Unión

La obsesión de Madelón en el mercado de pases

El DT se encuentra de vacaciones, pero no deja de trabajar pensando y gestionando el armado del plantel que vivirá un histórico 2019.

Miércoles 19 de Diciembre de 2018

A pesar de haber vivido un 2018 histórico con la clasificación para disputar la Copa Sudamericana, que será la primera intervención de Unión a nivel internacional, Leonardo Madelón se quedó con una gran preocupación por las cuatro derrotas de los últimos cinco partidos, tres de ellas de manera consecutiva.

En una de las últimas conferencias de prensa, cuando se le preguntaba el por qué del mal momento y cómo pensaba recuperar a su equipo, deslizó la frase de que tenía que "reinventar" la idea futbolística.

Probó con tres, cuatro y cinco defensores, cambió el lateral por izquierda, en la mitad de la cancha subió a Bruno Pittón y Damián Martínez, cambió los volantes centrales y permanentemente rotó al acompañante de Franco Soldano, pero nunca pudo recuperar el rumbo futbolístico que lo llevó a realizar una histórica campaña en la temporada 2017/2018.

En el tramo final del 2018, el equipo perdió solvencia defensiva, Nereo Fernández no dio la seguridad a la que había acostumbrados al mundo Unión, los centrales no mostraron la química de otra etapa del tercer ciclo de Madelón, los laterales no pesaron en ataque, los volantes centrales no contuvieron, ni crearon, los volantes externos perdieron explosividad y contundencia, mientras que los delanteros estuvieron desacoplados y sin chances de gol.

Pero más allá de todas las falencias a nivel general, al entrenador le urge reforzar el mediocampo. Es que quedó claro que las alternativas no rindieron en la medida de lo esperado, y que no pudo suplir los bajos rendimientos con jugadores que ingresen desde el banco para aportarle frescura y soluciones al equipo.

Por ese motivo los primeros nombres que comenzaron a sonar con más fuerza están vinculados al mediocampo. Mauro Bogado es una obsesión que tiene el DT, mientras que Lucas Menossi de Tigre es otra de las alternativas para la rotación de los volantes centrales.

Además, Madelón insiste en contar con Maximiliano Cuadra, quien podría ser una pieza muy importante para potenciar las bandas donde Diego Zabala y Franco Fragapane son titulares indiscutidos. Al igual que en el mercado de pases anterior, Racing primero necesita sumar un jugador de sus características, aunque en esta oportunidad compite con Gimnasia de La Plata.

Otro de los nombres que no habría que descartar es a Brian Sarmietno, quien en los próximos días rescindirá su contrato con Newell's. Se trata de un jugador con perfil muy alto, que sería uno de los mejores pagos del plantel y que llega de un prolongado parate por lesión. Sin embargo, la salida de Rodrigo Gómez le podría abrir la puerta de llegada.

Algunos periodistas rosarinos manejan la información que Unión será el destino de Sarmiento, mientras que desde Buenos Aires también comienzan a manejar la misma información. Está claro que el Tate necesita refuerzos de jerarquía y calidad no solamente para disputar la Sudamericana, sino también para levantar cabeza en la Superliga.

¿Te gustó la nota?