Colón

Lavallén piensa en un viejo conocido para el arco sabalero

Es un hecho que Leonardo Burián se marchará del club cuando termine la temporada, por lo cual el DT ya tiene un golero apuntado para reemplazarlo.

Sábado 04 de Mayo de 2019

En la conferencia de prensa que brindó este viernes y en el diálogo que mantuvo en Sunchales, Pablo Lavallén manifestó que la semana que arrancará será clave ya que se reunirá con el presidente José Vignatti para analizar los pasos a seguir en el mercado de pases.

Es que hay una larga lista de jugadores a los cuales se les termina el contrato, y algunos de ellos no seguirán en el club, ya que vienen de protagonizar una pobre temporada que terminó con el equipo hundido en la tabla de posiciones y muy complicado en cuanto a la permanencia para la 2019/2020.

Uno de los casos emblemáticos es el de Leonardo Burián, quien llegó al club ante la salida de Alexander Domínguez, quien fue comprado por Vélez. Sin embargo, como tiene un contrato firmado en dólares, la intención del arquero y de la dirigencia es llegar a un acuerdo para que rescinda su vínculo.

De esta manera, más allá que el uruguayo mantuvo un buen nivel en la última temporada, sería inminente su salida una vez que pasen los partidos de Copa Sudamericana (el 13 de mayo el Sabalero sabrá quién será su rival), que serán los últimos compromisos antes del receso.

El primer arquero que picó en punta fue César Rigamonti, quien viene de descender con Belgrano de Córdoba y fue dirigido por Lavallén en su paso por dicho club. 

También se nombró la chance de repatriar al ecuatoriano Alexander Domínguez, quien está relegado en Vélez, más allá que desde lo económico sería muy difícil de asumir por la dirigencia.

Mientras que también se tiró sobre la mesa el nombre del rosarino Jorge Broun, de gran paso por el Sabalero. Actualmente se encuentra en el Ludogorets de Bulgaria y no sería su intención volver al país en los próximos meses.

Por lo tanto comenzó a tomar fuerzas el nombre de Lucas Acosta, quien tuvo una gran aparición en Belgrano, aunque inexplicablemente perdió su lugar como titular y fue relegado por todos los entrenadores que pasaron en los últimos años. Esto se debe, según se comenta en Córdoba, a una decisión del presidente Armando Pérez.

Acosta, a quien apodan Loco, nació el 12 de marzo de 1995 (tiene 24 años) en Córdoba capital. A sus primeros pasos en el fútbol los dio en Universitario de Córdoba, donde jugó de los seis hasta los 13 años. luego pasó a Belgrano, donde se incorporó a la sexta categoría.

Debutó como profesional el 17 de septiembre de 2015 frente a Lanús, por la segunda ronda de la Copa Sudamericana 2015. Al estar relegado en Belgrano buscaría una salida, y Colón sería uno de los clubes interesados en sumarlo, ya que Lavallén lo conoce por su paso por el conjunto cordobés.

¿Te gustó la nota?