Unión

Mucho ruido y pocas nueces

Por ahora Unión no puede concretar la llegada de los refuerzos que pretende Leonardo Madelón para afrontar la Superliga y la Copa Sudamericana

Domingo 06 de Enero de 2019

Sin dudas que el gran tema que concentra todo la atención en el mundo Unión está puesto en la polémica venta de Franco Soldano al Olympiacos de Grecia que provocó una implosión en la Comisión Directiva.

Pero más allá de esta cuestión está claro que Leonardo Madelón aguarda ansioso la llegada de los refuerzos y mucho más teniendo en cuenta que ya no contará con el goleador, ni tampoco con Rodrigo Gómez.

Sin embargo, a horas de viajar a Mar del Plata para llevar adelante la pretemporada, la realidad indica que la dirigencia está lejos de satisfacer el pedido del entrenador.

Madelón pretende dos delanteros y dos volantes de características ofensivas para tener recambio en una zona de la cancha en la que el equipo mostró un déficit importante en la parte final del 2018.

Se mencionaron distintos nombres, pero todos ellos son negociaciones complicadas de concretar y por eso la dirigencia intenta cerrar algún nombre para llevarle tranquilidad al entrenador.

Gestiones concretas existieron por Walter Bou y Maximiliano Cuadra, pero por ahora no se avanzó al respecto. Unión ofreció 300.000 dólares por el préstamo del delantero de Boca por un año y medio, pero la dirigencia xeneize no aceptó ni el monto ni la duración (quería un año).

Se dice que Gustavo Alfaro pretendía observarlo en la pretemporada, pero igualmente Boca cuenta con muchos delanteros entre ellos Darío Benedetto y Ramón Ábila.

En consecuencia, es un hecho es que Bou emigrará y por estas horas estaría manejando una oferta importante del exterior. Por otra parte, el salario que percibe en Boca es muy superior a lo que el Tate podría pagarle.

Antonio Mohamed lo quería en Huracán, pero en las últimas horas el Globo llegó a un acuerdo con Lucas Barrios, por lo cual la Panterita quedó descartado.

Cuadra es otro de los apuntados, pero Racing por el momento no lo quiere negociar. Si bien Eduardo Coudet no lo tiene en cuenta, el presidente Víctor Blanco lo quiere retener.

Por lo pronto, además de Unión que ya arregló los números del contrato con el jugador, también lo pretende Gimnasia de La Plata quien negocia con La Academia para acordar un préstamo.

En este sentido habrá que seguir esperando si Racing cambia de postura y en ese caso si acepta la oferta de Unión o la de Gimnasia. Otra gestión que asoma complicada de llegar a concretarse.

Y en sentido otro nombre que apareció en el radar de Unión es el del volante Tomás Andrade, quien retornó a River pero Marcelo Gallardo no lo tendrá en cuenta.

Unión averiguó su situación para saber si le interesaba venir a Santa Fe, pero la postura del jugador sería continuar en Brasil. En la última temporada jugó en el Atlético Mineiro quien no hizo uso de la opción de compra (3.750.000 euros).

Sin embargo, el jugador preferiría continuar en el exterior y los equipos que lo buscan son el Atlético Paranaense (campeón de la Sudamericana), Botafogo y Bahía. Además de una oferta en el país de Gimnasia de La Plata.

Así las cosas, los jugadores apuntados por el momento no ofrecieron señales positivas para llegar a Santa Fe, ya sea por cuestiones personales, como así también por la negativa de los clubes.

Y eso complica los planes de Madelón que necesita con urgencia los refuerzos ya que por la Superliga Unión visitará a River el miércoles 23 de enero en el Monumental y el miércoles 16 de enero se medirá con Boca en Mar del Plata.

¿Te gustó la nota?