equipo necesita refuerzos. En el arco se seguirá apostando por la experiencia de Nereo Fernández y el aporte que le puedan hacer al plantel los juveniles del club. En tanto habrá una cara nueva que será la de Ignacio Arce, quien pasó de ser capitán en San Martín de Tucumán a rescindir su contrato por falta de continuidad.

En tanto que en defensa, salvo que se produzca una baja muy significativa (los que podrían emigrar son Yeimar Gómez Andrade y Bruno Pittón), Madelón no pedirá refuerzos, ya que con el arribo en el mercado de pases anterior de Santiago Zurbriggen el equipo ganó en alternativas para todos los puestos del fondo.

En tanto que en el mediocampo la idea es que llegue un volante central para acoplarse a Mauro Pittón, Nelson Acevedo y Manuel De Iriondo, que terminaron en un bajo nivel, y también se buscarán volantes externos, para ser alternativas de Diego Zabala y Franco Fragapane.

Está claro que también se buscarán más opciones en ataque. El DT busca un delantero por afuera, o que se pueda mover por todo el frente de ataque, por lo que vuelve a tomar fuerza el nombre de Fabián Bordagaray, que está relegado en Defensa y Justicia.

Está claro que si se va Franco Soldano, sobre el que hay muchas expectativas de venta, se buscará un goleador, sobre el cual no haya que hacer una gran inversión y que garantice presencias, y sobre todo un poder importante en la red adversaria.

Y volviendo al mediocampo, toma fuerza una vez más el nombre de Mauro Bogado. El volante figuró en varios mercados de pases en el radar de Unión, primero cuando Frank Darío Kudelka era el entrenador y luego con el mismo Madelón.

Se trata de un volante que surgió haciendo la diferencia por la derecha, aunque a medida que fueron pasando los años se cerró al centro del mediocampo, para aportar pausa, juego y presencia en dicho sector.

Bogado surgió de Argentinos Juniors (2008/2010), pasó luego a Everton de Chile (2010) y regresó al Bicho (2010/2011). En tanto que después comenzó su aventura en San Martín de San Juan (2011/2015), desde donde llegó a Huracán (2015/2018).

En total disputó 246 encuentros en su carrera (17.160 minutos), donde en 205 cotejos fue titular, en 41 ingresó desde el banco de los relevos y en 97 fue reemplazado. Convirtió 27 goles, recibió 57 amarillas, fue expulsado una vez por doble amonestación y dos veces por roja directa.

El jugador habló con Parque Vida que se emite por FM 105.9, y a propósito de su continuidad, dijo: "Tengo que charlar con el entrenador para ver si voy a tener posibilidades de jugar. Pero también entiendo que el equipo ha tenido un muy buen semestre y los que estuvieron delante mio lo hicieron muy bien. En eso soy muy autocrítico".

Y agregó: "Tuvimos una charla con Alfaro antes que termine el torneo pero no tocamos el tema de mi continuidad. Por el momento yo tengo contrato por un año y medio más".

¿Te gustó la nota?