Unión

Los antecedentes de Luis Spahn despidiendo a un DT en Unión

La dirigencia encabezada por Luis Spahn se debate en qué hacer con Juan Azconzábal, que podría dejar de ser el DT luego del partido ante Gimnasia.

Viernes 17 de Septiembre de 2021

Si por algo se caracterizó la gestión de Luis Spahn al frente de Unión es por la mesura y tranquilidad a la hora de afrontar los procesos convulsionados en cuanto a lo deportivo, ya que siempre se respaldó a los diferentes proyectos y cuando la situación no dio para más se intentó llegar a un acuerdo con el entrenador de turno. Todo esto se da por la actualidad de Juan Azconzábal, cuya imagen como DT quedó deteriorada tras la derrota ante Estudiantes.

Los dirigentes, encabezados por Luis Spahn, tienen una diferente visión sobre lo que es la actualidad de Juan Azconzábal, a quien habían respaldado tras la dura derrota ante Vélez en Liniers. Es que algunos consideran que el ciclo está acabado y que ni siquiera debería dirigir ante Gimnasia, en tanto que otros sostienen que su suerte estará ligada al partido ante Gimnasia y los menos piensan que se le debería respestar el contrato que es hasta fin de año.

LEER MÁS: ¿Qué piensan los dirigentes de Unión sobre Juan Azconzábal?

La realidad es que cuando se miran los pasos a seguir se encuentran con un mercado donde no abundan los DT de renombre que estén sin trabajo, incluso todavía hay muchos disponibles de los que compitieron con Juan Azconzábal, como Alfredo Berti y Néstor Lorenzo, entre otros.

Pero cuando se piensa en lo que decidirá Unión en cuanto a la continuidad de Juan Azconzábal no hay que dejar de ver que el club ya está transitando tiempos políticos, con lo cual se espera una decisión tajante de la dirigencia en busca de cambiar el rumbo futbolístico, cuando los desafíos deportivos parecen estar más lejos que nunca.

Sava.jpg

Y cuando se piensa en la gestión de Luis Spahn al frente del club, la que lleva más de 10 años, se encuentran solo dos antecedentes de DT que fueron destituidos de su cargo, lo que resalta que la tendencia de esta dirigencia no es la de abortar los procesos futbolísticos.

El primer antecedente es el de Facundo Sava. Esto ocurrió en el final del 2013, en la mitad de la temporada 2013/2014. El Colorado había reemplazado a Nery Pumpido, y a pesar de haber enderezado en parte el rumbo futbolístico, la producción no le alcanzó para mantener a Unión en Primera División tras la temporada 2012/2013 de Primera División.

Esto ocurrió el 9 de diciembre de 2013, cuando la dirigencia de Unión encabezada por Luis Spahn, informó sobre el DT: "La CD decidió la rescisión del contrato del entrenador Facundo Sava y se esta trabajando en el acuerdo de finalización del mismo". En esa parte de la temporada de la "B" Nacional, el equipo terminó noveno con 28 unidades y a 10 puntos de Independiente que se acomodaba tercero (último lugar de ascenso).

LEER MÁS: Unión terminó los detalles y quedó lista la nueva bandeja

Mientras que el otro antecedente de la dirigencia de Spahn echando a un DT se dio con Pablo Marini. Sucedió el jueves 22 de junio de 2017, cuando el presidente Luis Spahn ingresó a la sala de conferencias minutos después de terminar el partido ante Independiente y ratificó lo que era un secreto a voces: Pomelo dejaba de ser el técnico del equipo.

Marini.jpg

"Es inusual que esté acá post partido, es la primera vez en 8 años que pasa, viene para anunciar que tomamos la decisión de discontinuar el trabajo de Marini. Los resultados no fueron satisfactorios y dejar correr más agua bajo el puente no sería beneficioso. Vamos a intentar darle un corte a esto, darle un aire nuevo al plantel a ver si podemos lograr conseguir el objetivo de superar la fase de Copa Argentina", manifestó Luis Spahn, informando la destitución de Pablo Marini como DT de Unión.

Además el titular rojiblanco apuntó: "Los resultados no se dan. Hay que volver a trabajar con firmeza con el objetivo de estar de mitad de tabla para arriba, no hay mucho que explicar. Le doy las gracias a este cuerpo técnico pero hay que comenzar otro camino, me veo en la obligación de anunciarlo".

De esta manera, en caso que Azconzábal se aferre a su puesto como DT luego del partido que Unión dispute ante Gimnasia y la decisión sea la de abortar el proceso, habría que llegar a un acuerdo con el Vasco por los meses que le quedan de contrato (tres meses), y marcaría el antecedente de ser el tercer entrenador en ser cesanteado por esta dirigencia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario